EL PAíS › UN PROYECTO CONTAMINANTE EN MAR CHIQUITA

El basural en la reserva

Desde hace un tiempo, el partido de Mar Chiquita tiene problemas con el destino final de los residuos de su zona costera. El gobierno comunal del justicialista Jorge Paredi cree haber encontrado la solución: arrojarlos en un predio a cielo abierto dentro de la Reserva Parque Atlántico Mar Chiquita, un área que por su biodiversidad fue declarada Reserva Mundial de la Biosfera por la Unesco y está protegida por el régimen de Parques y Reservas Provinciales. Aunque la ley indica claramente que en ese espacio “no se podrá establecer un relleno sanitario”, los camiones municipales ya hicieron las cavas para instalar el basural, lo que encendió la alarma entre vecinos y organizaciones ambientalistas.
El ecosistema de Mar Chiquita tiene 168 especies de aves y es visitado por otras 38 migratorias de América del Norte y la Patagonia. Es una de las tres únicas lagunas albuferas –que se conectan directamente con el mar– del mundo y posee una riqueza única de peces de agua dulce y salada. La zona, donde también existen gran cantidad de zorros grises, carpinchos y animales que viven en los médanos, es un espacio con fuerte actividad de pesca deportiva, camping, investigación biológica y desarrollo turístico. Por todo esto, sus 26.500 hectáreas son protegidas por leyes provinciales y nacionales como Reserva de Uso Múltiple y Refugio de Vida Silvestre.
El gobierno comunal eligió siete hectáreas que se ven desde la Ruta 11 para instalar un basural, y se espera que en los próximas días el tema sea tratado en el Concejo Deliberante local por pedido del Ejecutivo, que ya comenzó los trabajos de excavación y anunció que pedirá una evaluación de impacto ambiental para avanzar hacia la habilitación del basural.
“A nadie en su sano juicio se le puede ocurrir que una reserva ecológica es el lugar apropiado para tirar basura”, señalaron a Página/12 vecinos que temen daños al ecosistema y contaminación de las napas. Por eso solicitaron un informe técnico que demostró que el proyecto es ilegal.
Elaborado por José Alberto Esain, un reconocido especialista en derecho ambiental y asesor de varios municipios provinciales, el informe señala que “el predio es inadecuado porque sobre él penden varias prohibiciones de diferentes normas. El proyecto resulta a priori, insalvablemente inviable por el predio que ha sido seleccionado.”

Informe: Alfredo Ves Losada.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.