EL PAíS › CFK EN EL SENADO FRANCES Y CON LA SELECCION NACIONAL

Un día con sabor a victoria

La senadora Cristina Fernández de Kirchner fue recibida ayer en el Senado parisino, visitó a la Selección y estuvo en el Stade de France para festejar el triunfo futbolero. Hoy espera ver a Sarkozy.

 Por Eduardo Febbro
Desde París

Un baño de frío pero con sabor a victoria en el Stade de France para ver el partido Francia-Argentina, una visita a los jugadores de la Selección por la tarde y una escala política por la mañana en el Senado francés, la senadora Cristina Fernández de Kirchner prosiguió su visita en París con un punto pendiente en la agenda: el anunciado encuentro con el ministro de Interior y candidato presidencial del partido oficialista UMP, Nicolás Sarkozy.

La senadora se reunió en el Senado francés con los legisladores miembros del grupo Amistad Francia-América latina. Quien se expresó con más vehemencia fue el titular del Senado, Christian Poncelet. El responsable puso de relieve la “destacada trayectoria” de la visitante argentina en la “lucha por la defensa de los derechos humanos”. Cristina Fernández de Kirchner asistió en el Senado a parte de la discusión sobre la manera en que se prohibirá en Francia que el tema de la pena de muerte vuelva a plantearse en el Legislativo. A finales de la tarde, el Senado adoptó por unanimidad la disposición que permite inscribir en la Constitución la prohibición de la pena de muerte, lo que abre el camino para que el Parlamento se reúna en Congreso a fin de incluir esta revisión constitucional. La pena de muerte fue abolida en Francia en 1981 gracias a la iniciativa del entonces ministro de Justicia Robert Badinter y bajo el mandato del presidente socialista François Mitterrand. Con 25 años de distancia, Cristina Kirchner pudo apreciar cómo los senadores franceses pusieron una traba más a cualquier intento de que se vuelva a instaurar la pena de muerte. Pascal Clément, el ministro francés de Justicia, indicó que en adelante había que mostrar “que el único lugar donde la pena de muerte tiene lugar es en los libros de historia”.

El Senado francés, ubicado en el majestuoso marco de los Jardines de Luxemburgo, ofreció un poco común espacio a la senadora. Este tipo de encuentros en el Palace Bourbon están reservados por lo general a los Jefes de Estado. Christian Poncelet destacó que se trataba de una visita importante porque permitía afianzar la “relación entre Francia y Argentina”. Antes, Cristina Fernández también dialogó con un grupo de legisladores, tanto oficialistas como de la oposición. Allí, su anfitrión fue Roland Luart, vicepresidente del Senado y presidente del grupo Amistad Francia-América latina, integrado por senadores de la mayoría conservadora y del Partido Socialista. La senadora argentina volvió a referirse a la Convención sobre la Desaparición Forzada de Personas firmada anteayer por 59 países en un acto celebrado en el Ministerio de Relaciones Exteriores. Según declaró a la prensa, Cristina de Kirchner confía en que el Congreso argentino ratifique los términos de dicha convención: “No habrá ningún inconveniente (...) porque se trata de algo muy claro que tiene que ver con la condición humana”.

A las cinco de la tarde la senadora se dirigió al hotel Even Green, donde está hospedada la Selección Nacional que anoche venció a Francia por un gol a cero. Cuando Ayala supo que la senadora iría a la cancha le dijo que esperaba que le trajera suerte. Y así ocurrió. Antes de partir, Cristina de Kirchner les dijo a los jugadores: “Vamos, polenta y pilas que tenemos que ganar”. En su último día en la capital francesa, almorzará con intelectuales franceses y luego se reunirá con la comunidad argentina en la embajada de la Rue Cimarosa.

Compartir: 

Twitter
 

La senadora Cristina Fernández de Kirchner visitó a la Selección antes del partido.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.