EL PAíS › MARCHA PIQUETERA HACIA LA PLAZA DE MAYO

En repudio de la represión

Los piqueteros nucleados en el Bloque Piquetero Nacional se movilizaron ayer a Plaza de Mayo en repudio de la represión que sufrió un grupo de desocupados en la provincia de Santa Cruz. La movilización comenzó a las 11 y cubrió el trayecto entre el Obelisco y la Plaza de Mayo, donde se hizo el acto de cierre. Tras los discursos, una delegación de dirigentes cruzó las vallas de la Casa Rosada y dejó un documento en la mesa de entradas. El escrito estaba dirigido al ministro del Interior, Aníbal Fernández. En la plaza, los oradores reclamaron la detención de los policías santacruceños acusados de golpear a una mujer embarazada, Karina Sauco. La denuncia asegura que la mujer perdió su embarazo como consecuencia de los golpes. Los hechos ocurrieron durante el desalojo de la planta de la empresa Oil ONS, una proveedora de Repsol ubicada en la localidad de Las Heras. El gobierno provincial se comprometió a investigar el tema.
La movilización contó también con la presencia de organismos de derechos humanos como la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, la Correpi y la Liga por los Derechos del Hombre, que se plegaron al reclamo de castigo a los policías acusados. También denunciaron que el marido de Sauco, Claudio Bustos, sufrió lesiones durante la represión que terminó con la toma de Oil ONS. El desalojo se produjo hace diez días, con una intervención combinada de policías y gendarmes. Los piqueteros reclamaban puestos de trabajo que habían sido prometidos y no llegaron a concretarse.
Los implicados eran unos sesenta desocupados, que ya habían aprobado el examen médico preocupacional. El conflicto se desencadenó porque la empresa, para incorporarlos, pedía como condición que tuvieran como mínimo dos años de residencia en la provincia. De los sesenta que habían iniciado el reclamo, veinte no cumplían con ese requisito. Ahí comenzaron los problemas. La protesta rápidamente derivó en la toma de la planta de Oil ONS, que terminó en un violento desalojo y en un pedido de captura posterior, ordenado por la Justicia, contra los piqueteros involucrados en la ocupación. Ayer, los manifestantes exigieron que se detenga a los policías que actuaron en la refriega.
Pero los miembros del Bloque Piquetero no fueron los únicos que se movilizaron para denunciar “la criminalización de la protesta social”. La Central de Trabajadores Argentinos (CTA) también ocupó la calle para protestar por este tema. Concretamente, la CTA se movilizó a la Casa de la Provincia de Jujuy para pedir que se esclarezca la muerte de Esteban Armella, militante jujeño de la central y coordinador de un comedor comunitario, que murió luego de recibir durísimos golpes en la Brigada de Investigaciones de la policía provincial. Ayer, la dirección de la CTA pidió una entrevista con Kirchner y con el ministro del Interior para exigirles su intervención directa en el asunto.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.