SOCIEDAD › DOS PRESOS POR EL SECUESTRO, HERIDOS EN UN MOTIN

Un detenido más por Echarri

Dos de los hombres detenidos por el secuestro de Antonio Echarri fueron heridos ayer, a ocho días de su detención, cuando quedaron en el medio de un motín en una comisaría de La Plata. El hacinamiento, 49 presos en un lugar para 18, hizo víctimas del desborde carcelario bonaerense a dos de los presos más importantes de la causa en la que investiga el juez federal Arnaldo Corazza. En la misma jornada, a la lista de reos que crece desde el 30 de octubre se le sumó un noveno personaje: el dueño de al menos una de las líneas de teléfono celular que se utilizó para llamar a la familia de la víctima y pedir el rescate, informaron fuentes judiciales.
El motín fue en los calabozos de la comisaría 8ª de La Plata y comenzó ayer a la tarde cuando los compañeros de encierro de Juan Carlos Cajigal y Germán Ferrand Luna, los dos sospechosos heridos, armaron una batucada y arremetieron con lo que encontraron contra los policías que los custodiaban. Exigían ser trasladados debido a las condiciones inhumanas de detención en las que denunciaron se encontraban. En la revuelta fue que con una faca hirieron a los dos hombres. Cajigal es el joven que fue detenido con la primera tanda de caídos junto a su madre, con parte del dinero pagado para el rescate. Es uno de los que sostiene que sólo intentaron aprovecharse de los verdaderos secuestradores a quienes les habrían mejicaneado lo que Pablo Echarri pagó para recuperar a su padre.
Ferrand es quien comprometió a un productor de televisión de Mauro Viale: sostuvo que había conseguido a través de él el teléfono de Echarri.
Oscar Salas, abogado de Cajigal y Ferrand, estaba anoche aún en la comisaría 8ª. “En principio están los dos con heridas leves. Hasta hace un momento estaban todavía aquí pero los estarían por trasladar a otro sitio”, le dijo a Página/12. Salas consideró que el arresto de Adrián Godoy, el vendedor de celulares, es “clave” para determinar el rol que cumplieron en el secuestro sus defendidos, quienes aseguran haber aprovechado la ocasión para cobrar el dinero del rescate aunque no participaron de la captura de Echarri. El abogado opinó también que además, la madre y la novia de Cajigal, Josefina Agüero y Vanesa Castro, saldrán en libertad porque el lunes solicitará la falta de mérito por entender que no tienen vinculación con el caso.
El vendedor fue capturado anoche durante un operativo que la policía hizo en una casa de la calle Italia, casi Mitre, en Avellaneda. Y anoche todavía no declaraba ante el juez Corazza. El que sí declaró fue
uno de los policías que encabezó la investigación del secuestro, el subcomisario José Hernández, de la delegación Lomas de Zamora de la Dirección General de Investigaciones Complejas y Narcocriminalidad. El oficial relató los pormenores de la pesquisa y precisó los detalles de la liberación de Echarri en la casa del barrio Corimayo.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.