ESPECTáCULOS

“El futuro del cine pasam hoy por el desarrollo de la tecnología digital”

Para el director alemán Wim Wenders, que está por volver a filmar junto a Sam Shepard, “las películas digitales pueden contribuir a que el cine independiente retorne a las salas de forma duradera”.

Por Ernest Gill *
Desde Hamburgo

La técnica de filmación digital, vilipendiada por algunos como el fin del arte en el cine, es hoy en día la única forma de salvar el viejo sueño de los hermanos Lumière, opina el director alemán Wim Wenders. El realizador, uno de los maestros del cine surgido en los años 70, conocido mundialmente por películas como París, Texas y Las alas del deseo, que acaban de salir al mercado en formato DVD, afirma que después de años de crisis puede sentirse optimista sobre el futuro a la luz de la revolución de la tecnología digital. “Estamos en los umbrales de una nueva era del cine”, sostiene Wenders, quien está acabando el tercer film de su trilogía de documentales musicales y a punto de comenzar una nueva producción. “La gran oportunidad del cine digital radica en el hecho de que formatos establecidos desde hace mucho como el documental o el neorrealismo podrían renacer.”
Para el realizador de En el transcurso del tiempo y Alicia en las ciudades, “las películas digitales pueden ser producidas sin grandes esfuerzos financieros, y eso puede contribuir a que el cine independiente, de autor y los documentales retornen a las salas de forma duradera”. En opinión de Wenders, la tecnología digital constituye una oportunidad fantástica para los directores noveles. “Hoy en día, cualquiera que tenga ojo artístico puede comprarse una cámara digital en cualquier esquina y hacer una película de cualquier cosa que puede ser exhibida en cualquier lugar del mundo. Nunca antes existió esa oportunidad.”
En el caso de Wenders, la música fue el leitmotiv de sus tres últimas producciones. Tras rodar un tributo a la música cubana en Buena Vista Social Club, dedicó un documental a la banda de rock colonesa BAP que no logró cosechar el éxito de su antecesora. En la actualidad, el cineasta se encuentra en pleno proceso de edición final de la tercera y última parte de esta trilogía musical, esta vez sobre las leyendas del blues Skip James y J.P. Lenoir, un film que llevará por título Devil Got My Woman. Películas como éstas, de mucha menor dimensión que las grandes que rodó en los ‘70 y ‘80, reflejan la convicción de Wenders de que el futuro del cine está en una escala más pequeña que las gigantescas producciones de los ‘90.
“En el interin, el hielo se está derritiendo y está emergiendo una cantidad de formatos pequeños que habían estado sumergidos durante demasiado tiempo”, remarca. “Esta es la oportunidad para los personajes en evolución, las historias osadas y para dejar de bombardear a la gente con mucha acción y efectos especiales.” Durante años, Wenders dividió su tiempo entre Berlín y Los Angeles, y recientemente agregó Hamburgo a la lista de lugares de residencia, al haberse sumado a la productora Reverse Angle, con sede en esa ciudad, y aceptar una cátedra en la Academia de Bellas Artes hamburguesa. “Me voy a divertir mucho. Yo quise ser pintor, pero acabé siendo fotógrafo y cineasta. Siempre he visto mis películas dentro del contexto de la arquitectura, la música y otras artes.”
El próximo proyecto ya está a las puertas: se trata de una película titulada Don’t come Knocking, cuyo guión elaboró con el actor y escritor estadounidense Sam Shepard y que empezará a rodar en pocos meses en los paisajes favoritos de Wenders en los Estados Unidos: Arizona, Nevada y Montana. Al igual que París, Texas, que también hizo en colaboración con Shepard, el nuevo film será una “road movie”, pero esta vez con humor, destacó el cineasta, cuyo compromiso inmediato es con el Festival de Berlín, entre el 6 y el 16 de febrero. “Voy a ser uno de los coordinadores de un seminario para jóvenes cineastas del mundo entero”, se entusiasma Wenders con el Berlinale Talent Campus. Se trata de reunir a 500 estudiantes de cine y directores noveles, de Argentina hasta el Zaire, para que intercambien experiencias entre sí y con reconocidos profesionales, como el propio Wenders.

* De la Agencia DPA.

Compartir: 

Twitter
 

Durante el próximo Festival de Berlín, Wenders coordinará un seminario con 500 cineastas noveles.
 
ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.