EL PAíS › ENCUENTRO EN NUEVA YORK Y NUEVOS CORTES EN GUALEGUAYCHU

Una reunión en clima turbulento

Funcionarios argentinos y uruguayos mantendrán hoy una reunión de alto nivel en Nueva York para tratar de encontrarle una solución al conflicto por las papeleras. En un clima de bronca, en Gualeguaychú aprobaron cortar a partir del domingo la ruta 14 como respuesta a la declaración de Kirchner sobre Botnia.

Los vecinos de Gualeguaychú cortarán la ruta 14 a partir de este domingo para exigir al Gobierno “que tome medidas” para la relocalización de Botnia. Lo votaron en una asamblea que se convocó anoche en el centro de la ciudad, en reacción a las declaraciones del presidente Néstor Kirchner. “La planta ya está ahí. No hay nada más que hacer, sino esperar a La Haya”, había dicho el mandatario el jueves ante los periodistas que cubren su viaje a Estados Unidos, en vísperas de la reunión que hoy sostendrán Argentina y Uruguay para hablar de la pastera, en el marco de las negociaciones abiertas por el rey de España. Aunque varios funcionarios del Gobierno salieron a asegurar que “no se va a arriar la bandera de la relocalización”, los vecinos reclaman a la Casa Rosada que tome acciones, entre ellas “el cierre de la frontera con el Uruguay”.

El corte de la ruta 14, la principal vía del Mercosur, fue votado anoche por mayoría en una asamblea que fue muy crítica hacia Kirchner y en general hacia todos los dirigentes políticos. Los vecinos votaron, por ejemplo, convocar a las autoridades electas de Gualeguaychú a encabezar el piquete y pedirle a quienes no vayan que no asuman el 10 de diciembre, “porque no le sirven a la ciudad”. También aprobaron la propuesta de escrachar “a los políticos electos que no aparezcan en el corte”.

La protesta comenzará a las dos de la tarde y se realizarán asambleas cada hora para discutir su continuidad. La manifestación fue a su vez condicionada a que el Gobierno cierre la frontera.

Con este fondo de malestar social, este mediodía los negociadores argentinos volverán a reunirse con los uruguayos en Nueva York. En el encuentro participarán los cancilleres Jorge Taiana y Reinaldo Gargano, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, y el secretario de la presidencia, Gonzalo Fernández. Como en las oportunidades anteriores, el lugar previsto son las oficinas del embajador de España ante las Naciones Unidas, Juan Antonio Yáñez Barnuevo, quien cumple el rol de facilitador en las conversaciones.

Ayer, en vísperas de la cita, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, ratificó las palabras de Kirchner y anticipó que en estas negociaciones “no podremos resolver el problema”. El funcionario señaló que los dichos del Presidente se malinterpretaron como “un gesto de resignación”.

“Lo que el Presidente plantea es que no esperen que esto se resuelva acá. Esto se va a resolver en La Haya, porque acá estamos parados en un punto sin acuerdo”, sostuvo. Fernández fue consultado además sobre los recientes dichos de Tabaré Vázquez, quien aseguró que habrá una pronta solución del conflicto, tema del que dijo desconocer “si hay algo nuevo”.

En el Uruguay, en cambio, las expresiones de Kirchner fueron leídas como una señal de que ese entendimiento está cerca. Desde que comenzaron las negociaciones, los uruguayos proponen que se realice un monitoreo conjunto del funcionamiento de la pastera, pero hasta ahora la Casa Rosada no lo aceptó porque presupondría consentir la radicación de Botnia frente a las costas de Gualeguaychú. Ayer, el ministro de Medio Ambiente, Mariano Arana, sostuvo que Kirchner con sus declaraciones abrió “un camino para transitar una vía positiva”.

Para apagar el malestar, también el vicegobernador de Entre Ríos, Pedro Guastavino, se puso en contacto con los medios para hacer aclaraciones. Guastavino, quien es oriundo de Gualeguaychú, dijo que se había comunicado telefónicamente con Kirchner, quien le aseguró que “no se va a arriar la bandera de la relocalización”. Pero no alcanzó para frenar el enojo en la ciudad.

La asamblea, que inicialmente tenía prevista una reunión de rutina en Arroyo Verde, el lugar donde está instalado actualmente el corte, se trasladó a la ciudad, donde fue aprobada la nueva protesta.

“Kirchner me defraudó dos veces, porque en lugar de comunicarnos lo que tuviera que decirnos a nosotros primero, lo hizo a otros y fuera del país. Hizo lo de siempre: entrega el patrimonio nacional a cambio de que los reciban en Estados Unidos. Es un gesto de que no se van a meter con las multinacionales”, opinó allí José Gómez, uno de los coordinadores; “yo lo voté, pero ahora veo que esto que hacen con Botnia también lo hacen con las compañías mineras que están envenenando a Catamarca y San Juan. Son políticos y viven de las corporaciones”.

“Creo que Kirchner tal vez no haya dicho lo que se publicó, espero que lo hayan sacado de contexto, porque sería muy grave que dejara de pedir la relocalización”, apuntó José Pouler, mientras que Alfredo De Angelis, otro de los fundadores de la asamblea, lamentó que Kirchner haya “caído en la resignación y el abandono”.

El mal clima se reflejó en el texto de una carta pública que los vecinos le escribieron al Presidente, en la que expresaron su “creciente preocupación por las conversaciones que se realizan”. El texto sostiene que “la relocalización de Botnia” es la “única alternativa para terminar con un conflicto iniciado por el gobierno uruguayo, al autorizar unilateralmente la instalación de la planta sobre un río compartido”.

Compartir: 

Twitter
 

Los asambleístas de Gualeguaychú votaron anoche extender el corte a la ruta del Mercosur.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.