SOCIEDAD › LE PIDEN A SCIOLI EL VETO PARCIAL DE LA LEY ANTITABACO

Hay humo en tus lugares públicos

ONG nacionales e internacionales antitabaco reclaman al gobernador bonaerense el veto del artículo que habilita áreas para fumadores en bares, restaurantes y bingos. “Sólo los ambientes libres de humo protegen contra enfermedades mortales”, dicen.

 Por Pedro Lipcovich

La Fundación Interamericana del Corazón, la American Cancer Society y otras organizaciones internacionales solicitaron a Daniel Scioli, gobernador de la provincia de Buenos Aires, el veto parcial de la Ley de Control de Tabaco que habilita áreas para fumadores en lugares públicos. La norma fue sancionada por la Legislatura bonaerense en contradicción con los dictámenes de sus propias comisiones de Salud y de Adicciones y luego de un intenso lobby de la industria tabacalera. Las entidades internacionales advierten que “sólo ambientes ciento por ciento libres de humo protegen de enfermedades mortales” y señala que la ley “condena a los trabajadores que se desempeñan en esos locales”. Esta situación de inseguridad en materia de humo de tabaco causa 2400 muertes al año en la provincia de Buenos Aires, según el Ministerio de Salud. Por lo demás, Bahía Blanca y otras ciudades bonaerenses ratificaron sus ordenanzas ciento por ciento libres de humo.

La presentación está suscripta por Beatriz Champagne, titular de la Fundación Interamericana del Corazón; Nathan Grey, vicepresidente de la American Cancer Society; Ca-ssandra Welch, directora de Global Smokefree Partnership; Matthew Myers, presidente de Campaña por Niños Libres de Tabaco; y Laurent Huber, director de la Alianza para el Convenio Marco para el Control de Tabaco (al que adhirieron ya el 95 por ciento de los Estados, y que el Senado argentino se niega a ratificar).

“Las excepciones establecidas en la ley no protegen a todos los ciudadanos, y los trabajadores de bares, restaurantes y salas de juego continuarán expuestos a altos niveles de humo de tabaco”, advierte el documento internacional. El artículo 8º de la ley habilita “zonas para fumadores” bajo condición de “no ser de paso obligado para las personas no fumadoras, salvo que éstas tengan la condición de trabajadoras o empleadas” en el establecimiento. El artículo 7º, aplicable a bingos y casinos, permite fumar en “salas de entretenimiento cuya superficie total sea superior a los 400 metros cuadrados”.

Las entidades recuerdan que “la OMS indica que sólo ambientes ciento por ciento libres de humo, sin excepciones, protegen de las enfermedades mortales que provoca el humo de tabaco. Ha sido demostrado que las áreas separadas para fumar, los sistemas de ventilación y los purificadores de aire no garantizan la eliminación del daño”, siendo que “una de cada diez muertes por tabaquismo se produce en no fumadores expuestos al humo”.

El documento advierte que “en todo el mundo la industria tabacalera despliega esfuerzos para debilitar las leyes de control” y que “su estrategia de lobby es utilizar las asociaciones hotelero-gastronómicas” pese a que “un centenar de estudios demuestran que el sector gastronómico no pierde dinero con las leyes ciento por ciento libres de humo”, entre los cuales cita “una investigación argentina desarrollada por ALIAR (Alianza Libre de Humo de Tabaco)”.

Entretanto, los municipios de Bahía Blanca, Berazategui, Dorrego, Coronel Suárez y Tres Arroyos mantienen sus ordenanzas ciento por ciento libres de humo. Olavarría también dictó una medida en este sentido, que aún no se puso en práctica. La asesora legal de Aliar, Edurne Cárdenas, aclaró que según la ley provincial y la Constitución nacional, “en materia de salud siempre prevalece el nivel jurisdiccional que garantice mayor protección”. La ley fue sancionada el 22 de octubre en la Legislatura bonaerense, pese a que las comisiones de Salud y de Adicciones habían dictaminado a favor de una norma ciento por ciento libre de humo, y después de que “representantes de la industria tabacalera recorrieron los despachos de los diputados”, según reveló Sebastián Cinquerrui, presidente de la Comisión de Adicciones. La aprobación fue posible por una infrecuente alianza entre el Frente para la Victoria y el PRO.

Según el Ministerio de Salud, el tabaquismo pasivo causa 6000 muertes por año en la Argentina, de las que el 40 por ciento corresponde a la población bonaerense.

Compartir: 

Twitter
 

La ley fue aprobada después de un intenso lobby de las tabacaleras.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.