SOCIEDAD › VECINOS DE SAN PEDRO SE ORGANIZAN PARA APAGAR LOS INCENDIOS

Los bomberos de autogestión

Dicen que todas las miradas están puestas en Zárate-Campana y que el combate oficial no alcanza allí. Entonces salieron ellos mismos a apagarlo. Usan tractores como autobombas y barcos areneros para inundar las islas.

 Por Emilio Ruchansky

“De ahora en adelante, vamos a usar lo que tenemos para conseguir lo que queremos”, arengaba Lynn Collins antes de cantar “Think (About It)”, acompañada por la orquesta de James Brown. Treinta años después, los vecinos de San Pedro aplicaron el mismo principio para combatir el fuego. Ayer, llevaron los tractores con sus acoplados para fumigar montes frutales y los convirtieron en carros de bomberos; también un barco arenero dejó de dragar el río en busca de arena para inundar las islas en llamas, lanzando un millón de litros de agua por hora. “Somos casi cien personas –le aseguró a Página/12 Emilio Peiró– y vamos a dormir en estas islas.”

Luego de la exitosa maniobra realizada el jueves pasado a bordo del buque arenero “Juan Francisco” y con el ánimo en alza, los integrantes del Operativo Voluntad se reunieron a las 11.30 en la sede de la Cooperativa Las Canaletas, donde se depositaron maquinarias, herramientas y cañerías para montar la estructura para llevar el agua al continente de las islas Lechiguanas. Con ellos fue Lily Berardi, la directora del diario local La Opinión, quien explicó que los isleños apagan estos incendios “por inundación o por contrafuego, quemando el pasto alrededor del foco”.

Cuando llegaron al puerto de San Pedro, se sumaron otros voluntarios. Eran tantos que no había lanchas para transportarlos y los responsables del operativo, liderados por el productor Alejandro Guzzo, pidieron ayuda por radio a quienes poseen embarcaciones. La idea era trabajar hasta que anocheciera e instalar un puesto de campaña. Según comentó Emilio Peiró, la gente del lugar siente que todos las miradas están puestas en la zona Zárate-Campana “como si acá no pasara nada”. En esas islas viven 60 personas que, según comentó una fuente del lugar, pertenecen al empresario Victorio Gualtieri, quien intenta echarlos “con los papeles o con el fuego”.

Después de sobrevolar el Delta entrerriano, la secretaria de Ambiente, Romina Picolotti, se refirió a la ciudad de San Pedro y aclaró que “no hay problemática de fuego que pueda poner en riesgo” a sus pobladores. “La verdad, el panorama es alentador”, aseguró la funcionaria y repitió lo que dijo una semana atrás: “No estamos confinando el humo, porque eso es imposible, lo que estamos haciendo es el confinamiento del fuego”. Por ahora, la esperanza está puesta en la lluvia, admitió luego el director de Defensa Civil entrerriano, Roberto Destri.

Su par bonaerense, Carlos Mariascurrena, pidió a los vecinos de Zárate que “no salgan a intentar colaborar con los bomberos en la zona de islas porque no queremos tener que arriesgar vidas en esta tarea”. Por suerte, entre los integrantes de la “operación voluntad” no hay heridos, “salvo alguno que se sofocó o que terminó con raspones”, informó Emilio Peiró. Anoche, ocho voluntarios durmieron en el barco arenero y otros seis más en la tienda instalado en la isla; la jornada fue consumida por un gran foco de incendio detectado en “El Cortaderal”, cerca de los colmenares de la familia Vázquez.

De vuelta en la redacción de su diario, Berardi juró que nunca se acercaron los aviones hidrantes (ayer estuvieron en Victoria, Entre Ríos, muy cerca de Rosario, otra ciudad que sumó al azote del humo).

Compartir: 

Twitter
 

Los incendios y el humo permanecen en la zona del Delta, en algunos casos fuera de control.
Imagen: AFP
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.