EL PAíS › RADIO PASILLO

Misceláneas

Barrionuevo genera problemas. Marquevich sin compañía. Rodríguez Saá pide pista. El equipo de Carrió dice seguir invicto. El apodo de Adrián Menem. Kohan ganó una batalla. Excentricidades de Juan Peirano. Cambios en Telecom. Solá y Cafiero, desencontrados. Jueces y camaristas en un asado jugoso con chistes no tan jugosos.

 Por Diego Schurman

Huelga de palos caídos
Lo suyo no se limita a Golfer’s, un exclusivo country de Pilar donde suele pasar sus fines de semana. En verdad, hace rato que busca mostrar sus destrezas con el palo y la pelotita fuera de la cancha que lo vio crecer. Por eso, el senador Luis Barrionuevo decidió anotarse en un torneo de golf en el Club San Andrés. Claro que no todos ven de buena manera la decisión de quien se asume como representante de los trabajadores gastronómicos. Entre los que repudiaron la actitud del político figura María Susana Azzi. Se trata de la campeona de San Andrés, conocida por su 4 de hándicap y ahora también por haber renunciado al club en desacuerdo con la presencia del político.

Mejor solo...
Otro al que se le escapan los contrincantes es el juez Roberto Marquevich. El magistrado suele distraerse jugando al golf –es 15 de hándicap– en los verdes campos del Jockey Club. Pero vaya a saber por qué, quien tuvo a cargo casos resonantes (investigó a Macri y Passarella, y detuvo al dictador Jorge Rafael Videla), si no fuera por su secretario Rueda, cada vez que busca algunas otras compañías en ese exquisito y exclusivo club la tarea le resulta difícil. ¿Será porque su fuerte fue el rugby y no el golf? Seguro que no.

El Adolfódromo
El automovilismo es el segundo deporte en popularidad después del fútbol. Y, pese a ello, San Luis carece de autódromo. Qué mejor oportunidad, entonces, para sumar un tema a la campaña política. Es que el ex gobernador puntano y aspirante a la presidencia Adolfo Rodríguez Saá anunció entre sus íntimos que ya tiene visto un predio para levantar una pista de carreras de categoría. A tal punto, que hasta se animó a decir, sin ruborizarse, que en el 2004 repatriará la Fórmula 1 pero no para que las máquinas compitan en el autódromo porteño Oscar Alfredo Gálvez sino en la pista puntana aún inexistente y sin nombre pero que, algunos, con sorna, recomiendan denominar El Adolfódromo.

Así cualquiera
Hace meses estaban agrandados como la selección de Bielsa antes del Mundial. Esgrimieron como pergaminos dos triunfos: una a Crónica y otro a Veintitrés. El jueves tenían programado un desafío con el diario Hoy, de La Plata. Pero los últimos acontecimientos lo obligaron a suspenderlo. Igual que otros tantos partidos con otros tantos medios. Lo cierto es que el equipo de fútbol que representa a Elisa Carrió sigue promocionando su condición de “invicto” como si nada hubiera pasado. Y en el fondo, es verdad: nada ha pasado ya que “Los Lilitos” (los diputados Mario Cafiero, Ariel Basteiro, Eduardo Macaluse y Fabián De Nuccio, entre otros) no volvieron a jugar ni siguiera un metegol más. Así cualquiera.

Chupamiel
Los apodos no suelen referenciar las virtudes de los políticos. A Illia lo identificaban con las tortugas, por su lentitud. Mucho más acá en el tiempo, a Humberto Roggero lo siguen gastando con “hijo único”, pues cada vez que le piden plata el jefe del bloque del PJ contesta: “No tengo, hermano, no tengo”. En la última semana se conoció uno que le endilgaron al diputado y aspirante a gobernador riojano Adrián Menem. Según reproduce El Independiente, al sobrino del ex presidente Carlos Menem lo llaman “Chupamiel”, sacado de un personaje de historieta. “El indio Patoruzú tenía un hermano malo y otro era medio... tontón. ¿Se acuerdan de Chupamiel? Bueno ahí lo tienen al Adriancito, en las gateras, con el tarro de miel con el dedo metido y chupando las mieles del poder”, explicó al diario riojano el dirigente combativo Normando “Piojo” Ocampo.

Imagen y semejanza
No está en el poder. Y nadie sabe si volverá a estarlo. Pero la interna que se desató en el entorno de Carlos Menem para manejar la prensa fue feroz. Así, luego de varios dimes y diretes, Alberto Kohan logró apoderarse de ese cargo estratégico, imponiéndose sobre otros pesos pesado del menemismo como Eduardo Bauzá y Raúl Delgado. El entusiasmo que generaron en el entorno del ex mandatario las apariciones en los programas de Mariano Grondona, Luis Majul y Crónica TV, y a las que Kohan no fue ajeno, definió la contienda. Por eso, desde ahora el ex secretario general se ocupará de la imagen del riojano en los medios, de cara a las próximas elecciones, a través de Fernando Sereseski, su jefe de prensa histórico. Sereseski, quien se sumará al trabajo que ya venía desarrollando Jorge Raventos, será otro que buscará reconvertir a Menem en presidente. ¿Creerá en los milagros?

Se va el caimán y el faisán
Es pública la decisión del Banco Central de suspender el Banco Velox a raíz de la fuga de depósitos. Lo que pocos conocen es que uno de sus dueños, Juan Peirano, es amante de las excentricidades. En el barrio de Palermo Chico lo recuerdan ya que un día se le escapó un..... faisán. Son muchos los que tienen en la mira a este hombre, que estaría prófugo de la justicia paraguaya, y a quien se vincula con el Opus Dei. Se dice que uno de los gerentes del banco se escapó con un listado de depositantes famosos en las islas Caimán, donde el Velox tenía la propiedad de varias financieras y casas de cambio. Desde ya, hay gente nerviosa.

Hola Susana
Susana Malcorra está viviendo en carne propia eso de estar del otro lado del mostrador. La ex presidente de Telecom fue desplazada aparentemente por cómo manejó el default en la empresa, entre otros puntos. Y ahora inició una batalla legal contra sus ex defensores y ahora contrincantes: el estudio de la firma Allende & Brea. Justamente Brea se llama el nuevo presidente de Telecom que la va a reemplazar. Como si fuera poco, la consultora de su esposo, el ingeniero Bataglia, también estaría por perder la relación laboral con la compañía.

Desencuentros
Con la represión y los asesinatos del miércoles, Felipe Solá ya tenía demasiados problemas como para sumar uno nuevo. Pero el viernes por la noche, cuando ya había barajado el nombre del reemplazante de Luis Genoud, sumó uno nuevo: rastrear a Juan Pablo Cafiero. El vicejefe de Gabinete, elegido por el gobernador para asumir en el Ministerio de Seguridad, no llevaba celular y no había forma de hacerle llegar la propuesta. Tampoco lo encontraron en su casa. Tanto se demoró el contacto que finalmente la reunión “formal” entre ambos recién se produjo ayer. Ahí sí Cafiero no tardó ni diez segundos en dar el “sí” y Solá se sacó al menos uno de los problemas de encima.

Se mudó tribunales
Cada uno de los magistrados y camaristas llevó una botellita de vino. Otros fueron más generosos, y acercaron carne y chivito. No pasaron desapercibidos. Sobre la calle Independencia eran tantos los autos que debieron solicitar un policía de la Seccional 18ª para cuidarlos. Ese jueves a la noche festejaba su cumpleaños un estimado periodista acreditado en Tribunales. Por allí pasaron a saludarlo, y degustar la comida, Luis Zelaya, Ricardo Farías, María Romilda Servini de Cubría, Roberto Marquevich, Martín Silva Garretón, Carlos Wiater, Ameghino Escobar Sarabia, entre tantos otros. Pero el que dio la nota fue Julio Cruciani con un chiste un poco pasado de moda, pero siempre efectista. “El dueño de esta casa estuvo jodido del hígado porque comió huevo. Por suerte no comió hígado”, dijo, riéndose.

Compartir: 

Twitter

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.