EL PAIS › PIANELLI, CANDIDATO POR LA LISTA DE YASKY

“Enfrentar a Macri”

 Por Laura Vales

Fue la sorpresa de las candidaturas de la CTA. Beto Pianelli, referente de las nuevas formas de organización sindical, delegado del Subte, es candidato a secretario de la Central en la ciudad de Buenos Aires por la lista de Hugo Yasky. Sorpresa por tres motivos: por ser candidato de la CTA –cuando viene de construir un modelo de sindicalismo autónomo–, por postularse, recién llegado, para conducir la CTA-Capital y por integrar la lista oficialista, siendo un referente del sindicalismo más combativo.

–¿Por qué candidato en la lista oficialista?

–Eso es plantear un falso debate. No hay una lista kirchnerista y otra opositora. Hugo Yasky no es del armado kirchnerista, pertenece a un partido que ni siquiera estuvo en coalición con el kirchnerismo (se refiere a Nuevo Encuentro, de Martín Sabbatella). Y mi caso es el mismo.

–¿Qué se discute en la interna?

–Otra cosa, qué modelo de central sindical se necesita. Frente a ese tema hay dos posiciones: una dice que todo aquel que opina que el Gobierno no es un gobierno antiobrero es un traidor o que todo aquel que opina que no hay que tener una herramienta política está fuera de la CTA. Nosotros no lo vemos así. Lo que queremos es una central que dispute, eso es parte del debate político. Hay una posibilidad de que la Central pegue un salto y hay compañeros que se niegan, que no hacen nada por miedo a “contaminarse”.

–¿En qué consiste dar ese salto?

–La Central ha tenido un avance importante. Por ejemplo, hoy cuando se hace algún anuncio no sólo está la CGT, sino también la CTA, cuando se discute el salario mínimo están los representantes de la Central, cuando hay un conflicto importante como sucedió en Rosario, con los despidos de periodistas, estuvieron presentes la CGT y la CTA, y eso antes era impensable. Eso muestra la madurez y el espacio que ganó la Central. Pero frente a eso, hay compañeros que quieren una Central reducida.

–¿Por qué se opone a que la CTA haya creado un instrumento político?

–Porque hay que tener la libertad de que cada uno pueda estar en el partido que quiera. La autonomía consiste en eso, la autonomía no es para ser opositor ni para ser oficialista. El que mire la lista de De Gennaro va a ver que son todos de Proyecto Sur; ahí no hay diversidad.

–¿Comparte la propuesta de Hugo Moyano, de ir hacia una única central obrera?

–El tema es que no se puede decir “discutamos la unidad de la organización” cuando unos tienen derechos y los otros no. Si a la CTA se le da la personería, podríamos discutirlo, pero en estas condiciones no tenemos igualdad. Primero, reconoceme mis derechos y después veo si me va a beneficiar la unidad. Y hay otra cosa, el modelo sindical de la CGT no hace que la unidad entusiasme. Yo se lo he dicho a (Julio) Piumato: es cierto que la central única es el modelo que consiguió todas las conquistas, pero también es el que consiguió perderlas a todas. En diez años perdió todo lo que se había ganado.

–¿Es cierto que Emilio Pérsico, del Movimiento Evita, afilió a las cooperativas del Argentina Trabaja a la CTA, para apoyarlos?

–No. Hay que hacer varias aclaraciones. La CTA se fundó conteniendo a organizaciones sociales y hoy están tanto en una lista como en la otra. El compañero que es candidato de la CTA-Capital por la lista Germán Abdala, Carlos Chile, es dirigente social (del Movimiento Territorial de Liberación). Segunda cuestión: la gente de Pérsico no está en la CTA, están haciendo un armado con la CGT y lo sabe todo el mundo. Con nosotros hay compañeros que históricamente estaban en la Central, está el Frente Transversal, el MTL bonaerense, sectores de la Túpac Amaru. Lo único nuevo es que la gente de la Corriente Clasista y Combativa y el Movimiento Teresa Vive apoyan a Víctor (De Gennaro), y ellos sí no eran parte de la Central.

–¿De qué tiene que ocuparse la CTA en la Capital?

–Estando en Capital es imposible no hablar de quien la gobierna. En el caso del subte, por ejemplo, Macri dijo que iba a convertir el subsuelo de la ciudad prácticamente en un queso gruyère, pero no hizo un metro de túnel. Es la única ciudad del país que aumentó los índices de mortalidad infantil. Macri es el mejor exponente de lo que los trabajadores no queremos como modelo político. Pone al Fino Palacios al mando de la policía, le procesan a los jefes de la Metropolitana, hace ajustes cuando es la ciudad que más recauda de la Argentina. Acá hay un tema que hace a la organización de los trabajadores que viven o trabajan en la ciudad, y creo que cualquier central sindical tendría que ser un punto de articulación para enfrentar estas políticas. Nadie puede ir por mejores condiciones de trabajo o de vida si no sabe defender las que ya conquistó. La CTA debería haber encabezado una coordinadora para enfrentar esas políticas.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Pablo Piovano
SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared