EL PAíS › ALVAREZ REAFIRMO LA NECESIDAD DE UNA POLICIA PORTEÑA

Los azules para la ciudad

“Este es el momento.” La impetuosa orden provino del flamante secretario de Seguridad porteño, quien ayer reafirmó la necesidad de que la Ciudad de Buenos Aires tenga fuerzas policiales a su cargo. La medida formaría parte de una reforma estructural en la que Alvarez centrará su gestión. El funcionario, cuyo reciente nombramiento fue rechazado por diversos sectores debido a su presunta responsabilidad en la masacre del Puente Pueyrredón, además resaltó la necesidad de “normalizar” la actividad de los boliches que hasta el momento está suspendida en forma preventiva. En una reunión que mantuvo el sábado con el jefe de Gobierno porteño, Aníbal Ibarra, y su jefe de Gabinete, Raúl Fernández, comenzaron a quedar plasmados los primeros lineamientos del nuevo plan de seguridad y los nuevos controles que, según enfatizó ayer el ex ministro duhaldista, se estarían implementando a partir de hoy.
“Debemos retomar una normalización, pero no podemos permitir que un local funcione y se convierta en una bomba de tiempo”, explicó Alvarez al considerar que la primera medida deberá ser la reapertura de las discotecas cuyo cierre temporario fue ordenado por el gobierno de Ibarra dos días después de la tragedia en República Cromañón. Alvarez evaluó que los complejos podrán entrar en funcionamiento rápidamente. “Hay empresarios serios que han hecho las cosas bien y tienen sus locales perfectamente en orden”, afirmó.
Haciendo referencia a una vieja intención del propio Aníbal Ibarra, Alvarez reafirmó la importancia de que la ciudad tenga policía propia. “No se puede explicar que una ciudad de las características de Buenos Aires no tenga su propia policía y bomberos”, reclamó el flamante secretario.
Para llevar a cabo el frustrado proyecto del jefe de Gobierno, se prevé la formación de una comisión interjurisdiccional, es decir integrada por autoridades del gobierno nacional y de la ciudad, que será la encargada de diseñar el plan que concrete el traspaso de la Superintendencia de Bomberos en una primera etapa y luego de la Superintendencia de Seguridad Metropolitana de la Policía Federal.
Entre las otras medidas que se estaban barajando en el gobierno porteño figuran el aumento de inspecciones en espacios públicos, como estacionamientos, cines, geriátricos y estaciones de servicio, y la conformación de una mesa de información que diseñará un “mapa de riesgo” para focalizar las medidas de inspección y control en los focos de mayor inseguridad. Además, una Comisión de Expertos será la encargada de articular la reforma para el Código de Habilitaciones al mismo tiempo que el gobierno porteño se pondría en contacto con las dependencias encargadas del área en el orden nacional para intercambiar datos. Al respecto, Alvarez señaló ayer que se estaría trabajando en la formulación de “un código más sencillo y claro”. Para ello en los próximos días se estaría pidiendo a los legisladores que presenten sus propuestas.
“El Estado tiene una responsabilidad indelegable que es la de controlar, que evidentemente no funcionó bien. Hay que trabajar sobre eso. Es momento de hacer cosas. La gravedad de lo que sucedió la podemos empeorar más si no aprendemos con lo que pasó”, agregó el ex ministro de Seguridad que consideró como prioridad del gobierno porteño reformular un sistema de seguridad en donde se distribuyan “racionalmente el personal y los medios”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.