EL PAíS

“El protagonismo nacional de Macri es funcional al Gobierno”

En diálogo con Página/12, el socialista Rubén Giustiniani critica al kirchnerismo y al macrismo. Anticipa que la Coalición Cívica buscará “confluir institucionalmente” con la UCR.

 Por Werner Pertot

Aunque se mudó de despacho, el senador Rubén Giustiniani conserva su cuadro de Alfredo Palacios, al que observa mientras deja algunas definiciones sobre la ciudad: “Las medidas de (Mauricio) Macri tuvieron mayor repercusión por su conflictividad. Su protagonismo es funcional al Gobierno, que quiere que la oposición sea de derecha y, por lo tanto, en la cancha solamente aparezcan dos contendientes”, deduce, en diálogo con Página/12. Bronceado, pese a que todavía no se fue de vacaciones, el senador socialista también delinea las bases de un futuro acuerdo con la UCR que ampliará el espacio de la Coalición Cívica que conduce Elisa Carrió.

–¿Cómo evalúa la largada de Macri?

–Claramente, es un gobierno que va a expresar una opción política en los antípodas de los socialistas. No tengo expectativas de coincidencias.

–En Santa Fe, ¿hubieran pensado en empezar con 2400 despidos?

–Por supuesto que nadie comparte que existan ñoquis, pero detrás de cada trabajador hay una realidad familiar que analizar. Por eso, el PS no compartió esa medida. Tendría que haber habido un análisis más profundo.

–En la ciudad, Carrió respaldó la intervención de la obra social Obsba...

–La diferencia nuestra en ese caso fue que se hizo con un decreto de necesidad y urgencia. Hay cuestiones que no hacen a la transparencia en la gestión pública en el gobierno nacional. Y, en la ciudad, el caso de (Nicolás) Caputo también me pareció un disparate.

–¿Kirchner y Macri se parecen en el estilo?

–El decisionismo siempre fue un rasgo del neoliberalismo.

–¿Hay una doble agenda entre el gobierno nacional y porteño?

–El protagonismo nacional de Macri es funcional al Gobierno. El Gobierno quiere que la oposición sea de derecha y que, por lo tanto, en la cancha solamente aparezcan dos contendientes. Las medidas de Macri tuvieron mayor repercusión por su conflictividad. Pero no veo hacia adelante que ese escenario buscado por ambos sea el que quede delineado.

–En 2009, ¿el PRO es su principal competidor?

–A esta fuerza política la veo muy reducida a la ciudad. No tiene expresión nacional. Lo nuestro tiene una perspectiva muy interesante de proyección, ampliado al radicalismo hacia un polo de centroizquierda.

–¿Piensan sumar a la UCR en términos institucionales?

–Vamos a confluir también con el radicalismo institucionalmente. Tenemos coincidencias programáticas.

–También tienen otra coincidencia: ambos tienen un sector K...

–No tomamos el camino ni de las sanciones disciplinarias, ni de cerrarle la puerta a nadie.

–¿La valija venezolana venía para la campaña de Cristina Kirchner?

–La Justicia argentina debe analizar hasta las últimas consecuencias este hecho grave, que se haya querido introducir una valija de 800 mil dólares en un vuelo oficial.

–Pero Carrió dice que la Justicia argentina está cooptada y que la estadounidense es independiente.

–Lo central de este tema es lo que acabo de decir: la Justicia argentina debe investigar y el Gobierno debe cooperar. Y no alcanza con la respuesta del gobierno nacional de separar un funcionario.

–¿Cómo vio la denuncia del Gobierno del contrabando de autos?

–Fue correcto de la Cancillería. Comparto lo que hizo Taiana.

–¿El PS puede ser una alternativa nacional en 2011?

–Sin dudas. La buena gestión de 18 años en Rosario nos permitió ganar en Santa Fe. Y el buen gobierno de Binner va a ser un punto de referencia nacional para muchas fuerzas sociales y políticas progresistas.

–¿Cómo sigue la relación del PS con la Coalición Cívica?

–Hicimos un acuerdo electoral de base programática, que tenía como ejes la calidad institucional y la distribución del ingreso. Y recibimos un respaldo importante de la población: cuatro millones y medio de votos. Eso significa trabajar en el Congreso para dar respuesta a los compromisos con la gente que nos apoyó. Además, vamos a trabajar estrechamente con el ARI y la CTA de Claudio Lozano.

–¿Coincide con Binner cuando dice que es un tiempo “de propuestas y no de denuncias”?

–Siempre el socialismo ante gobiernos democráticos planteó la priorización de las propuestas. Esto no quiere decir que no vayamos a denunciar hechos de corrupción.

–¿Quién es mejor candidato a presidente para 2011? ¿Binner o Carrió?

–(Sonríe) Paso a paso. No nos parece el momento para especular con candidaturas para dentro de cuatro años.

Compartir: 

Twitter
 

“El Gobierno quiere que la oposición sea de derecha y que en la cancha aparezcan dos contendientes.”
Imagen: Sandra Cartasso
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.