EL PAíS › LA DIPUTADA IMPULSA UN “FRENTE DE CONDUCTAS” CON WALSH Y MURPHY

Un “Pacto de Moncloa” a lo Carrió

El frente no tendría una versión electoral. La idea genera resistencias internas. El ARI de Santa Fe ya declaró que se aliará al socialismo. En Capital quieren un frente contra la derecha.

 Por Miguel Jorquera

A fin de mes, el ARI ratificará en Mendoza la política trazada por Elisa Carrió de impulsar “alianzas de conductas” sin “encasillamientos ideológicos”, aunque las mismas no terminen en pautas programáticas comunes ni acuerdos electorales. Alianzas “pre ideológicas” que según Lilita podrían incluir figuras tan opuestas como Ricardo López Murphy y Patricia Walsh. A pesar del férreo alineamiento de la mayoría partidaria tras la postura de Carrió, en la reunión de Cuyo también se le otorgará libertad de acción a la conducción de cada provincia para delinear “sobre esa base política” sus propios acuerdos electorales, que pondrán a prueba una estrategia que ya cosechó rechazos en Santa Fe y que amenaza con dividir posiciones en un distrito clave como el porteño.

La política de alianzas parece ser el punto más conflictivo en el debate interno del ARI. La reunión del 27 y 28 de mayo en Mendoza, con Carrió a la cabeza, ratificará la política de “alianzas de conductas” que no necesariamente culminarán en frentes electorales. En definitiva, se trazará la postura de ir solos a las elecciones de 2007, aunque se dará libertad de acción a cada distrito para buscar acuerdos. La elección de la provincia cuyana para el encuentro tampoco es casual. Allí Carrió logró mostrar la “viabilidad” de su propuesta: la alianza con el conservador Partido Demócrata mendocino, que encabeza Gustavo Gutiérrez. Una alternativa que no todos los dirigentes del ARI están convencidos de alcanzar en otras provincias. Algunas de las cuales ya se rebelaron.

“La conducción del ARI de Santa Fe no me representa y yo no los represento a ellos”, admitió Carrió sobre la dirección partidaria provincial que cuestionó su estrategia aliancista y se aproxima cada vez más –contradiciendo a Lilita– a cerrar filas con el frente electoral que encabeza el socialista Hermes Binner. Sin embargo, Carrió aclaró que respetará la decisión que tomen los aristas santafesinos.

“La alianza de conductas no significa cerrar coaliciones en términos electorales, sino avanzar en la concreción de una especie de Pacto de la Moncloa para acordar políticas de Estado. Esto requiere un frente de conductas éticas que superan lo ideológico y del que sólo estarán exentos quienes participaron del saqueo al país”, explicó a Página/12 Eduardo Macaluse. El alineamiento del jefe de los diputados del ARI con la política trazada por Carrió no representaría a todos los miembros del bloque. Algunos de ellos incluso demostraron cierto malestar por la actitud de Lilita de no participar en el interrogatorio parlamentario al jefe de Gabinete, Alberto Fernández, y que ni siquiera se haya quedado en su banca toda la sesión.

Marta Maffei también defendió la postura del ARI. “La definición extra ideológica abarca a todos los sectores que defienden la institucionalidad del país contra la pretensión hegemónica del Gobierno”, dijo Maffei a Página/12. La ex dirigente docente no descartó distintos acuerdos provinciales “que serán respetados”, aunque reconoció que sería casi imposible implementarlos en Buenos Aires. “La reunión que se hizo hace poco en Morón muestra que Sabbatella, Juez y Binner se quedan a mitad de camino a la hora de confrontar con (Néstor) Kirchner. El modelo kirchnerista es fracturar a los partidos políticos y a las organizaciones sociales para lograr su cooptación”, sintetizó Maffei.

Fernando Melillo, legislador y presidente del ARI porteño, quien no irá a Mendoza “por cuestiones personales”, respaldó la postura partidaria, pero también puso reparos a la política aliancista. “Después de las últimas elecciones en Capital no podemos cometer el error estratégico de dejarle servido a la derecha la vidriera del gobierno porteño para impulsar su proyecto a nivel nacional”, argumentó Melillo ante Página/12. La destitución de Aníbal Ibarra generó diferencias entre los aristas porteños y no pocos opinan que hay que forjar “una alianza progresista” que le cierre el paso a la derecha. “Creo que esto es todavía posible, aunque no sería lo mismo si Scioli intenta representar al progresismo porteño”, insistió Melillo para marcar los límites de la posible alianza.

Compartir: 

Twitter
 

Elisa Carrió busca amplitud para su frente de conductas.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.