EL PAíS › TELERMAN ECHO A SU MINISTRO POR EL RECHAZO LEGISLATIVO AL PRESUPUESTO 2007

Adiós para Nielsen, en default político

El Presupuesto, con déficit y endeudamiento, no tenía apoyo en la Legislatura. Jorge Telerman negoció cambios. Su ministro de Hacienda no estuvo de acuerdo. Y fue despedido. “Es una fantochada”, afirmó despechado. “El Presupuesto era inviable políticamente”, respondieron los telermistas. Sergio Beros, el reemplazante.

Jorge Telerman muestra en su gestión como jefe de Gobierno de Buenos Aires que le gusta ofrecer un perfil de excéntrico, jugando con los límites de la política a través de alianzas personales diversas. Pero ayer “la política” le puso límites a él: el Presupuesto de la Ciudad tal como lo había enviado a la Legislatura su ministro de Hacienda, Guillermo Nielsen, y avalado por él, no iba a ser aprobado. Habría sido la primera vez que una administración de la Ciudad Autónoma no hubiera podido aprobar la ley de leyes comunal. Telerman decidió, entonces, hacer dos cambios: recibir las sugerencias de las diferentes bancadas para alterar el Presupuesto y, a la vez, renunciar al autor intelectual del proyecto para evitar pagar un elevado costo político. O sea, despedir del gobierno a Nielsen, ex secretario de Finanzas en la gestión del ministro Roberto Lavagna. Decisión que también tiene su costo político.

Así terminó una jornada llena de rumores sobre el destino de Nielsen, que tuvo un final que no fue otro que su eyección de la administración. Como toda salida traumática de un gobierno, el último en enterarse fue el propio despedido. La noticia se la comunicó Telerman en un intervalo de la gala que se realizaba en el Teatro Colón. Pero Nielsen no fue el único golpeado. Este cambio abrupto –el reemplazante es el telermista secretario de Legal y Técnica, Sergio Beros– también es una fuerte derrota para Telerman. Los hombres de Nilsen dejaron su mensaje: “Este presupuesto es un plan de acción pensado por Telerman. El presupuesto lo armó y lo presentó en un hecho inédito el propio jefe de Gobierno”, apuntaron, para dejar en evidencia que el pase a retiro de Nielsen constituye una muestra de debilidad política del propio Telerman. Nielsen fue durísimo con Telerman. Dijo que quiere rediseñar el presupuesto “para ser reelecto” y que esa actitud es “una fantochada y (Telerman) cree que gobernar es recibir artistas”.

“El jefe de Gobierno le pidió esta noche la renuncia a su ministro de Hacienda ante la negativa de éste a aceptar la directiva de abrir el diálogo con todos los sectores políticos de la Legislatura para consensuar un presupuesto para la ciudad”, aclaró una alta fuente del gobierno de la ciudad. Agregó que Telerman “tomó la decisión de separar a Nielsen de sus funciones por considerar que los valores políticos y de gestión están por encima de un presupuesto que técnicamente puede resultar valioso pero políticamente inviable”.

Esa declaración tiene su origen en la reunión que había mantenido Telerman con los principales referentes de la oposición, que abrió la puerta al rediseño del presupuesto. Como Nielsen se oponía a esos cambios, empezaron a circular los rumores de renuncia. Pero a media tarde, el secretario de Prensa porteño, Oscar Feito, salió al cruce de esas versiones.

La presión sobre Nielsen se vio redoblada durante las reuniones de comisión para discutir el proyecto de Presupuesto 2007, donde el macrismo y el kirchnerismo hicieron punta en los cuestionamientos. Ayer a la mañana, Nielsen asistió –como en todas las jornadas de debate– a la reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Legislatura para escuchar la exposición del ministro de Producción, Enrique Rodríguez. En ese mismo momento, en el despacho del vicepresidente primero, el macrista Santiago de Estrada, Telerman escuchaba las observaciones que plantearon además Juan Manuel Olmos (Frente para la Victoria) y Diego Santilli (Juntos por Buenos Aires), presidente y vice de la Comisión de Presupuesto.

En ese encuentro, el jefe de Gobierno abrió el juego a la posibilidad de introducir modificaciones al presupuesto, fuertemente cuestionado por el déficit previsto de 1070 millones de pesos y el pedido de autorización para emitir deuda por 661 millones. Telerman escuchó distintas alternativas presentadas por los diputados para reducir el gasto y recalcular la recaudación y se comprometió a analizarlas con sus asesores, ya que el déficit y la emisión de deuda son los principales puntos que se objetan. Representantes de las bancadas kirchnerista, del macrismo y del ARI adelantaron que “votarán el presupuesto sin déficit y sin endeudamiento” y destacaron que “es responsabilidad del jefe de Gobierno rehacer la propuesta”. “El gobierno entiende naturalmente que las modificaciones que proponen los legisladores tienen que ser atendidas”, señaló Feito, luego del encuentro. “Déjenme ver qué se puede hacer, la semana que viene volvemos a hablar”, dijo Telerman a los legisladores, según confiaron fuentes de la Legislatura al término de la reunión.

Desde la Jefatura de Gobierno porteño salieron al cruce de las declaraciones de Nielsen y explicaron los motivos del despido. En diálogo con Página/12 afirmaron que “Telerman tiene una impronta de reuniones, consenso, diálogo, de búsqueda de acuerdos. En cambio, Nielsen nunca se adecuó a ese estilo. No es un problema técnico ni político, es una cuestión de estilos”. También precisaron que “Nielsen nunca fue un tipo del riñón de Telerman. Su gestión tuvo la virtud de ordenar e informatizar, pero no cuajó en el estilo de consenso del gobierno”. Hoy asumirá como ministro de Hacienda Sergio Beros, actual secretario de Legal y Técnica del gobierno porteño. Beros es de estrecha confianza de Telerman. En realidad fue su primer candidato a ese cargo hasta que se “iluminó” con el nombre del lavagnista Nielsen.

Compartir: 

Twitter
 

Guillermo Nielsen, cuando Jorge Telerman le tomó juramento como ministro de Hacienda. Ayer lo despidió del cargo.
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.