EL PAíS

El movimiento peronista bonaerense a pleno detrás de Scioli-Balestrini

El congreso del PJ de Buenos Aires reunió ayer a todos sus referentes para mostrar el respaldo unánime a las fórmulas oficialistas a nivel provincial y nacional. Rechazo a Menem-Rodríguez Saá.

En medio de las disputas por el Partido Justicialista bonaerense, se realizó ayer el congreso provincial que proclamó la candidatura a la gobernación del vicepresidente, Daniel Scioli, y del diputado nacional Alberto Balestrini, además de apoyar la fórmula que integran Cristina Fernández de Kirchner y el radical Julio Cobos a nivel nacional. Con este acto los muchachos le contestaron al autodenominado Consejo Superior Justicialista, integrado por Adolfo Rodríguez Saá, Carlos Menem y Ramón Puerta, que había declarado la intervención del partido la semana pasada.

“Unidad, unidad”, gritaron los militantes al igual que la mayoría de los oradores que pasaron por el micrófono del microestadio del Club Lanús. En medio del máximo organismo partidario, Scioli aprovechó para reforzar su identidad peronista: “Todo lo que soy en mi vida política se lo debo al peronismo”. En su discurso tampoco faltó la cita de su creador: “Los cargos no son los que honran a las personas. Las personas son las que honran a los cargos”, dijo en alusión al “proceso de cambio” que se llevará adelante a partir del 10 de diciembre. El presidente de la Cámara de Diputados y candidato a vicegobernador, Balestrini, resaltó “la terrible responsabilidad” que le significó el apoyo “inmensamente mayoritario” de sus compañeros. Con sus palabras rechazó las versiones que lo mostraron hasta último momento reacio a completar el binomio oficialista. “Estoy contento, tengo mucha alegría” y espero acompañarlo a “Daniel en una buena gobernación”, afirmó. El resto de las candidaturas –aseguran– será completado a fines de agosto o principios de septiembre.

Entre los 678 congresales que contaron los organizadores, se acumulaban intendentes del conurbano, diputados nacionales y autoridades del partido. Se lo esperaba al gobernador, Felipe Solá, pero dejó su lugar vacante. El anfitrión, el histórico Manuel Quindimil, abrió la ronda con un mensaje desafiante: “Frente a los adversarios y enemigos que buscan crear dificultades, el antídoto es la unidad del peronismo”. En el mismo sentido, el presidente del PJ, José María Díaz Bancalari, transmitió un aprendizaje de las elecciones de 1983, cuando ganó el radical Alejandro Armendáriz. “Cuando dejamos de pelearnos, Cafiero ganó con el peronismo unido”, concluyó el titular del Bloque Peronismo Federal.

La vicegobernadora bonaerense, Graciela Giannettasio, que fue interrumpida por la diputada nacional Marina Cassese, una duhaldista que apoya a Roberto Lavagna-Gerardo Morales. “Que nos vengan a contar, que nos miren por TV”, respondió Giannettasio a los sectores disidentes que desconocen al interventor del consejo nacional, Ramón Ruiz. El titular del congreso, Osvaldo Mércuri, sintetizó: “Orgánico y disciplinado, como siempre lo ha hecho el peronismo, acata lo que emana de la conducción”.


No alcanza con la marcha

La jueza federal María Servini de Cubría ratificó su competencia para entender en la causa relativa a la personería del Partido Justicialista en el orden nacional y rechazó inhibirse para dejar el tema en manos de la Justicia de San Luis. La magistrada dio vista a la Cámara Nacional Electoral para que dirima el conflicto de competencia planteado entre ambas jurisdicciones y descalificó el encuentro partidario realizado por el peronismo disidente en Potrero de Funes, San Luis. Una fuente de la Justicia electoral advirtió que las decisiones tomadas en esa reunión no pueden considerarse válidas. “No se puede decir que haya sido congreso, porque no se reúnen requisitos mínimos”, agregó el investigador. Sobre la reunión en Potrero de Funes, la jueza entendió en su resolución que “la sola mención del nombre del fundador del partido no alcanza”. Tampoco es suficiente para proclamar un congreso “un número determinado de personas entonando la marcha peronista”, algo que “no resulta suficiente para transformar un mitin en asamblea”, cuando “las exigencias legales establecen un procedimiento mucho más complejo”.

Compartir: 

Twitter
 

Mércuri, Balestrini, Scioli, Díaz Bancalari, Cafiero y Graciela Giannettasio.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.