EL PAíS

Marcha por la aparición de López a cuatro meses de su desaparición

Partidos de izquierda y organismos de derechos humanos se concentraron ayer en Plaza de Mayo para exigir la aparición con vida del testigo del caso Etchecolatz, Jorge Julio López.

 Por Adriana Meyer

“¡Ahora, ahora, resulta indispensable, aparición con vida, el Gobierno es responsable!”, fue el remozado cántico que más se escuchó ayer en la Plaza de Mayo, durante la movilización y el acto por los cuatro meses de la desaparición del testigo Jorge Julio López. Esta vez al reclamo por el albañil, que con su testimonio propició la condena al represor Miguel Etchecolatz, se sumó la exigencia por el esclarecimiento del caso del secuestro de otro testigo, Luis Gerez, y la condena efectiva a los genocidas de la dictadura. “La movilización es necesaria porque la respuesta del Estado es nula, para evitar la tercera desaparición de López de la agenda mediática y política, y para ver cómo nos protegemos ante los nuevos juicios que se inician este año”, advirtió Myriam Bregman, una de las abogadas de López.

Una vez más, organismos de derechos humanos, partidos de izquierda, movimientos de desocupados y estudiantiles participaron de un acto compacto, con un documento breve y conciso. El paso del tiempo y las vacaciones se notaron sólo en algunas ausencias en la cabecera de la manifestación, pero la capacidad de movilización de estos sectores se mostró casi intacta, a pesar del receso veraniego. El espacio 30 Años, Memoria, Verdad, Justicia encabezó la marcha que, como es habitual, circuló desde Congreso a Plaza de Mayo. En primera fila estuvieron Bregman, Guadalupe Godoy, Adriana Calvo, Nilda Eloy, Juan Carlos Giordano, María Damasseno, Marcelo Ramal, Christian Castillo y José Montes, entre otros. Poco antes de las 20 se produjo la desconcentración, algo apurada por los oscuros nubarrones.

“El problema es la naturalización de la violencia como práctica política. El muerto de Punta Lara, el desaparecido López y el liberado Gerez en conjunto son el muestrario de las prácticas represivas”, alertó Godoy, otra de las abogadas del testigo. Mientras marchaba, la letrada destacó que en el expediente judicial no aparece ninguna actuación de la SIDE. “Si actuaron no lo hicieron de manera oficial”, agregó.

Mientras los manifestantes coreaban “paro general, aparición con vida, asamblea nacional”, un par de turistas que los veían pasar preguntaban en inglés si era peligroso quedarse a presenciar la protesta.

Nilda Eloy –de la Asociación de ex Detenidos-Desaparecidos, testigo junto a López contra Etchecolatz y sobreviviente de los centros clandestinos del denominado “circuito Camps”– expresó que la investigación de la desaparición de López “comenzó tres meses y medio después de ocurrido el hecho”, en alusión a que recién a fin del año pasado la causa pasó a la Justicia federal platense para ser investigada como secuestro. En tal sentido, lamentó que se haya perdido un “tiempo precioso” cuando el caso se orientaba hacia la búsqueda “de un viejito que estaba perdido o confundido”. Más temprano, consultada por radios porteñas, manifestó tener esperanzas por el esclarecimiento del caso si se direcciona hacia los integrantes de las fuerzas de seguridad, porque, dijo, “ellos pueden tener interés o lograr un beneficio” con lo sucedido a su compañero de juicio. En tal sentido, agregó que le parece “lógico” que se apunte al círculo de militares detenidos por violaciones a los derechos humanos. En relación con el caso Gerez, Eloy aseguró a Página/12 que, según ella, “es lo mismo que López”.

“El Presidente (Néstor Kirchner) tuvo que reconocer en cadena nacional que existen grupos paramilitares y parapoliciales organizados vinculados con las fuerzas regulares que siguen actuando en busca de la impunidad y la amnistía”, señaló el texto consensuado entre los organizadores del acto. “¿Por qué no informa al pueblo con precisión quiénes son esos grupos y dónde están? ¿Por qué no los investiga, ni los desmantela ni los enjuicia ni los castiga?”, se preguntaron en el discurso.

Compartir: 

Twitter
 

La marcha partió desde el Congreso hasta Plaza de Mayo, donde se leyó un documento.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.