EL PAíS › RETROCESO DEL DOLAR Y REPUNTE DE LA TASA DE INTERES

Las ovejas, cómodas en el corralito

Desaparecieron los coleros, no hubo filas en los bancos ni nervios en las casas de cambio. El microcentro porteño vivió otra jornada en paz en el segundo día sin corralito. Contra los pronósticos apocalípticos, el dólar volvió a bajar. En el mercado libre, la caída resultó de seis centavos, a 3,52 pesos para la compra y 3,57 para la venta. En el oficial, el retroceso fue de dos centavos: 3,45 y 3,53 pesos, compra y venta respectivamente. El mayorista descendió de 3,62 a 3,56 pesos. En este contexto, el Banco Central embolsó 44 millones de dólares para las reservas.
El BC ganó 64,1 millones de dólares en los últimos dos días, por lo que sus reservas ya se acercan a los 10.100 millones. El único dato negativo de la jornada financiera fue el freno en la tendencia declinante de las tasas de interés. A pesar de ello, el Central pudo colocar apenas algo más de la mitad de los títulos que lanzó, un total de 158,7 millones de pesos.
El incremento más importante se dio en las Letras (Lebac) a seis meses de plazo, cuyo rendimiento se encareció en 9,2 puntos, hasta el 54 por ciento anual. Más de la mitad de los fondos colocados –92 millones de pesos– se dirigió a esta opción. “El éxito de estos títulos es la clave para domar al dólar”, explicaron anoche en el Banco Central. También subió la tasa del tramo a dos meses, 1,5 punto, al 8 por ciento anual. En el resto de los tramos licitados, el Central captó menos de lo esperado. A 91 días, por caso, absorbió apenas 2,5 millones de pesos, ni siquiera el 10 por ciento de lo ofrecido, debido a que el BC bajó el rendimiento. La suba de las tasas demuestra el afán del Central por desviar la atención sobre el dólar aunque por ello se pague un costo superior.
En la city explicaron que el descenso del dólar se debió a que los financistas no creen que el eventual fallo de la Corte a favor de la redolarización de los depósitos acorralados sea de aplicación inmediata sino que, en todo caso, se daría en un tiempo razonable. Frente a la perspectiva de que el tipo de cambio siga bajando, la demanda de divisas se redujo a 24 millones de dólares, la tercera parte de la jornada anterior. En tanto, la liquidación por parte de los exportadores se mantuvo en un rango elevado: 69,4 millones de dólares.
El mercado del dólar futuro acompañó la tendencia bajista. El dólar a fin de año cayó 2,2 por ciento y se negoció a 3,59 pesos.
El incipiente regreso del veranito financiero volvió a dar espacio para una suba de las acciones. Los papeles líderes mejoraron 0,8 por ciento, que se añade al 3,2 por ciento de suba de anteayer. Según los financistas, con un dólar en calma, parte de los fondos liberados del corralito podrían alimentar un rally alcista en la Bolsa.

Compartir: 

Twitter
 

EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.