EL PAíS › EL MINISTRO DEL INTERIOR HALAGO LA HOMILIA DE BERGOGLIO

Un pequeño gesto para la Iglesia

Aníbal Fernández dijo que la homilía del cardenal sobre la tragedia de Cromañón fue “excepcional”. También insistió en que CFK puede ser presidenta. El proyecto sobre la magistratura.

“El presidente de la Nación es el número uno, no tengo ninguna duda”, aseguró Aníbal Fernández en el armado de su propio podio de la política argentina. El ministro de Interior volvió a exhibir su chapa de incondicional al Presidente pero sorprendió a sus interlocutores cuando exaltó, nuevamente, las condición de “presidenciable” de Cristina Fernández de Kirchner, a quien señaló como el “personaje del año” y ubicó entre “los cinco políticos más importantes del país”. Fernández también calificó como “excepcional” la homilía del cardenal Jorge Bergoglio en el primer aniversario de la tragedia de Cromañón, después de los duros cruces que el Gobierno mantuvo con la Iglesia Católica a lo largo de todo 2005.

El ministro empezó el año de la misma forma que terminó el anterior: defendiendo al Gobierno y pegándole a la oposición. Pero esta vez no sólo resaltó el “liderazgo” de Kirchner sino que insistió en posicionar a la primera dama como uno de los políticos presidenciables para 2007. Después de ubicar al Presidente en la cima del podio de la política vernácula para una emisora radial, Fernández no quiso dar los nombres de los que lo siguen en el ranking porque “no les voy a hacer propaganda, que trabajen, que remen”, al tiempo que aclaró que “no necesariamente son peronistas”.

Sin embargo, sucumbió a su propia negativa de dar nombres al señalar que el personaje del año fue la senadora Cristina Fernández, porque “es uno de los cuadros políticos más importantes que dio la Argentina en los últimos 50 años”. Luego insistió que ella por ser “uno de los cinco políticos más importantes del país, ya de suyo que es presidenciable”, pero aclaró “que no la propone porque no es quién para hacerlo”.

En la misma entrevista concedida a Radio Mitre, el ministro de Interior realizó un balance del año 2005, del que destacó el pago de la deuda al Fondo Monetario Internacional, y la baja de la desocupación y la pobreza, al tiempo que en referencia a los errores prefirió dejarle a la prensa ese trabajo, aunque sostuvo que “debió haber un montón y el Gobierno tiene la obligación de corregirlo y seguir adelante”.

Pero Fernández tampoco dudó en defender el proyecto oficial para reducir la actual composición del Consejo de la Magistratura y convirtió a Hilda “Chiche”Duhalde en el blanco de sus críticas. “Yo la escucho a la mujer de (Eduardo) Duhalde hablar, y habla suelta de cuerpo, que (su ex compañero de lista, José María Díaz Bancalari) tendría que haberse presentado junto a la oposición, contra el proyecto del Ejecutivo” y agregó: “Menos mal que Bancalari le contestó diciéndole que él no se sentaba en ese cambalache, pero no tiene idea de que lo que está cuestionando es lo que promulgó su marido siendo gobernador de Buenos Aires”.

Sobre el mismo tema, desestimó las críticas de Elisa Carrió y afirmó que “no me consta” que Rafael Bielsa haya manifestado en una carta a la líder del ARI sus críticas al proyecto oficial y pidió esperar a “que llegue el momento y veamos dónde está la mano” del ex canciller. Fernández se mostró confiado en que la bancada del Frente para la Victoria se abroquelará detrás del proyecto, aunque sostuvo que “la disciplina partidaria es una estupidez, ya que por ser peronista no voto cualquier cosa”.

El ministro del Interior también se refirió al presidente de la Conferencia Episcopal. “Me pareció excepcional lo que dijo monseñor Bergoglio: nadie todavía ha llorado lo suficiente la tragedia”, destacó Fernández. Esta fue el primer elogio de un integrante del Gobierno hacia un miembro de la jerarquía eclesiástica tras un año signado por duros enfrentamientos con la cúpula de la Iglesia. Durante la homilia que pronunció ayer en la Catedral metropolitana, Bergoglio advirtió que “Buenos Aires trabaja, busca rosca, hace negocios, se preocupa por el turismo, pero no ha llorado lo suficiente esta bofetada. Buenos Aires necesita ser purificada por el llanto de esta tragedia y de tantas otras”.

Compartir: 

Twitter
 

El jefe de Gabinete y el ministro del Interior, Alberto y Aníbal Fernández, respectivamente.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.