SOCIEDAD › USHUAIA BAJO UNA TORMENTA DE NIEVE, CON ASUETO Y LLENA DE TURISTAS

Una fábrica de cubitos

La gobernadora Fabiana Ríos dispuso asueto en la administración pública. Las clases no se reiniciaron. La tormenta acumuló nieve en algunas zonas hasta casi un metro de altura. Las autoridades piden que, en lo posible, la gente no salga de sus hogares.

Ushuaia está a full. Llena de turistas, que además no se pueden ir porque la ciudad está prácticamente incomunicada por una espectacular tormenta de viento y nieve que obstaculizó todos los caminos, las puertas, la visión y, obviamente, el aeropuerto. El clima, con la renovación de los vientos polares, desde el sábado, transformó en intransitable toda la región. A tal punto que la gobernadora Fabiana Ríos firmó un decreto de asueto para la administración pública y pidió que la gente no saliera a la calle de ser posible. En realidad, la situación es tan complicada que salir a la calle es casi un imposible. De hecho, la vuelta a las clases prevista para ayer sólo pudo cumplirse en Río Grande, donde el clima era bueno.

Ushuaia y sus alrededores enfrentan desde el sábado un fuerte temporal de nieve, con precipitaciones ininterrumpidas y una acumulación en la ciudad que varía entre los 20 y los 40 centímetros.

El director municipal de Defensa Civil, Daniel Vázquez, dijo que la comuna dispuso un trabajo de emergencia con el despeje permanente de calles y avenidas, pese a lo cual la magnitud de la nevada sobrepasó la capacidad operativa. “Hay muchos vehículos que se quedan y hay que auxiliarlos permanentemente –dijo Vázquez–. De todos modos, se mantiene un circuito clave, siempre despejado, para el transporte público y las emergencias.”

Por el lado provincial, Rubén Zóffoli, director de Defensa Civil de Tierra del Fuego, con ayuda de la Gendarmería y los bomberos organizaron un operativo especial en la Ruta 3, que une Ushuaia con Río Grande, para habilitarla luego del corte que sufriera el fin de semana. Sin embargo, las pésimas condiciones climáticas hacían algo utópico mantenerla abierta.

Zóffoli dijo que “por ahora la ruta está habilitada parcialmente y es obligatorio el uso de cadenas, cubiertas con clavos o siliconadas”, y pidió a la población que “sólo circule por esta ruta en caso de extrema necesidad”.

El aeropuerto local opera en forma intermitente, en la medida en que no se acumula nieve sobre la pista. Durante todo el domingo estuvo cerrado.

Pero como la nieve –que llega y parece que para no irse– los turistas se acumulan en la ciudad; por el momento se dedican a festejar el fenómeno climatológico con muñecos de nieve y esas cosas.

El secretario de Turismo de Ushuaia, Daniel Leguizamón, dijo a la agencia Télam que “hay muchísimos turistas brasileños, chilenos y también nacionales”, y agregó que “hasta el momento la ocupación está en un 20 por ciento por encima de julio del año pasado”. Leguizamón señaló que el mes pasado ya se había superado a la temporada anterior en un 50 por ciento y que “en algunos segmentos hay niveles de ocupación y visitas que son record en la ciudad”. El panorama es especialmente alentador en el centro de esquí de cerro Castor y los otros parques de nieve de Tierra del Fuego, que operan con mucha gente y gran cantidad de nieve.

Por su lado, el Ministerio de Educación provincial, que había dispuesto el retorno a clases desde ayer, estableció una nueva postergación hasta tanto mejore el clima en toda la provincia.

El temporal comenzó el sábado después del mediodía y salvo breves interrupciones no paró desde entonces. El Servicio Meteorológico Nacional informó que las nevadas continuarán hasta el miércoles, con fuertes vientos.

La gobernadora Fabiana Ríos firmó el decreto 1545 por el cual las dependencias provinciales fueron cerradas por asueto, tanto en la capital provincial como en la localidad de Tolhuin. En cambio, en la ciudad de Río Grande, en el norte de la provincia, el cielo permaneció despejado durante todo el fin de semana, por lo que la ciudad estaba limpia de nieve. En algunos sectores la acumulación de nieve llegaba a 70 centímetros, en tanto que en el Parque Nacional La Pataia era de un metro de altura. Durante la mañana las autoridades recomendaban a los vecinos de Ushuaia no salir de sus domicilios, salvo en los casos en que sea absolutamente necesario, para evitar inconvenientes y permitir el trabajo de las máquinas que quitan la nieve acumulada en las calles. Además se presentaban problemas con el transporte público, tanto en el caso de los colectivos como de taxis y remises, por la importante demanda existente y los problemas de circulación.

Compartir: 

Twitter

El gobierno pidió a la población que no se moviera de sus hogares salvo situaciones extremas.
Imagen: Gentileza Diario del Fin del Mundo
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.