EL PAíS › RETIRAN EL NOMBRE DE MANIGLIA DEL COLEGIO DORREGO

Un acto de justicia en Morón

El hall de entrada del Colegio Manuel Dorrego de Morón era hasta ayer un cuadro de contrastes. A la izquierda del ingreso al edificio había dos placas de bronce, una de ellas para recordar a los alumnos y profesores desaparecidos en la dictadura y la otra en homenaje a su fundador, Aníbal Rómulo Maniglia, un cómplice de la dictadura que entre 1975 y 1978 estuvo al frente del Nacional Buenos Aires, donde trabajó intensamente para “extirpar los extremismos” de la institución. Después de meses luchando contra las trabas burocráticas, el Centro de Estudiantes del Dorrego realizó un acto en el que el nombre de Maniglia fue finalmente retirado del muro.
Maniglia fue rector del Nacional de Morón entre 1964 y 1972 y en septiembre de 1975 fue nombrado al frente del Nacional Buenos Aires. Luego del golpe fue confirmado en su cargo gracias a su buena relación con el general Diego Urricarriet, quien dirigía Fabricaciones Militares y comandaba la represión en los centros clandestinos El Tolueno y Fábrica de Armas Portátiles Domingo Matheu, de Rosario.
Desde su oficina en el Buenos Aires, Maniglia fue el responsable de llevar adelante la “Operación Claridad”, un operativo represivo ideado por el Ministerio de Educación para “limpiar” el colegio que era considerado “cuna de la subversión”.
En noviembre de 2003, los miembros del centro de estudiantes del Colegio Nacional de Morón pidieron que la placa recordatoria de Maniglia fuera retirada del hall de ingreso al edificio, y desde ese momento se toparon con un mar de obstáculos.
Un año después, el Ministerio de Educación de la provincia y las autoridades de la escuela aprobaron finalmente la propuesta y la placa del ex rector cómplice pudo ser retirada, en un acto que contó con la participación de algunas Madres de Plaza de Mayo, el abogado Ricardo Monner Sans, la subsecretaria de Educación bonaerense, Delia Méndez, y que tuvo el apoyo del gobierno comunal de Martín Sabbatella.
Frente a más de 200 personas, se colocó un recordatorio de la ceremonia de ayer en el lugar del muro que quedó vacío, y los nombres de Carlos Spataro y Alberto Bello fueron agregados a la placa que recuerda a los estudiantes desaparecidos.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.