EL PAIS › SEMINARIO DE LINEAS CRISTIANAS CON COMPROMISO SOCIAL

Una opción contra la pobreza

Como cada febrero desde hace 22 años, los militantes cristianos que se identifican con “la opción por los pobres” realizaron un seminario. Criticaron los proyectos políticos que ignoren a los pobres. “Desechan una verdad histórica”, sostuvieron.

 Por Washington Uranga

Centenares de militantes cristianos que se identifican genéricamente bajo el lema de “opción por los pobres” se volvieron a congregar ayer en Viedma, como lo hacen cada febrero desde hace 22 años en distintos puntos del país, esta vez bajo el lema “Desde los pobres, ciudadanía plena y vida abundante”. El encuentro, que tiene las características de seminario de reflexión, lugar de debate y construcción de lineamientos comunes, cumple también el propósito de darle visibilidad a un espacio alimentado por cristianos de diferentes denominaciones, pero todos ellos inspirados en visiones de fuerte compromiso social a partir de sus opciones religiosas. “Asumimos la realidad de los pobres como punto de partida y como sujetos de la producción teológica”, dice el “documento fundamental” del Seminario de Formación Teológica, que agrega también que “todo proyecto político que los ignore (a los pobres) está desechando una verdad histórica y teológica” porque “no hay camino al Reino sobre los cadáveres de las víctimas de la historia”.

El encuentro, que se extenderá hasta el sábado próximo, trabajará sobre tres ejes: sociopolítico, bíblico-teológico y socioeconómico. Sobre estos ejes, que serán transversales a todas las comisiones, funcionarán cuatro espacios. El primero de ellos dedicado a las “culturas juveniles”, un segundo que debatirá sobre “corporeidad: espacios de ciudadanos y ciudadanas”, otro sobre “persona, proyecto político y Estado”, y el último sobre “ética del cuidado”.

La rosarina Mabel Buseniche, especialista en género, será la coordinadora del espacio que debatirá sobre “corporeidad”, en tanto el sociólogo santiagueño Walter Aranda cumplirá esta función en el espacio de “ética del cuidado”, con la contribución del biblista Ruben Oyarzo y del teólogo chileno Raúl Rosales, especialmente invitado.

Los intercambios sobre “culturas juveniles” serán coordinados por el profesor riojano y militante de derechos humanos Ramiro Gaggiotti, con la colaboración, entre otros, del experto en educación-comunicación y docente de la Universidad de La Plata, Jorge Huergo, y del comunicador de la UBA, Diego Jaimes. Los participantes que debatan sobre “proyecto político y Estado” contarán con la coordinación del misionero Carlos Di Marco, cercano colaborador de Joaquín Piña, obispo emérito de Iguazú, y la asesoría del teólogo y biblista metodista Néstor Míguez.

Entre los invitados especiales se cuentan el obispo emérito de Viedma, Miguel Hesayne; el teólogo chileno Ronaldo Muñoz y Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, quienes participarán también en una marcha “De la memoria por la vida” que se realizará el viernes bajo el lema “2007: con protagonismo de todos y todas construimos otra historia”.

El documento base del encuentro sostiene que “va surgiendo la necesidad de redefinir o recontextualizar la noción misma del pobre y de pobreza”, porque sin dejar de lado las categorías de “explotación”, “dependencia” y “opresión” que se han usado hasta el momento, “actualmente la situación se ha agravado debido a una dinámica socioeconómica que ‘produce’ individuos y muchedumbres literalmente innecesarios para su funcionamiento, a quienes descarta a modo de ‘desechos humanos’ o ‘residuos sociales’”. En el mismo tenor se agrega que “la fase actual del modo de producción capitalista descarta sistemáticamente a seres humanos mediante mecanismos de expulsión social, por los que se condena a multitudes anónimas a una irrelevancia cultural que los convierte en ‘desaparecidos’”.

Por eso se plantea que “en el seminario intentaremos descubrir que la desintegración, el olvido y la exclusión de los sujetos es consecuencia de la injusticias y de una desigual distribución de la riqueza, entre otros factores no menos incidentes”. El texto base recoge también una frase del teólogo peruano Gustavo Gutiérrez, uno de los máximos referentes de la teología de la liberación a nivel mundial, en la que el religioso dominico sostiene que “cuando hablamos de opción por el pobre, opción primera, prioritaria y preferencial, queremos decir: opción por el pobre y opción contra la pobreza. Se trata de una opción por las personas que sufren una situación inhumana y de muerte. La pobreza, en última instancia, significa muerte, muerte temprana, muerte injusta, muerte física y muerte cultural”.

Uno de los aspectos más novedosos de la temática a abordar se refiere a la vinculación entre “ciudadanía” y “vida”, apoyándose en que este último vocablo ha sido uno de los más mencionados a largo de las ediciones anteriores de los seminarios. La ciudadanía, se afirma, “no es una condición de los sujetos sino una capacidad para el ejercicio de los derechos” y “la yuxtaposición con ‘vida’ le da un sentido más profundo a la ciudadanía, un motivo, una razón de ser”, porque “el ejercicio de la ciudadanía apunta a que cada uno viva su vida en libertad”, teniendo en cuenta que “la pérdida de la materialidad de la vida es un grito que reclama la necesidad de una ciudadanía plena que incluya y respete los derechos de las personas”.

Compartir: 

Twitter
 

Invitados especiales, como el obispo Miguel Hesayne y Nora Cortiñas, participarán de una marcha.
SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.