EL PAíS › LA TESTIGO FELISA MARILAFF RELATO SU SECUESTRO

“Ellos quieren que paremos”

Esposa de un desaparecido y testigo protegida, Marilaff contó que fue secuestrada y lastimada. El programa de protección estudiará el caso.

 Por Adriana Meyer

Felisa Marilaff –esposa de un desaparecido y testigo protegida que el jueves fue secuestrada y lastimada– dijo que “prometió” a sus captores que se iría del país cuando la quisieron “quemar”. Al relatar lo que sufrió, la mujer afirmó que sus secuestradores le dijeron “que no siga más, que me borre o me iban a borrar ellos a mí”, y que no siguiera declarando en el juicio en el que se investiga la desaparición de su compañero durante la dictadura. El ministro del Interior Aníbal Fernández aseguró que las autoridades del programa de Protección de Testigos están estudiando el caso. Por otra parte, un grupo de organismos de derechos humanos afirmó que “existen sectores interesados en crear un clima intimidatorio a pocos días de conocerse la sentencia en el juicio al cura Christian von Wernich, que se suma al que venimos viviendo desde hace un año con la desaparición de Julio López”.

En tal sentido, exigieron al Gobierno el esclarecimiento del hecho y lo hicieron “responsable por la seguridad de todos los compañeros y compañeras involucrados en éste y todos los juicios”. Se pronunciaron en tal sentido la Asociación de Ex Detenidos-Desaparecidos, Apel, Cadhu, Ceprodh, Centro Hermanos Zaragoza, Comisión de DD.HH. de Uruguayos en Argentina, Comité de Acción Jurídica, Fidela, HIJOS La Plata, Instituto de Relaciones Ecuménicas, Liberpueblo, Ladh, Unión por los DD.HH. La Plata y Vecinos de San Cristóbal contra la impunidad.

La preocupación de estos organismos se basa en “una serie de ataques producidos en los últimos días en La Plata contra edificios públicos, y el extraño ataque producido por un supuesto ‘comando Julio López’ que baleó el domicilio del médico Néstor Siri, denunciado en el Juicio por la Verdad por su accionar en dos centros clandestinos de detención”.

Marilaff relató que fue obligada por dos hombres a subirse a un auto cuando salía de su trabajo en el centro platense, y que fue liberada tres horas después con cortes en las piernas y tras simulacros de asesinato. La mujer admitió estar “aterrorizada”, porque ésta es la tercera vez que atraviesa por un episodio de esa naturaleza. “Ellos no quieren que sigamos más, quieren que paremos”, dijo en referencia a los que participaron de las intimidaciones a las que fue sometida.

Marilaff sufrió un ataque similar en junio, y anteayer al salir de su trabajo fue secuestrada por dos hombres que la llevaron a un descampado en Berisso, la atacaron, la amenazaron por su participación en las marchas por López y la presionaron para que no declare en el juicio contra los responsables del diario en el que su marido era delegado. Así lo expresó la Multisectorial La Plata, Berisso y Ensenada en un comunicado.

“Denunciamos la total inoperancia que a esta altura deviene complicidad del denominado ‘sistema de protección de testigos, provincial y nacional’, que ha demostrado que no garantiza la integridad física de los testigos”, agregó la Multisectorial.

Al indicar que el caso estaba bajo análisis de esos programas, el ministro Fernández apuntó que esos funcionarios “tienen dudas sobre algunas cosas que se dicen” en relación con el secuestro. En tal sentido, el Comité para la Defensa de la Salud, la Etica Profesional y los Derechos Humanos (Codesedh), señaló que los hechos constan en la denuncia policial de Marilaff, quien sufrió “violencia física y psicológica”, y las lesiones fueron constatadas por quienes la asistieron en el hospital de Berisso. Esta entidad está brindando asistencia psicológica a la mujer.

Compartir: 

Twitter
 

Felisa Marilaff muestra los cortes que le hicieron sus captores.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.