EL PAíS

Sin lemas, los tucumanos inventaron “el acople”

Todos los pronósticos en Tucumán dan ganador al gobernador José Alperovich para las elecciones de mañana. Gracias al sistema de “acople”, la cara de Alperovich estará en 711 boletas.

 Por Eduardo Tagliaferro
desde Tucumán

El cielo nublado hace que todo parezca más gris. No se ve clima de campaña. Tampoco pasacalles que adviertan al vecino, o al distraído turista, que el domingo hay elecciones en la provincia. “Está todo tranquilo. Con algunos actos de cierre hubo un poco de ruido el jueves, pero menos que otras veces”, comenta un taxista que no oculta su fastidio por el aumento de los precios de los alimentos. Hora de la siesta en Tucumán y los pocos parroquianos que ocupan los bares céntricos son jóvenes. Cuando Página/12 los consulta por las elecciones muestran cierto desdén. “El resultado está cantado”, dicen para justificar su desgano. Los tucumanos de a pie no hacen más que repetir lo que los políticos de diferentes identidades partidarias y analistas de distinto pelaje aseguran acerca de que “Alperovich gana por amplio margen”. Con el dato asegurado, la novedad pasará por el funcionamiento del sistema de “acople” que vino a reemplazar a los derogados sublemas, que permite que infinitas listas se “cuelguen” de alguna candidatura mayor.

Los allegados al gobernador y firme candidato a ser reelecto repiten que no hay encuestas oficiales, que no las encargaron. Sin embargo, tanto los partidos de la oposición como los diferentes analistas que tuvieron acceso a algunos sondeos señalan que Alperovich podría llegar a cosechar el 60 por ciento o más de los votos. Tanta es la confianza de los hombres del oficialismo que uno de las principales temas de interés del domingo es el recital que el grupo Los Nocheros y El Chaqueño Palavecino darán en la Plaza Independencia para festejar los 24 años de democracia y, de paso, que el oficialismo celebre la reelección de Alperovich.

El domingo no sólo se elige gobernador. También se renovarán los 19 intendentes y los 93 jefes comunales que tiene la provincia. Además de elegirse a los miembros de los Ejecutivos provinciales y comunales, también se votará por legisladores provinciales y concejales. Tanto en la Legislatura como en los Concejos se renueva la totalidad del cuerpo. Si como todo indica, el oficialismo cosecha una amplia mayoría, podría tener un cómodo margen de actuación en los cuerpos legislativos.

La boleta electoral tiene cuatro cuerpos. En uno va el candidato a gobernador, en otro el candidato a intendente, en el tercero legisladores y en el cuarto concejales. En cada una de ellas va impresa la foto del candidato. El rostro de Alperovich estará en 711 boletas.

La cifra puede ser llamativa, pero tiene su explicación: la ley de acople. La última reforma constitucional de 2006 derogó la ley de sublemas que había en la provincia y consagró el acople. Los sublemas fueron un mecanismo que llevó al despropósito de acumular en los cuartos oscuros más de 200 boletas de distintas fórmulas. Mediante el acople, los partidos provinciales pueden adherir a un candidato a gobernador de otra fórmula, por ejemplo la de Alperovich, que se postula por el Frente para la Victoria. A su vez, los partidos municipales que llevan concejales también pueden acoplarse a intendentes de otras fuerzas. El oficialismo fue el principal beneficiario de la nueva ley de acople. Un régimen al que algunos definen como un sistema de neolemas.

“Esto es Disneylandia”, dicen hombres del oficialismo al pensar que derogados los sublemas, el conteo electoral será mucho más ágil. El padrón provincial llega a los 964 mil votantes. Un candidato que ha caminado las calles de San Miguel de Tucumán pidiendo el voto de sus vecinos especula que el próximo domingo votarán unos 700 mil tucumanos. En la ciudad capital el padrón es de 384 mil votantes.

Las listas provinciales son 93 y la mayoría adhiere a Alperovich. El actual gobernador competirá contra otros 12 candidatos. En la actualidad la legislatura provincial tiene 40 diputados y el oficialismo tiene una mayoría de 26, que casi seguramente logrará incrementar. En la capital también se descuenta el triunfo del Frente para la Victoria, por lo que Domingo Amaya será reelecto. En verdad, no se contará como una reelección, ya que Amaya fue electo por el Concejo Deliberante luego de que el represor Domingo Bussi, que había ganado las elecciones para intendente, fuera detenido y procesado por su participación en los crímenes de la última dictadura militar.

Compartir: 

Twitter
 

Confiado, el gobernador José Alperovich no hizo acto de cierre y se quedó en su despacho.
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.