EL PAíS › LA IZQUIERDA AUN NO DEFINIO QUIENES SERAN SUS CANDIDATOS

Los míos, los tuyos y los nuestros

Pese a que la campaña se adelantó, en la izquierda aún no hay nada resuelto. Sólo Patricia Walsh se postula a la presidencia. Zamora no da señales. El PC es el más cercano al kirchnerismo.

 Por Adriana Meyer

¿En qué andan los dirigentes de izquierda? Bien lejos de la farándula político-veraniega, pero sin pausa para la actividad partidaria. Unos planean tomarse unos días en San Clemente del Tuyú o en Córdoba, otros en casas quinta de amigos en el conurbano, alguno anduvo por Puerto Madryn, y hay quien sigue en Buenos Aires, aunque pensando partir hacia Mar del Plata o Necochea. Ya sea en un café porteño acondicionado o por teléfono desde sus lugares de descanso, todos respondieron a la convocatoria de Página/12. En síntesis, a excepción de Patricia Walsh –que picó en punta con su precandidatura presidencial por el MST e insiste en su llamado a la unidad– no hay nombres para las listas. El PC no aparece como interlocutor del resto de las fuerzas, y uno de sus dirigentes aseguró que ven con cierta simpatía la candidatura de Daniel Filmus en Capital. El PO y el PTS abren el juego para un posible acuerdo. ¿Luis Zamora? Interpelado por unos, ignorado por otros.

“Amplitud y profundidad”

Mientras Patricio Echegaray viaja por América –primero a Nicaragua para la asunción de Daniel Ortega y luego a El Salvador por el Foro de San Pablo–, el encargado de relaciones internacionales y miembro del comité político del Partido Comunista, Jorge Kreyness, desgranó definiciones electorales. “La reunión partidaria de diciembre ratificó la búsqueda de un espacio de izquierda, progresista, con mayor amplitud y profundidad programática”, arrancó.

Esto se plasmó en la participación del PC en las elecciones de la CTA, en la Federación Agraria, en el frente Concertación Entrerriana (junto a intransigentes y socialistas, entre otros), y en el Frente Progresista de Santa Fe que apoya a Hermes Bi-nner. En el pasado reciente, apoyaron la candidatura del obispo Joaquín Piña en Misiones y en el futuro irán con listas propias en Santiago del Estero y Catamarca. ¿La fórmula para presidente y vice? En marzo y abril recién habrá definiciones.

“Es un tiempo para mirar y reflexionar”, agregó Kreyness. Y lo que están mirando, por ahora desde afuera, es la alianza del trío que componen el ex jefe de gobierno porteño Aníbal Ibarra, del diputado Miguel Bonasso y del cooperativista Carlos Heller, a quien el PC apoya. “No participamos, pero estamos atentos. La candidatura de Filmus, con un perfil más progresista que Scioli, puede significar que los sectores que conversan con nosotros puedan sentirse más atraídos”, manifestó el dirigente. Página/12 le preguntó si habían tomado contacto con Luis Zamora. “No figura en nuestros planes”, fue la respuesta.

Candidatos obreros

“El PC está claramente en el centroizquierda, por eso no es interlocutor de nuestra política”, afirmó Christian Castillo, docente universitario y dirigente del Partido de Trabajadores por el Socialismo (PTS). “Los partidos de izquierda abandonaron al movimiento obrero, por eso nuestra inserción allí es nuestro rasgo distintivo”, completó José Montes, delegado del Astillero Río Santiago y miembro de la dirección del PTS.

Ambos coinciden en la existencia de un “nuevo mundo obrero” de unos 3 millones de nuevos trabajadores que se están organizando de manera gremial por afuera de la burocracia sindical tradicional. “El repudio que recibió hace poco (Rodolfo) Daer en el gremio de la alimentación es como un aire fresco”, graficó Montes. Según ellos, aunque todavía hay expectativas respecto del Gobierno, existe un “proceso de maduración favorable para construir una fuerza revolucionaria”, y se empieza a notar una recomposición de la clase obrera, de la organización y de la participación de dirigentes combativos en lugares destacados. Y aunque aún están lejos de pensar en candidatos, Castillo anticipó que “son los referentes de esas luchas los que deberán ocupar los principales lugares en las listas”.

–¿Y con quién piensan dialogar con vista a las elecciones?

–Con el Partido Obrero (PO), con el Movimiento al Socialismo (MAS) y otras fuerzas con las que compartimos la lista para las elecciones de la CTA –contesta Castillo y excluye así al MST (Movimiento Socialista de los Trabajadores) porque considera que “tiene otro perfil político, no clasista”.

Llamado a la unidad

“A las compañeras y compañeros independientes de izquierda les decimos: ustedes son importantes, ¿quieren una izquierda nueva, no sectaria ni dogmática? Acá estamos los que queremos cambiar y crecer. También llamamos a las otras construcciones y partidos de izquierda, incluido el de Luis Zamora. Hacemos un llamado amplio y abierto.” Con estas palabras reiteró su convocatoria la independiente Patricia Walsh, precandidata presidencial por el MST.

“Somos una izquierda programática, que reconoce los retrocesos pero también los avances y la posibilidad de volver a disputar bancas legislativas, como la que obtuvo la nulidad de las leyes de impunidad”, definió la ex diputada e hija del desaparecido escritor Rodolfo Walsh. A poco de separarse del sector encabezado por Juan Carlos Giordano, ahora denominado Izquierda Socialista, el MST propone como precandidata a gobernadora bonaerense a Vilma Ripoll y al abogado de derechos humanos Marcelo Parrilli a jefe de gobierno porteño. “Este año vamos a seguir acompañando las luchas populares y, ya en batalla electoral, a enfrentar con las propuestas de la izquierda el doble discurso oficial y de la vieja política”, agregó.

Aunque con enfoques diferentes, tanto el MST como el PTS piensan hacer del tema de los derechos humanos –“la derrota a los secuestradores y la cárcel a los genocidas”– una de las banderas electorales. El 13 de enero, el MST lanzó su campaña en Entre Ríos, con un acto donde presentó a sus candidatos para la elección del 18 de marzo. Los principales son Gabriel Geist a gobernador, Claudia Gelfo a intendente de Paraná y Diego Palacios a primer diputado provincial.

Activismo obrero, estudiantil y ambiental

“Todo el activismo obrero, los telefónicos, el subte, los docentes, el movimiento ambiental y el movimiento por la vivienda debe involucrarse políticamente en estas elecciones, queremos que estas expresiones desarrollen una oposición política desde un punto de vista obrero y socialista”, instó Marcelo Ramal, dirigente del Partido Obrero.

“La burocracia sindical en todas sus vertientes está entregada a las variantes oficiales, y el ejemplo extremo es la designación de Ariel Basteiro en Aerolíneas Argentinas, y el apoyo de (Hugo) Yasky a Filmus”, cuestionó.

El PO está preparando un congreso del partido para abril en el que debatirán su posición electoral, por lo que tampoco ellos quieren anticipar candidaturas. “Nos interesa debatir con cuerpos de delegados y corrientes que ya han trabajado en esta perspectiva, en la lista 3 de las elecciones de la CTA”, explica Ramal. “Vamos a combatir la idea de las variantes oficiales, de Kirchner a Lavagna, de que tendrían la vaca atada, de que la izquierda no tendría terreno para desarrollarse políticamente. El campo oficial está plagado de contradicciones y puede ser explotado, los bloques oficiales están divididos, es un rejunte de camarillas...”

Este diario quiso saber si piensan ir solos a los comicios. “No está cerrada la colaboración con otros partidos de izquierda”, respondió. Sin embargo, al PC lo ubicó “muy integrado al campo oficial”, y criticó al MST por haberse anticipado a proclamar candidatos. “Es como una precondición a la unidad misma, tienen que bajarse, si no, no existe diálogo”, advirtió el dirigente.

Compartir: 

Twitter
 

Patricia Walsh ya se lanzó, Luis Zamora sigue sin aliados, Patricio Echegaray busca concertar.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.