LA VENTANA › MEDIOS Y COMUNICACION

Voces coincidentes, antes y ahora

Iván Pablo Orbuch analiza, a través de un ejemplo, puntos de coincidencia entre la política comunicacional de Cambiemos y la instrumentada tras el golpe militar de 1955 contra el peronismo.

 Por Iván Pablo Orbuch*

Pareciera ser que las personas encargadas de la política comunicacional del gobierno de Cambiemos se miran en el espejo de la historia, en particular en aquellos hechos suscitados a la inmediata destitución del gobierno de Juan Domingo Perón en 1955. Un momento que tuvo altísima repercusión en aquellos años ostenta indudables puntos de contacto con la campaña emprendida en la actualidad por el canal estatal denominada “Ceder la Palabra”. En efecto, se trata de la aparición en el clásico noticiero Sucesos Argentinos de la palabra de tres líderes políticos como Cipriano Reyes, Ernesto Sanmartino y Reynaldo Pastor hablando sobre los nuevos tiempos que se avecinan. Vale la pena aclarar que dicho noticiero era visto masivamente dado que se exhibía antes de la proyección de todas las películas en momentos que el acceso a dicha manifestación cultural crecía de manera notoria. Pero también era prestigioso, dado que si bien nunca fue oficial, representaba la voz autorizada para abordar diversos temas de la realidad nacional e internacional.

Es importante señalar que el primero de los personajes mencionados fue central en la construcción del liderazgo peronista que derivó en la manifestación popular del 17 de octubre de 1945. Su aparición en el noticiero, luego de su ruptura con Perón revela una operación típica de las elites económicas y políticas, desprecio mientras se es un enemigo político y loas y un generoso lugar en los medios de comunicación cuando esa persona se transforma en aliado coyuntural.

Vinculado a la movilización popular más grande conocida hasta entonces aparece la figura de Sanmartino para quien eso fue parte inseparable de un “aluvión zoológico”, demostrando todo el racismo y el desprecio de los sectores dominantes hacia el pueblo. Por último Pastor era un referente del Partido Demócrata, lo que revela la ecléctica alianza conformada para derrocar a Perón del gobierno. En las alocuciones de estos referentes escuchamos una demoledora crítica hacia el “régimen falaz y corrompido”, lleno de “delincuentes”. No obstante el presente se presenta como promisorio puesto que todos los hombres de bien se han juntado en nombre del patriotismo y de la dignidad humana para volver a hacer de la República Argentina un lugar glorioso como lo fue hasta la llegada al gobierno de Perón.

Este video, llamado “Voces coincidentes”, puede verse en la página del Archivo Histórico RTA inaugurado por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner como parte de las celebraciones del 64° aniversario de la Televisión Pública. Dicho portal permite el acceso público online a más de 80 mil piezas audiovisuales y sonoras del acervo de la emisora televisiva y Radio Nacional, inclusive varias que fueron olvidadas por décadas y estaban a punto de arruinarse. Las mismas ahora están a disposición de quien quiera consultarlas gracias al desarrollo encarado a partir de 2013 para su recuperación, puesta en valor y digitalización.

La campaña “Ceder la palabra” plantea objetivos similares a los objetivos implícitos en la filmación denominada “Voces coincidentes”: la necesidad de construir un tiempo de armonía y convivencia, en oposición a un pasado que se pretende borrar de la memoria colectiva de la sociedad y es interpretada como un paréntesis en la historia nacional.

Participaron de dicha campaña que aún hoy puede verse en pantalla o en YouTube personalidades ligadas al macrismo como el filósofo Santiago Kovadloff, el productor Martín Seefeld, el escritor Federico Andahazi, o el actor Oscar Martínez, pero también personas independientes o con alguna vinculación con el kircherismo como Jorge Dorio quien aboga por un mayor rol del Estado. De ese modo los discursos se presentan, salvo escasísimas excepciones, como homogéneos y apuntan a demostrar que “el fanatismo es irracional”, asociándolo con el gobierno anterior, que es importante “aceptar lo que la mayoría quiere”, lo que sorprende dada la constante prédica y deslegitimación de la opinión mayoritaria hasta el 10 de diciembre de 2015. También hace hincapié en, tal como el nombre de la campaña, la necesidad de escucharnos y de ceder la palabra. Todo esto en momentos donde el 49% de la población se encuentra huérfano de medios de comunicación ya que la mayoría de ellos no encuentra pantalla o dial.

En suma, discursos similares, los de 1955 y 2016, que buscan construir una percepción social de un tiempo previo caótico al que es perentorio desmontar en pos de la racionalidad y pluralidad de los nuevos tiempos. La realidad en ambos casos fue y va por carriles separados: aumento de la deuda externa, liberalización de la economía, inflación, recesión y desempleo tanto antes como ahora. Eso sí, de un modo racional y sin fanatismos.

* Magister en Ciencias Sociales UBA-Undav.

Compartir: 

Twitter
 

 
LA VENTANA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.