EL PAíS › EMPEORO LA SALUD DEL MILITANTE DEL MST APUÑALADO

Dudas sobre la investigación

Dirigentes del MST cuestionaron ayer la investigación del ataque al local de Neuquén. La salud de Lázaro Duarte se agravó.

 Por Elio Brat
desde Neuquén

Al mismo tiempo que continúa en grave estado Lázaro Duarte, el militante del Movimiento Socialista por los Trabajadores (MST) acuchillado en Neuquén la madrugada del pasado viernes, dirigentes de ese partido plantearon sus dudas sobre cómo se había encarado la investigación del ataque. En una conferencia de prensa realizada ayer en el mismo local donde ocurrió el hecho, dirigentes neuquinos del MST denunciaron que no saben “si los investigadores del caso tomaron huellas digitales que los atacantes dejaron en nuestro local, cuando la provincia tiene un modernísimo sistema para detectar personas por esas pruebas”. La dirigente Priscilla Otton sostuvo que “Jorge Rufino, la otra víctima de este ataque, al declarar ante la fiscal González Taboada pidió ver fotos de posibles atacantes para su posible identificación. Se accedió a eso, pero cuando nuestro compañero fue a hacer ese reconocimiento le dijeron que los álbumes de fotos no estaban ni sabían dónde ubicarlos. Para nosotros es algo muy sospechoso y no creemos que sea algo casual”.

“Sepan que de aquí no nos vamos a ir y que no pararemos hasta encontrar a los responsables de este brutal hecho”, reafirmó Otton. A casi una semana del suceso de que fue víctima, la salud de Lázaro Duarte –quien recibió nueve puñaladas– empeoró. “Los médicos que atienden a nuestro compañero nos informaron que no se pudo volver a estabilizar su corazón y esto le ha generado serias arritmias que trajeron como consecuencia que empezara a tener problemas respiratorios”, contó a Página/12 Otton, quien remarcó como un dato no menor que “Lázaro tiene ochenta años pero está resistiendo”.

La misma dirigente del MST neuquino detalló que “nuestros abogados afirman que la modalidad de este ataque no es casual sino que tiene toda la forma de haber sido planificado”. Y añadió: “Inclusive tiene cualidades que tienen que ver con la tortura porque ante cada negativa de nuestros compañeros diciendo que no había dinero en el local, eran acuchillados”, continuó Priscilla Otton.

“Ayer fuimos indagados en la Justicia Electoral federal por la policía de investigaciones de Neuquén para constatar qué tipo de organización éramos nosotros y si recibimos dinero de algún lugar. Incluso llegaron a conjeturar que se trató de una interna de nuestro partido”, contó.

En la conferencia de prensa estuvo presente Luis Duarte, hijo del militante que está en grave estado, y el propio Jorge Rufino, quien a pesar de haber recibido varios puntazos en su cuerpo fue dado de alta anteayer. “A mí me dijeron que si el MST no se iba de ese local me iban a hacer desaparecer”, afirmó el propio Rufino (ver recuadro), quien al igual que Duarte llegó a Neuquén para “realizar actividades de afiliación política para nuestro partido”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.