SOCIEDAD › TRES MUERTOS AL DERRUMBARSE LA LADERA DE UN CERRO EN SALTA

Tragedia en las montañas

Un hombre de 70 años y dos de sus nietas, de 9 y 10 años, fueron aplastados por un alud en el departamento de Santa Victoria Oeste, cerca del límite con Bolivia. El derrumbe, según un especialista, fue producido por las intensas lluvias.

Un hombre y sus dos nietas fallecieron luego de que un alud cubriera de barro y piedras, ayer al mediodía, al paraje Campo La Paz, donde vivían. Se trata de un pequeño pueblo ubicado al norte de la provincia de Salta, al límite con Bolivia, “de muy difícil acceso”, indicaron fuentes de Defensa Civil de la provincia, que no descartaron la existencia de más víctimas. “Las lluvias intensas que se producen entre diciembre y marzo provocan feroces aludes imposibles de frenar”, dijo un especialista sobre las causas de la tragedia. Una comisión policial trabajó en la localización de los fallecidos, que estaban sepultados por las piedras.

Se trata de Marcos Tejerina, de 70 años, y sus dos nietas, Micaela y Vanesa Tolaba, de nueve y diez años respectivamente, cuyo rastro se perdió tras el desmoronamiento del cerro Campo La Paz, que envuelve un poblado que lleva su mismo nombre. El subjefe de la Policía de Salta, Mario Paz, estuvo a cargo de la comisión que se desplazó hasta la zona del desastre.

Campo La Paz es uno de los parajes más empobrecidos de la localidad de Nazareno, en el departamento salteño de Santa Victoria Oeste, a gran altura sobre el nivel del mar, pegado a Jujuy y a escasos kilómetros de la frontera con Bolivia. Se trata de un pueblo ubicado a 500 kilómetros de la capital provincial, que no sobrepasa los 300 habitantes y que se caracteriza por su difícil acceso y su clima inhóspito. Además de confirmar las víctimas, el comisario describió que “hay otros puestos (viviendas solitarias) que podrían haber sido afectados”, por lo que no descartó que hubiera más víctimas.

El fenómeno climático dejó aislado al paraje, sin electricidad ni conexión telefónica, y los caminos para llegar hasta el lugar estaban anegados. Condiciones así de difíciles, sumadas a la “complicada geografía” del lugar, son las causas que alegaron para justificar la escasez de datos respecto de las consecuencias del derrumbe. Así, aclararon que “no tenemos buena comunicación debido a que esa zona es muy quebrada, de difícil comunicación y acceso”.

El desmoronamiento de piedras y tierra se produjo alrededor de las 12.20 de ayer, producto de las continuas lluvias que azotan la región. Según personal de Defensa Civil, la cantidad de milímetros caídos en los últimos días barrió rocas y tierra que se encontraban desprendidos sobre la ladera de un cerro cercano al río Hornillos, en los alrededores de Campo La Paz. Además, las lluvias provocaron anegamientos en las afueras del departamento de Santa Victoria Oeste.

Si bien los hechos resultan similares a lo ocurrido hace menos de un mes en la ciudad de Tartagal, los motivos que originaron la furia de la naturaleza parecen no ser los mismos. Según un geólogo y profesor de la Universidad Nacional de Salta, en la zona de Santa Victoria Oeste “es común este tipo de fenomenología, que se conoce como ‘volcanes de barro’. Se debe a la geografía del lugar, que toma su máxima expresión en la Quebrada de Humahuaca –Jujuy–, donde los cerros toman pendientes muy pronunciadas, que los vientos fuertes suelen erosionar durante buena parte del invierno. Esos materiales sueltos son arrastrados por las lluvias intensas que se producen entre diciembre y marzo, provocando feroces aludes imposibles de frenar”.

Mientras un equipo técnico de la Secretaría de Abordaje Territorial y de la Dirección de Aviación Civil de Salta viajó hacia la zona para relevar la situación y asistir a los afectados por el alud, el gobierno salteño dispuso el envío de insumos y mercaderías.

Informe: Ailín Bullentini.

Compartir: 

Twitter
 

El paraje Campo la Paz, donde vivían el abuelo y sus nietas, fallecidos tras el derrumbe.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.