PIRULO DE TAPA

EXOTICOS

El empleado rechazó, con cierto asombro, los mil pesos que le ofrecía por callarse la boca. El hombre sostenía un rifle de alto poder y en su camioneta estaban su mujer y su pequeña hija, además de la cabeza sangrante de un raro ciervo europeo. Así terminó ayer el misterio del cazador furtivo en un coto comercial de Santiago del Estero, en el que hace un año comenzaron a aparecer jabalíes, búfalos de agua, carneros de cuatro vueltas y todo tipo de ciervos exóticos degollados. El acusado es el comisionado municipal de Lavalle, el pueblo más cercano.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.