EL PAíS

2007, Comando llama

Por un lamentable error de edición, ayer se publicó esta nota sin la foto que explica buena parte de su sentido. Por ello se vuelve a publicar completa con las correspondientes disculpas a los lectores.

 Por Horacio Verbitsky

El ministro bonaerense de Seguridad Carlos Arslanian denunció que varios patrulleros no poseen el blindaje contratado. Se trata de una partida de 2000 vehículos que su antecesor en el cargo, Raúl Rivara, mandó blindar a la empresa Igarreta SA, cuya composición accionaria es motivo de interés. El peritaje realizado en algunos elegidos al azar demostró que la protección de las puertas laterales es escasa o nula ya que los disparos con armas comunes las perforan. El juez César Melazo investiga el presunto fraude. Rivara fue ministro de Seguridad durante poco más de cien días, desde la renuncia de Juan José Alvarez, en diciembre de 2003, hasta la designación de Arslanian, en abril de 2004, pero no parece haber perdido el tiempo. De Seguridad, Rivara pasó a Asuntos Agrarios, donde fue denunciado por comprar 6 millones de kilogramos de harina, por casi 4 millones de pesos, para programas de limosna, a Rivara SA, una empresa de la que posee un cuarto del paquete accionario y cuyo presidente es su hermano. La fotografía que ilustra esta nota no corresponde a uno de los patrulleros investigados. El número no indica la identificación del móvil sino el año en curso y la leyenda pintada en sus puertas no dice Policía de Buenos Aires y ministerio de Seguridad, sino “Mauricio Macri Jefe de Gobierno”. Un estridente compromiso con el cambio.

Al mismo tiempo, Maurizio Macri anunció que la seguridad será el eje de su campaña electoral porteña. La “Agencia de prevención del delito” que crearía en caso de ser electo se ocuparía de “la gente más vulnerable” de la Ciudad, dijo. Eso es lo que en forma habitual hace la policía. También reiteró su distancia con Jorge Sobisch, apestado luego del asesinato del maestro Carlos Fuentealba. El también candidato Claudio Lozano dijo que a Macri y Sobisch “no los une el amor sino Burzaco”. Eugenio Burzaco, uno de quienes defendieron el ingreso a la Cámara de Diputados del subcomisario Luis Patti, es el principal asesor de Macri y al mismo tiempo consultor del gobernador de Neuquén, en ambos caso sobre seguridad. En abril de 2002, cuando recién meditaba dejar la compraventa de futbolistas por la política, Macri viajó a Washington para establecer contactos con políticos estadounidenses, en compañía de tres íntimos colaboradores: Burzaco, Francisco de Narváez y Alfonso Prat Gay. El supermerca-dista Narváez se acercó luego a Roberto Lavagna y el broker Prat Gay a Elisa Carrió. Burzaco sigue con Macri, a quien acompañó en setiembre de 2004 en la presentación de la rama bonaerense de Compromiso para el Cambio en Tandil, la ciudad natal del hombre de negocios con el Estado. En su discurso de aquel día, Macri fustigó la inseguridad, la política presidencial respecto de las violaciones a los derechos humanos (“persiguiendo el pasado no se construye el futuro”) y su actitud hacia los piqueteros (“les dio apoyo a diferentes grupos de revoltosos y ahora no sabe cómo volverlos a la ley”). Es decir, lo mismo que Sobisch sostiene hasta hoy. Macri, en cambio, disimula en estos días la agenda contundente de Burzaco, se presenta en compañía de Gabriela Michetti, el rostro humano de la candidatura PROcesista, y propone “coordinar todos los programas de asistencia social”. También sostiene que el presupuesto de seguridad se decuplicaría, del 2 al 20 por ciento, “como tienen Nueva York y Santiago de Chile” (sic). Con cautela, omitió informar en qué rubros economizaría la diferencia.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.