SOCIEDAD › IGLESIAS PIDIó VEINTE AñOS PARA UNA FUNCIONARIA, Y OTROS QUERELLANTES, VEINTICINCO AñOS PARA CHABáN

Segunda rueda de alegatos con dureza

El abogado José Iglesias completó su alegato con 20 años para Fabiana Fiszbin. También dijo que equivocó dos pedidos contra integrantes de Callejeros. Otros querellantes pidieron 25 años para Chabán, Villarreal, Fiszbin y dos funcionarios.

En la segunda jornada de alegatos del juicio por la tragedia de Cromañón, el abogado José Iglesias, representante del grupo más numeroso de familiares de víctimas del incendio, continuó con su exposición y pidió 20 años de prisión para la ex secretaria de Control Comunal porteño Fabiana Fiszbin, por no haber inspeccionado el local y ordenado su clausura. Previamente, se dio la curiosidad de que Iglesias pidió disculpas al Tribunal y enmendó dos de sus pedidos de condena del día anterior, contra dos integrantes de Callejeros, aduciendo un error por cansancio. Pasado el mediodía, el abogado del segundo grupo de querellantes, Mauricio Castro, pidió 25 años para Omar Chabán, 8 para el ex subcomisario Carlos Díaz, 6 para Raúl Villarreal, 5 y 4 para los ex funcionarios porteños Fabiana Fiszbin, Ana María Fernández y Gustavo Torres, por estrago culposo, y seis meses para el ex comisario Miguel Angel Belay. Siguió luego el grupo representado por Marcelo Parrilli y Daniel Stragá, que solicitó 25 años para Chabán, Villarreal y los tres ex funcionarios porteños y pidió además su inmediata detención, que no fue resuelta por los jueces. Estos dos grupos tienen como peculiaridad que no acusan a Callejeros.

El alegato de Iglesias continuó ayer alrededor de las 10 y culminó dos horas después. El abogado del grupo mayoritario afirmó que Fiszbin conocía la “posibilidad concreta” de una tragedia porque el boliche era “una fuente de riesgo”, pero “no hizo nada” para evitarla y “dejó una bomba de tiempo con el reloj puesto al 30 de diciembre de 2004”. “Si se hubiera inspeccionado República Cromañón –acusó Iglesias–, se tendría que haber clausurado de inmediato”, y recordó que el expediente de la discoteca estuvo “cajoneado” en las oficinas de Fiszbin, “donde, además, se decidía qué boliches controlar y cuáles no”.

Iglesias recordó que durante el período de Fiszbin durante 2004, se realizaron “cuatro y cinco inspecciones” a otros locales bailables, mientras no hubo ninguna para Cromañón y otros boliches. También remarcó que el certificado de bomberos se encontraba vencido lo que, sumado a la falta de inspecciones, agrava seriamente el pedido de condena.

El día anterior, Iglesias había solicitado 26 años de prisión para Omar Chabán; Patricio Fontanet, líder de Callejeros; Diego Argañaraz, manager del grupo; y para el subcomisario Miguel Belay. También solicitó 13 años para Raúl Villarreal; 12 al baterista Eduardo Vázquez y 10 al saxofonista Juan Carbone, al bajista Cristian Torrejón y al ex guitarrista Maximiliano Djerfy. La nota la dio ayer cuando Iglesias pidió disculpas y enmendó su pedido de penas del día anterior para el escenógrafo Daniel Cardell y el guitarrista Elio Delgado, para quienes había solicitado 7 y 5 años respectivamente, quedando por debajo del mínimo del estrago doloso que es de 8 años. Ayer, Iglesias pidió 8 para ambos. “Estaba muy agotado, cometí un error involuntario y pedí penas que están por debajo del mínimo del estrago doloso.”

Por la tarde, continuaron los alegatos de Mauricio Castro y Patricia Núñez Morano, representantes de alrededor de 400 familiares. Pidieron que Omar Chabán fuera condenado a 25 años de cárcel por el delito de estrago doloso y cohecho activo. A diferencia de Iglesias, solicitaron 8 años para el ex subcomisario Carlos Díaz, 6 para Raúl Villarreal y 5 y 4 años para los tres ex funcionarios porteños y seis meses para el ex comisario Miguel Angel Belay por incumplimiento de los deberes de funcionario público. Al comenzar su alegato, que se extendió durante más de seis horas, Castro recordó que en un reportaje realizado a Chabán en el programa “Cultura Cero” antes de inaugurar el local de Once, éste dijo: “Ojalá las bandas de Cemento vayan a Cromañón, así me siento feliz y gano dinero”.

Castro sostuvo que “el recital se promocionó como ‘una fiesta de bengalas’ por decisión de Aldana Aprea en la revista Llegás a Buenos Aires’”. Según los músicos, Aprea, encargada de prensa de la banda, armó una gacetilla para enviar a los medios sin su autorización. Castro agregó que “Chabán incitaba el uso de pirotecnia con temas como ‘Ji Ji Ji’ de los Redondos”. Habló, también, pero sin nombrarlo de Aníbal Ibarra: “Uno de los que consideramos responsable fue sobreseído tempranamente en esta causa”, afirmó. El momento más doloroso de la jornada se vivió cuando el abogado Castro nombró una por una a las 193 víctimas del incendio para detallar el motivo de la muerte y los familiares se abrazaban y lloraban desconsolados.

Al final de una extensísima jornada, los abogados Marcelo Parrilli, Daniel Stragá, Marcelo López Santos y Mariana Prince expusieron el alegato contra Chabán, Villarreal y los funcionarios porteños. Este grupo no acusó ni a Callejeros ni a los funcionarios policiales. Al caso lo consideraron como una “matanza” y solicitaron que se condene a 25 años a Chabán, Villarreal y a los tres funcionarios del gobierno porteño, Fabiana Fiszbin, Ana María Fernández y Gustavo Torres. Pidieron la inmediata detención de los acusados, por el monto de la pena solicitado que podría provocar la fuga de los imputados. De todos modos, el tribunal no resolvió al respecto.

Si bien no está siendo juzgado, López Santos también acusó a Ibarra “del colmo de una actitud innoble, no haber concurrido al lugar del hecho, no haber visitado heridos ni tratar de haber averiguado el paradero de aquellos que habían muerto”.

Compartir: 

Twitter
 

Para Omar Chabán siguieron los pedidos duros de condena. Ayer no bajaron de los veinticinco años.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.