EL PAíS

Dejando la toga

El plenario del Consejo de la Magistratura resolvió acusar y suspender ayer a dos jueces para que se les iniciara juicio político. Uno de ellos, Rodolfo Echazú, integrante de un Tribunal Oral 9 de Jujuy, está acusado de haber matado a un hombre cuando conducía ebrio y de contramano en la capital provincial a medianoche. Chocó contra un remise que llevaba a una pasajera. El conductor, René Uro, murió y la mujer sufrió heridas. Cuando el magistrado declaró ante los consejeros, dijo que no recordaba nada del episodio y negó consumir alcohol. Echazú está, además, procesado por homicidio por aquel hecho. También enfrentará un proceso de remoción el juez de ejecución penal Néstor Narizzano, a quien se le atribuyen numerosas irregularidades en su desempeño. Narizzano fue denunciado por un ex secretario, Javier de la Fuente. El plenario cree que hay mérito para que sea destituido porque no atendía ni controlaba a los presos a su cargo, no visitaba las cárceles, faltaba reiteradamente al trabajo y no guardaba un criterio jurídico coherente en su actuación. “Ociosidad”, “pereza” y “falta de apego” fueron algunas de las palabras que los consejeros usaron para describir la conducta del juez cuestionado.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.