EL PAíS › PRECISIONES DEL ABOGADO SLEPOY

A juicio en 2004

El abogado de la Asociación Argentina Pro Derechos Humanos de Madrid, Carlos Slepoy, aseguró que el juicio oral contra el represor Ricardo Miguel Cavallo se realizará durante “el primer o el segundo trimestre del año próximo” y será “simultáneo” con el del ex marino Adolfo Scilingo, con quien Cavallo comparte desde ayer un lugar en la prisión madrileña de Soto del Real. Slepoy dio ayer una conferencia de prensa en la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, de la que también participaron representantes de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos y el Centro de Estudios Legales y Sociales. El pedido de anulación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final fue unánime.
“Creemos que la detención de Cavallo es un inmenso premio a toda la gente que durante tanto tiempo ha luchado contra la impunidad, en búsqueda de justicia, pero es a la vez un inmenso bochorno para las instituciones argentinas”, aseguró Slepoy. El abogado, impulsor de los juicios en España contra represores de la última dictadura argentina, denunció “las presiones que ha habido sobre la Justicia española para que paralice la causa”, pero dijo que “han sido sorteadas por el enorme prestigio que tiene esta causa en el mundo”. Slepoy se mostró además confiado en que el gobierno de Néstor Kirchner “dé curso a los pedidos de extradición que surjan” y recordó que un juez español tiene que resolver en los próximos meses un “pedido de reenvío de las extradiciones que se paralizaron en la época del ex presidente Fernando de la Rúa”.
Entre lágrimas, Carlos Lordkipanidze, miembro de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, comentó: “Al ver la foto de Cavallo esposado en la tapa de Página/12 recordé, con la diferencia del caso y con capucha, cómo hace 25 años me llevaban a mí”. “Yo busco que Cavallo me diga en la cara a mí qué hizo con mi marido”, dijo Cristina Muro, cuyo esposo Carlos Chiappolini fue secuestrado en 1977 por un grupo comandado por Cavallo.
Al promediar la conferencia, Slepoy recibió por teléfono la noticia que todos en la sala estaban esperando: la decisión del juez Baltasar Garzón de dictarle la prisión preventiva a Cavallo. El silencio que reinaba en el lugar dio inmediatamente paso al grito “30 mil compañeros desaparecidos, presentes, ahora y siempre”. Le siguió el cántico que se repite en cada escrache a los represores: “Como a los nazis les va a pasar, adonde vayan los iremos a buscar”.
Informe: Mariano Roca.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.