SOCIEDAD

Rehenes anti clausuras

La dueña de un boliche cordobés mantuvo ayer encerrados a unos 80 clientes en su local para evitar que los inspectores municipales clausuraran el comercio. Después, la mujer fue detenida por la Policía acusada de “privación ilegítima de la libertad”. El episodio comenzó a las 5 de la madrugada, cuando inspectores del municipio y varios uniformados arribaron al local Moment Night de la capital provincial, más conocido como El Bar de Nora, para clausurarlo porque carecía de habilitación. Entonces, ante la presencia de los fiscalizadores y después de haber sido clausurado otras 14 veces, la propietaria del negocio cerró el lugar y mantuvo cautivos a varios clientes.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.