SOCIEDAD › LA OMS NO SABE SI LO PEOR DE LA GRIPE A YA PASó O ESTá POR LLEGAR

Esperando la “segunda oleada”

Mientras la OMS exhorta a los países a prepararse para un rebrote de la pandemia, en Argentina las autoridades sanitarias coinciden en que pasó el pico. En el país se confirmaron 7173 casos y fallecieron 439 personas.

 Por Adrián Pérez

El anuncio se hizo ayer desde la ciudad de Beijing, y en principio insta a no bajar los brazos en la vigilancia y control de la pandemia provocada por el virus de la influenza A (H1N1): “No podemos decir con seguridad si lo peor ha pasado o está por llegar”, advirtió la directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, en una videoconferencia que tuvo lugar durante un congreso internacional sobre la situación de la influenza en la región de Asia-Pacífico. La responsable de la OMS también exhortó a la comunidad internacional a prepararse “para una probable segunda oleada de la gripe”, y subrayó que “los gobiernos se enfrentarán al desafío de cómo suministrar las vacunas”. En Argentina, las autoridades sanitarias nacionales y porteñas coincidieron en afirmar que pasó el pico de casos de gripe A, pero recomendaron mantener las medidas de prevención. La OMS, en cambio, advirtió que se mantiene una “transmisión activa” del virus en zonas de Argentina.

Durante un acto realizado en Tucumán, el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, aseguró que “se certificó que el pico de casos de gripe A ha pasado en Argentina”, aunque la epidemia “va a continuar un tiempo más, ya que en otros lugares se mantiene el piso de contagios por encima del promedio normal”. El ministro adelantó que fue invitado por el Departamento de Estado norteamericano para viajar a ese país y participar, junto a especialistas sanitarios, en una reunión donde se evaluará la situación de la pandemia.

Sobre las patentes de los medicamentos, Manzur volvió a reclamar una mayor flexibilización –como lo hizo la presidenta Cristina Fernández durante la última Cumbre del Mercosur en Paraguay–, para permitir la producción de la vacuna contra la influenza A en laboratorios de países de la región. “En situaciones como las que vivimos, cuando el virus está presente en 170 países del mundo, no se puede permitir que sólo cuatro o cinco laboratorios sean los que fabriquen las vacunas”, destacó el ministro.

En sintonía con las expresiones de Manzur, Jorge Lemus, ministro de Salud de la ciudad, especificó desde la sede del gobierno porteño que “la curva del brote está en disminución desde el 1º de agosto. Estamos en la etapa de mitigación, en franco descenso en la curva epidemiológica y entrando en los carriles normales de la época para la denuncia de enfermedades tipo influenza”. Por último, destacó que es necesario estar atentos: “Esto no significa bajar la guardia, hay que mantener las medidas de prevención”.

Por su parte, Pedro Cahn, jefe de la Unidad de Infectología del Hospital Fernández, coincidió en la caracterización hecha por las autoridades sanitarias nacionales y porteñas sobre la actualidad de la gripe A en el país: “Si tengo que guiarme por la experiencia del hospital, esa descripción se corresponde con la situación actual porque en Argentina se evidencia un retroceso de la enfermedad, pero –admitió– eso no quiere decir que no pueda volver el próximo invierno o que no tengamos casos en el verano. A pesar de que se ha retomado la actividad escolar y laboral, no hemos tenido evidencia de rebrote”, manifestó el especialista.

Para el presidente de la Fundación Huésped, a nivel mundial la situación es diferente porque “hay países que están entrando en la época invernal y otros, como el nuestro, que están saliendo; por eso se espera que en el Hemisferio Norte, con la llegada del invierno, la situación se complique, pero es importante resaltar que en esta pandemia todo el mundo trata de aprender de la situación del otro, de los aciertos y errores”.

La primera pandemia del siglo XXI fue declarada el 11 de junio pasado por las autoridades de la OMS cuando, en una conferencia desde su sede en Ginebra, Margaret Chan comunicó que el alerta sanitaria por la influenza A había alcanzado la fase 6. “El virus no puede ser detenido”, enfatizaba la directora del organismo internacional durante ese encuentro y destacaba que aunque el virus de la influenza era novedoso y se transmitía entre personas, “la pandemia era moderada”. Además, instaba a los laboratorios farmacéuticos a “comenzar rápidamente la producción de una vacuna para la gripe A”.

Hasta ayer, sobre 182.166 casos confirmados, la OMS informó que en todo el mundo se produjeron 1799 muertes. Mientras que en el último informe del Ministerio de Salud se declararon 7173 casos en Argentina, de los que fallecieron 439.

Compartir: 

Twitter
 

La imagen de personas con barbijo, tan común en los primeros días de la pandemia, ya es un recuerdo.
Imagen: EFE
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.