EL PAíS › CATAMARCA SERA ESCENARIO DE LAS PRIMERAS ELECCIONES DEL AÑO

Una tierra pródiga en kirchneristas

El oficialista Frente Cívico se alió a Compromiso K y buscará la reelección de Brizuela del Moral. Pero otros sectores del Frente para la Victoria arman una alternativa opositora. También Barrionuevo busca la venia de la Casa Rosada.

 Por Eduardo Tagliaferro

“Los muchachos se ponen distintos nombres: los hay ortodoxos, los hay heterodoxos, los hay retardatarios, los hay apresurados, los hay contemplativos. Pero son todos buenos muchachos, son todos peronistas”, respondió a comienzos de los setenta en Puerta de Hierro un sonriente Juan Domingo Perón. La picaresca que encerraba la frase en cierta manera puede asimilarse a la situación política en Catamarca previa a los comicios del 11 de marzo que inaugurarán el año electoral. El oficialista Frente Cívico, que gobierna desde hace 15 años, se apresta a cerrar un acuerdo con el titular de Compromiso K, el ex cuñado del presidente Néstor Kirchner, Armando “Bombón” Mercado. En el otro rincón se aglutinará una coalición que recoge la mayoría de los restos del Frente para la Victoria, el Partido Justicialista, con sus ramas renovadoras, saadistas y barrionuevistas, el Frente Grande liderado por el ex diputado Mario Fadel y un partido provincial del actual vicegobernador Hernán Colombo. Al igual que el armado de Mercado, este Frente dice contar con la bendición de la Rosada. Al cierre de esta nota, el gastronómico Luis Barrionuevo esperaba un guiño de Kirchner para definir si puede ser candidato o debe limitarse a bendecir a los suyos y mantener un discreto bajo perfil. En Catamarca todos son kirchneristas o quieren serlo y no los dejan.

Con un ojo en el reloj y otro en el teléfono a la espera de una llamada de la Casa de Gobierno, todos los sectores apuran las negociaciones. El 2 de febrero finaliza el plazo para presentar alianzas electorales.

Oficialismo K

El acuerdo del gobernante Frente Cívico con Compromiso K sería refrendado el próximo 24 de febrero por la convención provincial del radicalismo. La fórmula de ese frente, presentado por algunos kirchneristas catamarqueños como la primera experiencia electoral de la Concertación K, estaría encabezada por el actual gobernador, Eduardo Brizuela del Moral.

Como vicegobernadora se anota Lucía Corpacci Saadi, sobrina política del ex marido de Alicia Kirchner y prima hermana de Ramón Saadi. Su madre era hermana de don Vicente Saadi. Su padre, un médico de intensa militancia en el peronismo, fue ministro con el fundador político del clan Saadi y después con su hijo Ramón. Luego de la caída de los Saadi, Sebastián Corpacci fue apresado bajo cargos de los que luego fue exculpado. Después de haber asumido como delegada del PAMI en 2003, Corpacci es hoy delegada del Ministerio de Desarrollo Social en la provincia. El mundillo político local no oculta la sorpresa por su postulación. Esta médica, que cuenta con un alto prestigio en la provincia, había repetido en varias ocasiones que no compartiría espacios con los verdugos de su padre. Pero la política suele ser cambiante y el archivo es testigo de esos cambios. “Compromiso K representa el 90 por ciento del Frente Para la Victoria”, dicen a este diario en el entorno de Mercado, o “Bombón”, como lo llaman sus allegados. A la hora de recordar el origen del apodo se pierde el rastro y hay quienes incluso se lo endilgan al propio Kirchner.

En 2005, con la candidatura del hoy diputado nacional Eduardo Pastoriza, el Frente Para la Victoria se impuso al oficialismo catamarqueño. Dos años después, Pastoriza está en la vereda de enfrente y Mercado fue el gestor de un armado que pretende la reelección de Brizuela del Moral. Allegados a Mercado señalan a este diario que en la elección del 11 de marzo se juegan muchas más cosas que la suerte del gobierno provincial. “Se pone en juego la estrategia del Presidente. Esta será la primera elección para una fórmula de la Concertación K. ¿No le parece que si el Presidente no hubiera estado de acuerdo habría frenado esta negociación? Por acción u omisión, Kirchner nos respalda”, dicen en el entorno del ex cuñado del santacruceño. Incluso aventuran que el triunfo de esta alianza representará un relanzamiento del Frente Cívico y la derrota de tres dirigentes históricos: Ramón Saadi, Luis Barrionuevo y Oscar Castillo.

“En Catamarca el radicalismo está unido. El Frente Cívico mantiene la misma matriz de los últimos años. Esto es una decisión local y aunque no hablé con Brizuela del Moral, desde el Comité Nacional respaldamos la estrategia provincial”, dice a Página/12 el titular nacional de la UCR, Gerardo Morales. Lejos de su tirria contra los denominados radicales K que en varias provincias amenazan aliarse con los seguidores de Kirchner, el presidente del principal partido de oposición no duda en respaldar a sus correligionarios catamarqueños.

Oposición K

Eduardo Pastoriza fue el principal candidato del Frente para la Victoria en octubre de 2005. Enojado por el acuerdo de Mercado con el radicalismo, no dudó en levantar las banderas kirchneristas y pararse en la vereda de enfrente. “La alianza con Brizuela del Moral no es una decisión del Gobierno nacional, es una cuestión local”, comenta Pastoriza a este diario. Para que no queden dudas de que cuenta con el respaldo de la Rosada, comenta: “Estuve el miércoles con Juan Carlos Mazzón y me pidió que sigamos trabajando por las banderas de cambio que impulsa el presidente Kirchner. Ellos se adueñaron de la sigla Frente Para la Victoria, pero eso no dice nada”, concluye.

“Mazzón y Mercado son dos brazos del mismo cuerpo”, confía a este diario uno de los dirigentes catamarqueños que se enrolan con la propuesta nacional del kirchnerismo. Algo similar dicen en el entorno de Mercado cuando se les pregunta si, tal como señalan las versiones, Mazzón y “Bombón” se encuentran enfrentados políticamente. “Son partes de la misma estrategia”, repiten.

Desde su oficina en el primer piso de la Rosada, Mazzón piensa en los riesgos de la posible nacionalización de la elección catamarqueña. “Mazzón me recomendó que hablemos en nombre del Frente para la Victoria ya que ellos todavía no tienen el uso del nombre”, dice a este diario el titular del justicialismo local, Jorge Moreno, un dirigente que se define como “peronista de toda la vida que nunca compartirá un espacio político con los radicales”. Moreno reivindica sus diálogos con Mazzón y repite: “Hicimos todos los deberes. En diciembre concretamos un congreso en el que tanto la Renovación –su línea– como la corriente de Ramón Saadi y la de Barrionuevo nos pusimos de acuerdo en enfrentar al gobierno de Brizuela del Moral”. Para Moreno, Bombón Mercado “es un radical que actúa por cuenta propia y no en nombre de Kirchner”. A la hora de definir candidatos dice que para el peronismo hay dos opciones: Pastoriza o Barrionuevo. “Si el Gobierno apoya a Brizuela del Moral tendrá un nuevo Misiones. El gordo (Brizuela del Moral) es peor que Rovira”, dice el presidente del PJ local.

El nombre de Barrionuevo divide aguas. Pastoriza no duda en decir a Página/12 que “si el candidato del PJ es Barrionuevo, doy un paso al costado”. Algo similar afirma Fadel, el principal referente del Frente Grande. “Barrionuevo me dijo que esperaba el llamado de (José María) Díaz Bancalari para cuando regrese de Brasil. Espera que le transmita una respuesta de Kirchner. No pide un respaldo explícito, pero esté seguro de que no será candidato a gobernador contra la opinión del Presidente”, concluye el titular del PJ.

Los hay radicales kirchneristas, los hay justicialistas kirchneristas, los hay kirchneristas del Frente para la Victoria. El 11 de marzo irán en boletas separadas.

Compartir: 

Twitter
 

El gobernador Brizuela del Moral y Armando “Bombón” Mercado tienen en mente una alianza filokirchnerista.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.