EL PAíS

Los socialistas pusieron una mala nota pero no llegaron a la expulsión

El Comité Nacional resolvió no avalar la incorporación de Basteiro a Aerolíneas Argentinas y convocó al comité de ética.

 Por Werner Pertot

Al final, fue un tirón de orejas. El Comité Nacional del socialismo resolvió no avalar la incorporación de Ariel Basteiro al directorio de Aerolíneas Argentinas y convocó al comité de ética para que analice si el dirigente debe ser sancionado por haber aceptado un cargo del Gobierno sin consultar a la mesa nacional. “Después del ejemplo que habíamos dado con (Héctor) Polino, Ariel tomó una decisión personal que viola la carta orgánica, que explicita que el Comité tiene que avalar el ingreso a un cargo nacional”, señaló el titular del PS, Rubén Giustiniani, principal impulsor de la medida. “Es la metodología de George W. Bush, de la guerra preventiva. ¿Por qué debaten esta cuestión si todavía no me nombraron? Es atemporal la resolución”, respondió Basteiro.

El encuentro del Comité Nacional fue convocado por Giustiniani tras una reunión que tuvieron tanto Basteiro como el titular del PS bonaerense Jorge Rivas con el presidente Néstor Kirchner y el jefe de Gabinete, Alberto Fernández. Algunos dirigentes propusieron expulsarlos del partido e intervenir la provincia. Basteiro pronosticó que para intervenir todos los distritos en los que el PS tendrá acuerdos con el kirchnerismo “necesitarán una fuerza de ocupación”.

El encuentro del Comité duró cinco horas. No estuvieron ni el candidato a gobernador Hermes Binner, ni el ex diputado Héctor Polino, ni el secretario general Oscar González, ni Rivas ni Basteiro. En el sector de los bonaerenses interpretaron estas ausencias como un descontento ante la reunión, mientras que en el entorno de Giustiniani señalaron que Binner no asistió porque estaba preparando el lanzamiento de su fórmula, que se hará hoy en Esperanza. De todas formas, asistieron 17 de los 25 miembros y rechazaron por unanimidad la decisión de Basteiro. También se giró el caso a la comisión de ética, que deberá hacer un informe y presentarlo en el congreso del 13 y 14 de abril, donde definirán su política de alianzas.

“El partido no comparte la política del Gobierno de aprobarle los balances a Aerolíneas de 2002 a 2005. Es una estatización falsa, porque es asociarse a los empresarios que vaciaron la empresa”, lanzó Giustiniani al culminar el encuentro, quien ratificó que el socialismo busca “una alternativa independiente de Kirchner y de Lavagna”.

“Son unos ignorantes. Los balances que objetamos los gremios fueron cambiados antes de ser aprobados”, rebatió Basteiro, quien estimó que “el tema de ni Lavagna ni Kirchner no estaba en el documento de noviembre de 2006”. “Me pedían la expulsión o que me tomara licencia y termina en el tribunal de disciplina, que es una vía muerta. En los últimos cincuenta años, nunca sancionó a nadie. Por lo que hubo una actitud de recapacitar”, interpretó.

Compartir: 

Twitter
 

El titular del PS, Rubén Giustiniani, es crítico de Basteiro.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.