ESCRITO & LEíDO › ESCRITO & LEIDO

Pensando la Era K

 Por José Natanson

Cuadernos Argentina Reciente, la publicación de análisis político que dirige el legislador kirchnerista Miguel Talento, se suma a los primeros esfuerzos más o menos articulados por comprender y darle un sentido a la Era K, entre los que se destaca el trabajo del sociólogo Julio Godio (El tiempo de Kirchner, Editorial Miño y Davila) y el que compiló el joven K Nicolás Trotta (Argentina 2020, Lumière).

En este caso, la idea es analizar los acontecimientos de diciembre de 2001 desde una perspectiva doble –cómo se gestaron y qué efectos duraderos produjeron– a través de textos de Mario Rapoport, Norberto Aguirre, Ricardo Sidicaro, Arturo Fernández, Héctor Recalde, Horacio González, Eric Calcagno, Rosendo Fraga y Artemio López, entre otros autores.

Pero central es el argumento desarrollado por Talento en su artículo, donde sostiene que la restauración democrática de 1983 dio como resultado una Argentina imposible, un sistema condicionado y sin capacidad de romper tres límites heredados de la dictadura: la deuda, que condicionó las políticas económicas; la autonomía de los sectores financieros, que actuaban por fuera del Estado de derecho imponiendo normas de emergencia; y la clausura de la capacidad de juzgamiento del Estado por medio de las leyes de obediencia debida y punto final y de los indultos.

Para Talento, los cacerolazos de la clase media porteña y los saqueos de los sectores populares del Conurbano implicaron un quiebre en la historia reciente de la Argentina. “En diciembre de 2001 se derrumbó un esquema de reordenamiento político y económico que, legado por la dictadura, descansaba sobre fuertes condicionamientos al desempeño democrático”, asegura el autor. Y agrega que a partir de ese día –y sobre todo desde la asunción de Kirchner– ha comenzado una segunda etapa de la transición.

“El gobierno de Kirchner ha comenzado a resolver, en buena medida, los limitantes más ofensivos y flagrantes a la autonomía de la política y la soberanía estatal (...) Desde mayo de 2003 está en marcha un esfuerzo sistemático por superar aquel triple condicionamiento estructural”, sostiene Talento, y menciona como estrategia la política de derechos humanos, la negociación dura de la deuda externa y la desvinculación del FMI.

Las afirmaciones de Talento son relevantes porque constituyen el núcleo duro de los esbozos de reconstrucción histórica de los intelectuales kirchneristas, que sitúan al actual gobierno como un verdadero antes y después. El argumento, sin embargo, tiene sus problemas. En primer lugar, la idea de que la transición democrática fue un proceso de decadencia progresiva que se inicia en 1983 y estalla en 2001 es discutible. En verdad, parece más bien un camino sinuoso y contradictorio. Aun en el terreno de los derechos humanos es posible encontrar avances (el Juicio a las Juntas, las leyes de reparación económica para los familiares de los desaparecidos) y contramarchas (las leyes de impunidad, los indultos).

En cuanto a los otros dos condicionantes mencionados por Talento (la deuda y el poder de los mercados), la sensación es que se derrumbaron solos, como consecuencia del agotamiento del modelo de los ’90 más que como efecto de una política premeditada. Kirchner surfeó sobre esa ola, profundizándola y aprovechándola, pero no la produjo.

Finalmente, lo más importante: aunque es cierto que esos tres condicionamientos se han debilitado, también es verdad que han aparecido otros nuevos, de los que el artículo de Talento no se ocupa: la inflación (que afecta el modelo económico), la opinión pública (que condiciona y en algunos casos casi determina la acción del gobierno) y la cuestión energética (que influye en la política internacional), por citar sólo los más mencionados. Es que todo presidente, si es democrático, gobierna condicionado. Sólo los dictadores, que no tienen que rendir cuentas a nadie, se mueven con total libertad, sin condicionamientos.

Compartir: 

Twitter
 

 
ESCRITO & LEíDO
 indice
  • ESCRITO & LEIDO
    Pensando la Era K
    Por José Natanson

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.