EL PAIS › A CUATRO MESES DEL ASESINATO DEL MAESTRO NEUQUINO

Voces unidas por Fuentealba

 Por Elio Brat
desde Neuquén

Las voces de Sandra Rodríguez de Fuentealba y de la cantante Teresa Parodi se unieron para reclamar justicia a cuatro meses del fusilamiento público del maestro Carlos Alberto Fuentealba. El encuentro se realizó en el gimnasio del Parque Central de Neuquén, donde acudieron más de dos mil personas para homenajear al docente baleado en la ruta 22 el pasado 4 de abril. “Vuelvo a Neuquén a cantarles como maestra que fui, allá en Corrientes. Porque lo que le pasó a Carlos Fuentealba no puede volver a suceder más ni aquí ni en ningún lugar del país”, dijo Teresa Parodi.

Sandra Rodríguez se dirigió a sus compañeros pidiendo que “no me abandonen en esta lucha que comenzó desde el mismo momento en que mataron a mi Carlos. Ni a mí, ni a mis hijas, porque esta muerte no puede ser una más. Ni esta ni ninguna otra. Hay que empezar a voltear la impunidad de una vez por todas en nuestro país y quizás esta causa sea el comienzo de que eso empiece a acabarse de una vez y para siempre”, siguió Sandra, también docente de nivel primario en una de las barriadas de la capital neuquina. Un rato antes de que Parodi subiera a cantar al escenario, las dos mujeres se encontraron en la Escuela de Enfermería 158, vecina al gimnasio del Parque Central. Este diario fue testigo de ese encuentro.

“Espero que haya juicio y castigo por lo de Fuentealba. La lucha de Neuquén es una antorcha y también un espejo donde mirarse”, dijo a Página/12 la cantante. La artista correntina reivindicó sus orígenes: “Soy cantora, autora y compositora y vengo de una familia de maestros. En la actualidad tengo una hija maestra y siempre he acompañado la lucha de los maestros en forma incondicional. Pero no lo hago por haber sido maestra, sino porque pienso en los niños y en las niñas y actúo en el país que queremos ser alguna vez”.

“Encontrarme con músicos maestros que fueron ejemplo para mí y para Carlos me trae fortaleza. Porque recién le dije a Teresa que la música me ablanda, pero al mismo tiempo me da fuerza para seguir reclamando justicia por mi compañero y por tantos otros”, dijo la viuda de Fuentealba. “Yo le quiero pedir a ella, aunque sepa que es mucho, que por favor siga para que la impunidad no exista más en la Argentina Y que sepa que todos la estamos mirando y apoyando desde cada lugar”, culminó Parodi antes de cantar con más de dos mil voces neuquinas “Canta compañero”. Durante casi dos horas, el recuerdo de Fuentealba se transformó en un canto de lucha.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.