EL PAIS › LOS EMPRESARIOS TAMBIEN FIJARON SU POSICION

Rechazos y pedidos de cambios

 Por Miguel Jorquera

Ayer fue el día de los empresarios. Las asociaciones que nuclean a los propietarios de medios de comunicación disertaron frente al plenario de las comisiones legislativas del Senado en la quinta jornada de audiencias sobre el proyecto de Servicios de Comunicación Audiovisual. Las Asociaciones de Televisión por Cable (ATVC), de Radiodifusoras Privadas (ARPA) y de Teledifusoras (ATA) se opusieron a la iniciativa del Gobierno. En tanto, las cooperativas y pymes del sector coincidieron en marcar la necesidad de que exista una nueva ley, pero reclamaron cambios en el texto que llegó de Diputados. Fuera de agenda y en un salón contiguo al del plenario, el rabino Sergio Bergman instó –flanqueado por peronistas disidentes y bussistas tucumanos– a los senadores a rechazar el proyecto. “No advierten la magnitud del daño que va a generar”, dijo a los senadores Carlos Molina, en defensa de los intereses de las radios privadas agrupadas en ARPA, la asociación que lanzó una campaña publicitaria en contra del proyecto oficial agitando el fantasma que sus voces serán calladas con la futura ley. “De su lectura surge la intencionalidad política de debilitar la actividad comercial privada independiente”, agregó en sintonía con las radios Carlos Molinero, en nombre de los principales canales de aire (ATA).

El representante de la Asociación Bonaerense de Televisión (ABT), Daniel Celentano, planteó la “necesidad de una ley de la democracia que sume voces pero que no calle voces” y reclamó cambios en el proyecto para “evitar asimetrías” entre las “empresas cooperativas y las empresas satelitales”. Luego defendió el rol de la industria de televisión por cable.

“Si bien esta ley es perfectible en el futuro, pedimos que la voten favorablemente”, subrayó Miguel Lange y, a modo de ejemplo, mencionó que en la localidad de General Pico (La Pampa) “la empresa monopólica de televisión por cable tiene ocho mil asociados”. “A cien pesos por mes –continuó Lange–, en un año la empresa obtiene diez millones de pesos, pero seis millones se van de General Pico por año; cualquier cooperativa podría hacer mucho por la ciudad con ese dinero.” Luego afirmó que “existe un clamor real de la gente de que las cooperativas intervengamos en este servicio”.

Bergman llegó al Senado invitado por los senadores de la oposición cuando la audiencia todavía no había terminado. En el Salón de Lectura, frente a los periodistas y flanqueado por los peronistas anti K Adolfo Rodríguez Saá y Juan Carlos Romero y los bussistas tucumanos Delia Pinchetti y Carlos Salazar, Bergman llamó a rechazar el proyecto.

“No hay que discutir artículo por artículo, sino que tienen que hacer que vuelva a Diputados porque hay 6 contravenciones verificables”, dijo el rabino y lanzó una advertencia a los senadores: “Hay que controlar cómo vota cada uno y si lo hace por interés nacional o por interés personal, cargos o aumento de su patrimonio”. El radical Ernesto Sanz y la cívica María Eugenia Estenssoro llegaron hasta el lugar, pero se fueron en silencio para evitar quedar pegados a la imprevista convocatoria.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared