EL PAIS › A 35 AÑOS DE LA MASACRE DE TRELEW, EX PRESOS POLITICOS VUELVEN AL PENAL

“Fue un campo de concentración legal”

Más de 300 ex detenidos volverán a la cárcel que concentró a militantes de todas las organizaciones armadas, estudiantiles y gremiales. Recorrerán el lugar el martes y al día siguiente participarán de la inauguración de un Espacio para la Memoria en el aeropuerto viejo de Trelew. Sus recuerdos.

 Por Werner Pertot

Volverán como resistieron: unidos. Los ex presos políticos del penal de Rawson regresarán a la cárcel donde estuvieron detenidos. El martes recorrerán –esta vez libres– los mismos pasillos y las mismas sombras. Antes de irse, colocarán en su puerta una placa que dirá a quien pase por allí que la unidad 6 del Servicio Penitenciario Federal fue parte de la política de exterminio de la última dictadura. “La planificación del genocidio tuvo también su manifestación en las cárceles legales. Nosotros pasamos por un campo de concentración legal”, define Juan Arguello, uno de los organizadores del grupo de más de 300 ex presos. El miércoles, participarán de la inauguración de un Espacio para la Memoria en el aeropuerto viejo de Trelew, a 35 años de los fusilamientos.

Rawson fue en los setenta la cárcel emblema. La dictadura de Alejandro Agustín Lanusse la destinó para concentrar allí a todos los presos de las organizaciones armadas, estudiantiles y gremiales. Allí fueron a parar los dirigentes guerrilleros, así como el sindicalista Agustín Tosco.

El 15 de agosto de 1972 los presos políticos tomaron el penal. El objetivo era conseguir la mayor fuga en la historia del país: más de 120 militantes revolucionarios iban a escapar. Pero hubo un fallo en el plan y sólo pudieron salir 25 dirigentes. Seis consiguieron escapar a Chile en un avión de línea que habían tomado, mientras que otros 19 quedaron cercados en el Aeropuerto. Negociaron que los regresaran al penal y se entregaron. Pero fueron llevados a la base naval Almirante Zar, donde los bailaron hasta el 22 de agosto, cuando los sacaron de las celdas.

–Ahora van a conocer el terror antiguerrilla –gritó el capitán Luis Sosa, antes de que abrieran fuego sobre los prisioneros. Tres de ellos sobrevivieron y contaron lo que había ocurrido, mientras la dictadura intentaba hacer pasar los asesinatos por un intento de fuga. Los tres sobrevivientes de Trelew fueron secuestrados durante la última dictadura.

En 1972, los otros cien presos que habían quedado en la cárcel de Rawson negociaron la rendición del penal, mientras les cortaban la luz y los helicópteros pasaban en un vuelo rasante. Al recuperar el control, los militares les quitaron todas sus pertenencias y los aislaron en sus celdas, en un régimen que no tendría nada que envidiarle al de la dictadura de 1976. Rawson volvió a recibir presos políticos en 1974 y continuó alojándolos los siguientes diez años.

“Nuestra reivindicación abarca las dos dictaduras, de 1970 a 1983. Desde que la cárcel se abre para los presos políticos hasta que se cierra ese ciclo”, plantea Arguello, que era dirigente de Montoneros y del gremio bancario. Estuvo detenido entre octubre de 1975 y enero de 1984. En ese período, se calcula que entre 10 y 12 mil presos políticos pasaron por las cárceles. “Rawson es un emblema de la prisión política”, destaca Julio Mogordoy, otro de los organizadores, que militaba en Tupamaros y luego en el PRT-ERP.

“En Rawson lo más claro es el aislamiento, por la distancia. Se intenta impedir el contacto con familiares”, afirma Arguello, quien recordó los fusilamientos de presos políticos en Margarita Belén, en Córdoba, en Palomitas y en los pabellones de la muerte de La Plata. “En Rawson fue una muerte mucho más lenta, por este sistema de años, en los que no podías darle fuego a una persona o no podías compartir un mate entre un grupo de gente que vivía juntos las 24 horas del día”, relata Mogordoy.

“El estar confinado en el sur del país y tener visitas a través de los vidrios repercutía. Yo nunca tuve visita y en mi pueblo, Tintina, todos pensaban que yo estaba muerto. Cuando volví, todos salieron a verme”, cuenta Carlos González, que militó en el PRT en Santiago del Estero y estuvo preso nueve años. En la actualidad forma parte del Movimiento Campesino de Santiago del Estero (Mocase-Vía Campesina).

“Durante el Mundial 78, sacaron compañeros como rehenes, como fue el caso de Osvaldo De Benedetti, que fue fusilado en Tucumán”, recordó González. Por Rawson, también pasó uno de los abogados de los fusilados en Trelew, Mario Amaya, que murió a causa de las torturas en los centros clandestinos de detención y de la falta de atención médica en el penal.

“También están los compañeros que han muerto a posteriori de la cárcel, por las secuelas físicas o psiquiátricas que les dejó el régimen de destrucción”, recordó Arguello.

La cárcel

Los ex presos vienen reorganizándose desde hace años. Tuvieron tres encuentros en Córdoba, Tucumán y Santa Fe, en los que resolvieron iniciar una obra colectiva sobre la cárcel de Rawson y organizar un acto en el penal, para el que viajarán ex detenidos de todo el país. Hubo ya un antecedente cuando los ex detenidos de La Plata colocaron una placa con los nombres de los presos que fueron fusilados desde esa cárcel en enfrentamientos fraguados o secuestrados y desaparecidos en la puerta del penal cuando los liberaron.

El martes 21, irán ex presos de todo el país, con el apoyo de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y las de distintas provincias (en particular de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos). Los acompañarán algunos familiares de los fusilados en Trelew –como Alicia Bonet, con sus hijos y nietos–, Madres de Plaza de Mayo, y muchos de los hijos de los presos, que leerán un discurso frente a la cárcel, donde se colocará una placa que dirá: “En esta unidad penal entre los años 1970 y 1983, miles de militantes populares resistieron las políticas de exterminio de las dictaduras militares”. “Por los que aquí murieron, por nuestros familiares y por todos los habitantes de esta región que nos brindaron su solidaridad. Memoria, verdad y justicia”, completará el texto.

“Cuando decidimos volver, está la cuota de lo personal, que puede ser: yo estuve en esta celda, estuve con fulano y me acordé, pero lo que buscamos es producir un hecho político”, explica Arguello. “Creo que lo central es volver nosotros, todos juntos. Pero también es importante la peña que vamos a hacer”, agregó Mogordoy, sobre el momento de reencuentro que tendrán esa noche, en donde cantará el uruguayo Daniel Viglietti. “Salimos hermanados de la cárcel, pese a nuestras diferencias políticas. Queremos rescatar la dignidad y la solidaridad que fueron nuestras banderas y que nos permitieron resistir ese régimen de destrucción”, aseguró González.

El aeropuerto

El miércoles 22, el aeropuerto viejo de Trelew se convertirá en un Espacio para la Memoria. Lo inaugurarán el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, y el secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde. “Trelew es el símbolo de la resistencia a la dictadura militar, por un lado y, por otro, de la represión cobarde, con ese crescendo que va de la noche de los bastones largos a la masacre de Trelew. La conferencia de los presos en ese Aeropuerto deja en claro el carácter antidictatorial de su lucha. Y la masacre fue un mensaje: esto les va a pasar a los que se levanten”, consideró Duhalde, en diálogo con Página/12.

Los ex presos participarán de este acto, en el que colocarán una placa, y harán un tercer acto en Rawson, para recordar a los desaparecidos de Chubut. El aeropuerto –en desuso– se reparó y se reconstruyeron los murales que pintaron allí los vecinos de Trelew. En el lugar habrá un archivo audiovisual y documental sobre lo ocurrido en la base Almirante Zar, donde también se creará un lugar conmemorativo en el lugar donde estaban las celdas, en las que quedó pintada la muerte.

Compartir: 

Twitter
 

Julio Mogordoy, Juan Arguello y Carlos González estuvieron presos en el penal de Rawson.
Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.