EL PAíS

“Es la primera vez que no voy a dar la batalla sola”

La fórmula de la Coalición Cívica, Elisa Carrió y Rubén Giustiniani, presentó su programa de gobierno, junto a Gerardo Conte Grand (jefe de Gabinete) y Alfonso Prat Gay (Economía).

 Por Werner Pertot

La principal obsesión de Lilita es mostrarles a los votantes que ella puede gobernar y que su campaña no es testimonial. Todo en la presentación de los equipos de la Coalición Cívica (CC), desde la escenografía hasta los discursos, estuvo dirigido a ese objetivo. Detrás de un letrero gigante azulceleste que decía “Y ya tenemos el plan de gobierno que la Argentina necesita”, se ubicaron en dos filas de escritorios los coordinadores de los equipos técnicos, algunos de los ministeriables y junto a Elisa Carrió y Rubén Giustiniani, a quienes designó como ministro de Economía y jefe de Gabinete, Alfonso Prat Gay y Gerardo Conte Grand. La imagen en conjunto era la del futuro gabinete. “Es la primera vez que siento que no voy a dar la batalla sola”, dijo una Carrió visiblemente emocionada.

Cientos de militantes de la CC colmaron el coqueto Palais Rouge y aplaudieron mientras los coordinadores de los equipos técnicos iban subiendo uno a uno al escenario, como en el final de una obra de teatro. Allí saludaron tanto el ex jefe de Gobierno Enrique Olivera –a cargo de la “integración metropolitana”– como el socialista Roy Cortina y la legisladora Teresa de Anchorena, que se ocupa de Cultura. Siete oradores se sucedieron frente al micrófono para desgranar las propuestas, en un acto que duró cerca de dos horas.

A Conte Grand le tocó hablar primero. Se comprometió a usar los recursos públicos “sólo para cuestiones oficiales”. “Es inmoral alquilar aviones para fines partidarios o alojarse en hoteles de cinco estrellas”, disparó. Los siguió el filósofo Samuel Cabanchik, quien coordina los equipos técnicos. “Frente a los vendedores de ilusiones que se reducen a una cara, a una voz, la CC tiene un programa que es un concierto, una auténtica polifonía”, explicó la puesta en escena. El diputado Adrián Pérez planteó que volverá atrás con la reforma al Consejo de la Magistratura. “Hoy es un órgano de apriete: juez que investiga, juez que es destituido”, sostuvo.

Bullrich deslindó las propuestas en educación, infraestructura –con una profusión de números de vías y caminos a construir–, salud, política exterior y seguridad. “La primera medida va a ser llamar al Consejo de Seguridad y declarar la emergencia en la provincia de Buenos Aires”, advirtió. Sostuvo que no darán a conocer el nombre del futuro ministro de Planeamiento “porque sino el que está no va a dejar nada”. “La inflación está más allá del 20 por ciento y es el impuesto más regresivo”, destacó Prat Gay, quien presentó su programa para “derrotar la inflación”.

Giustiniani le apuntó a la candidata del oficialismo: “Cuando se habla de mejorar la calidad institucional, ¿lo puede hacer quien fue miembro informante de la reforma del Consejo de la Magistratura?”, se preguntó.

–¡¡No!! –le gritaron desde el público, aunque era una pregunta retórica.

“¿Puede esta fuerza garantizar la gobernabilidad? Con el consenso de los ciudadanos, no hay pacto mafioso que tumbe a este gobierno”, sostuvo. “Acá están los futuros ministros y ministras”, se sumó Carrió. “Los conseguimos sin recurrir a la soberbia y, sobre todo, sin recurrir a los fondos del Estado”, lanzó. “Vamos a recibir a muchos que hoy no están”, destacó. Y, ante una pregunta, afirmó que “absolutamente” incluía a la ex arista Graciela Ocaña. “Se puede ganar así, con las manos limpias”, dijo y extendió sus manos. De fondo comenzó a sonar Vicentico, y los candidatos bailaron mientras de fondo se oía: “Los caminos de la vidaaaaa / no son los que yo creía”.

Compartir: 

Twitter
 

Elisa Carrió junto a su compañero de fórmula, Rubén Giustiniani.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.