EL PAIS

“Las cosas empeoraron, pasaron de las amenazas a las agresiones”

Militantes de un frente opositor al PJ de Merlo, que reúne a sectores de izquierda y kirchneristas, denunciaron que fueron atacados por una patota. Solidaridad de Madres y Abuelas.

 Por Miguel Jorquera

“Responsabilizamos al poder político de Merlo por lo que le pueda suceder a nuestros militantes. Ahora las cosas empeoraron, pasaron de las amenazas a las agresiones”, afirmaron los dirigentes del frente electoral que postula al cura Raúl Vila como candidato para enfrentar al aceitado aparato pejotista del distrito bonaerense comandado por el intendente Raúl Othacehé, que va por su cuarta re-reelección. La semana pasada “una patota de entre 15 y 20 personas, corrió, golpeó, insultó y amenazó” a cuatro jóvenes que repartían volantes de apoyo al sacerdote en pleno centro de la ciudad, sin que nadie frenara la agresión. La coalición, que reúne desde los movimientos sociales kirchneristas hasta partidos marxistas, realizó la denuncia penal en la fiscalía general de Morón, y recibió la “solidaridad” de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo.

“Llegaron imprevistamente, empezaron a insultar, a pegar trompadas y patadas, nos querían arrebatar los volantes y nos amenazaban con que nos iban a matar si volvíamos. A mí me arrinconaron contra una pared, pero tiré los volantes al aire, zafé y corrí hasta un negocio donde pedí ayuda”, relató Victoria, una estudiante secundaria de 16 años y militante de Libres del Sur. Todo ocurrió en plena tarde y frente a las estación ferroviaria de Merlo, donde siempre hay vigilancia policial, “pero ese día (el martes 10) no había nadie”.

La misma situación vivieron Luján, de la juventud del Movimiento Evita, y Marcos y Mariano, militantes del Encuentro por la Equidad y la Justicia que creó el intendente de Morón, Martín Sabbatella. Todos tuvieron que correr y buscar refugio en los comercios de la zona, donde la patota siguió con sus amenazas a los gritos y haciendo gestos de “degüello”. A uno de los jóvenes lo “emboscaron” en el túnel que cruza toda la estación ferroviaria, pidió auxilio a los guardas y agentes de seguridad privada del concesionario TBA “para que avisen a los gendarmes que custodian el servicio, pero nadie respondió”.

“La mayoría tenía camperas con capuchas para impedir que viéramos sus caras, es muy difícil volver a identificarlos. Era un grupo con gente de entre 20 y 50 años”, afirmaron los denunciantes. “A los matones de barrio, ya los conocemos. Te esperan en distintos lugares, aparecen en cualquier bar en el que nos reunimos y escuchan las conversaciones. Nos siguen hasta nuestras casas, te miran amenazantes y se te acercan para soplarte la nuca o la oreja para provocarte. Sabemos que muchos de ellos participan de los actos del PJ y frecuentan sus unidades básicas, pero hasta ahora no nos habían golpeado”, señaló Nahuel, de Libres del Sur.

El día después de la agresión, Merlo apareció cubierto de volantes en blanco y negro de respaldo al sacerdote Vila firmados por el Partido Comunista y con el símbolo partidario de la hoz y el martillo en rojo. “Esto es verdad. Nosotros apoyamos a Vila como muchas otras fuerzas políticas, pero nunca imprimimos esos volantes. Se trata de una nueva actitud macartista, a la que ya estamos acostumbrados, para que la gente asocie al sacerdote con el comunismo”, dijeron los representantes del PC. “Nosotros planteamos una opción política diferente, pero en democracia y en paz. Acá no se respetan las diferencias ni los derechos humanos”, plantearon los dirigentes opositores antes de afirmar que “no abandonaremos la lucha y seguiremos en la calle”. En conferencia de prensa, los dirigentes de las distintas organizaciones dieron la cara pero prefirieron guardar sus apellidos, por temor.

Compartir: 

Twitter
 

“Nos amenazaban con que nos iban a matar si volvíamos”, acusaron.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.