EL PAíS › BONADIO ORDENARIA MAS DETENCIONES

Trabajo para Interpol

El juez federal Claudio Bonadío buscará a ocho represores dentro y fuera del país. Se trata de los acusados que aún no se presentaron en la causa en la que se investiga el secuestro, tortura y asesinato de dieciocho militantes montoneros en 1980. Además, el magistrado podría ordenar nuevas detenciones.
Entre quienes se encuentran prófugos están los coroneles Jorge Luis Arias Duval y Julio César Bellene y el teniente coronel Enrique José del Pino. Este último figuraba en los archivos de los organismos de derechos humanos como el “capitán Miguel del Pino” y habría cumplido funciones como “segundo jefe del Grupo de Tareas Dos”.
Bonadío continuó ayer interrogando a algunos de los 44 acusados que ordenó arrestar el miércoles pasado y dispuso la libertad de dos de ellos. Son el coronel del Ejército Jorge Crinighan, actual director de Inteligencia para la Defensa de las Fuerzas Armadas, y el ex general de brigada Jorge Olivera Rovere. Personas ligadas a la investigación afirmaron que el juez “no encontró evidencias” sobre la responsabilidad de Crinighan y Olivera Rovere en el secuestro y desaparición de 18 militantes de la organización Montoneros que en 1980 fueron víctimas del “Operativo Murciélago”, destinado a abortar la “contraofensiva” comandada desde el exterior.
En su declaración, Olivera Rovere –que fue indultado por el ex presidente Carlos Menem– había alegado que pasó a retiro a fines de 1977, antes de que la última dictadura cometiera los delitos que se investigan en este expediente. Del descargo de Crinighan sólo trascendió que había negado tener vinculaciones “personales y funcionales con los hechos”.
“En el caso del coronel Crinighan, se dispuso su libertad porque no se ha determinado su relación con el espionaje realizado desde el exterior para capturar ilegalmente a Montoneros que regresaban al país. Respecto de Olivera Rovere, se acreditó que dejó el servicio activo en 1977”, afirmó a la agencia DyN una calificada fuente.
En esta causa Bonadío ya interrogó a alrededor de 30 represores, entre ellos al dictador Leopoldo Fortunato Galtieri, que está preso en una unidad militar. No se descarta que a partir de los testimonios de los militares, policías y ex agentes de civiles de inteligencia, el magistrado ordene nuevas detenciones.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.