EL PAíS

La represión llegó a 20 cuadras, hasta Gerli

El radio de los ataques policiales fue de 20 cuadras. Siguen llegando heridos asustados. Hoy la Verón presenta más testigos presenciales. El miércoles habrá marcha de repudio con la CTA.

 Por Laura Vales

La represión en Avellaneda se extendió en un radio de más de 20 cuadras del Puente Pueyrredón. Hacia el sur, se acercó al límite de Avellaneda con Lanús, hasta la estación de Gerli. Hacia el este, abarcó por lo menos siete cuadras por la avenida Mitre y sus calles paralelas. En ambas direcciones, tanto al sur como al este, hubo heridos con municiones de plomo y de goma. Tres manifestantes estuvieron presos en la comisaría segunda de Lanús, lo cual indica que la persecución continuó también dentro de ese distrito. La dimensión del operativo de represión contra los piqueteros se va documentando con el correr de las horas, a medida que al material fotográfico y las filmaciones se agregan los testimonios de víctimas y testigos. Tres de ellos responsabilizaron ante la Justicia al comisario Alfredo Franchiotti por la muerte de Darío Santillán.
Isidro Benítez, integrante de la Coordinadora Aníbal Verón, dijo ayer que vio cómo el comisario disparaba a Santillán en la estación de trenes de Avellaneda. El piquetero estaba dentro de la estación cuando ocurrió el asesinato y ofreció un relato detallado de lo ocurrido. Su relato es concordante con lo que declararon el fotógrafo Sergio Kowalewski y el pasajero Alejandro García Carabajal.
Los abogados de la Correpi (Coordinadora contra la Represión Policial) y la Liga Argentina por los Derechos del Hombre aseguraban ayer que con las pruebas reunidas hasta el momento es posible reconstruir las secuencias de los dos asesinatos, y que ellas demostrarán la participación en los hechos tanto de las fuerzas policiales como de la Prefectura.
Para los letrados, el paso siguiente es reunir todas las pruebas existentes de que mientras el comisario Franchiotti y sus subordinados ingresaban a los tiros en la estación de trenes, otros policías en otros puntos de Avellaneda disparaban contra otros piqueteros.
“Queremos desarmar la teoría de que las muertes respondieron a una calentura del comisario Franchiotti, por el altercado con desocupados de la Aníbal Verón, y demostrar que hubo órdenes de más arriba”, indicó el abogado Sergio Smietniansky.
Página/12 ya anticipó muchos de esos testimonios. Es posible que en la semana surjan más, ya que hay víctimas de la represión que recién ahora están perdiendo el miedo. Al hospital Fiorito, que recibió a la mayor parte de los heridos, siguieron llegando baleados hasta el día viernes.
Isabel Maso es médica de ese centro de salud. Atendió los primeros casos el miércoles, y el viernes le tocó de nuevo estar en la guardia. Entre los pacientes del día entró a su consultorio una mujer con dos impactos en la espalda. La doctora ordenó que le tomaran radiografías y en ellas apareció la silueta de un perdigón en la zona del tórax, que por milagro no tocó el pulmón. “Había sido herida mientras corría por la avenida Pavón, consiguió escapar, pero por miedo a ser detenida aguantó en su casa en lugar de venir al hospital”, relató Maso a Página/12.
Muchos otros hicieron lo mismo. Los profesionales del Fiorito relatan que cuando empezaron a llegar corriendo los primeros lesionados, la dirección del hospital ordenó cerrar la puerta de entrada principal, sobre la calle Belgrano. Minutos más tarde la Policía Bonaerense se instaló en la única entrada que quedaba abierta, la de la guardia. Después se llevó detenida a una persona de adentro del hospital, donde hizo una suerte de razzia. La situación llegó a ser tan caótica que el jefe de cirugía tuvo que salir a la puerta de la guardia para pedir a través de los medios que alguien sacara a la policía y llamara a un fiscal.
La Coordinadora Aníbal Verón ofrecerá hoy a las doce del mediodía una conferencia de prensa en la sede la Correpi, Corrientes 1785, en la que cinco testigos reconstruirán las secuencias de los asesinatos de Kosteki y Santillán.
Cuatro horas más tarde, a las 16, integrantes del Bloque Nacional Piquetero, Barrios de Pie y el Movimiento Independiente de Jubilados yDesocupados de Raúl Castells realizarán otra rueda de prensa en la estación de Avellaneda.
La Aníbal Verón decidió participar, esta tarde, en la reunión de la multisectorial que prepara una marcha a Plaza de Mayo el 3 de julio en repudio contra el hambre, la represión y el autoritarismo. El encuentro se realizará en Casa Nazareth, con representantes de la CTA, la Corriente Clasista y Combativa, partidos políticos, sindicatos, asambleas y sectores religiosos y organismos de derechos humanos. Voceros de los piqueteros dijeron que les parece “central” que el rechazo a la represión se convierta en una causa común y tenga la mayor masividad posible. Tras la marcha del miércoles, la multisectorial participará de la jornada del 9 de Julio convocada por las asambleas barriales y el Bloque Nacional Piquetero.

Compartir: 

Twitter

Un amigo de Santillán contó cómo Franchiotti le disparaba a matar.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.