SOCIEDAD › ANEGAMIENTOS EN DISTINTOS BARRIOS, SUSPENSIóN DE SUBTES Y TRENES, GRANIZO EN LA PROVINCIA

En 15 minutos se inundó media ciudad

Cayeron en promedio 57 milímetros en una hora, suficientes para anegar la avenida Juan B. Justo y alrededores, la General Paz y Mataderos, entre otros barrios. Duras críticas a Macri por la falta de obras contra las inundaciones.

En quince minutos, las calles, autopistas, desagües, plazas y las personas sin techo o paraguas de la ciudad de Buenos Aires recibieron ayer el impacto de 45 milímetros de lluvia. El temporal, que sumó 57 milímetros en una hora, dejó anegados varios barrios porteños en los que los vecinos hasta tuvieron que cruzar de esquina a esquina sujetados por una cuerda. Los barrios más afectados fueron los que están cercanos a la avenida Juan B. Justo. “La ciudad entra en crisis cuando caen 30 milímetros, por falta de obras desde hace años, y hoy (por ayer) las precipitaciones doblaron esa cifra en sólo una hora”, explicó a Página/12 el director de Defensa Civil porteño, Daniel Russo. El funcionario aclaró que no hubo ni evacuados ni heridos. En el conurbano bonaerense cayó granizo.

Entre las 16 y las 17 la tormenta azotó la ciudad y el agua caída alcanzó para que quedaran interrumpidas las líneas A, B y D del subte, se retrasara una hora el inicio del partido entre Chacarita y Newell’s, y se derramara una lluvia de críticas sobre el jefe de Gobierno, Mauricio Macri (ver aparte).

La zona más afectada de la ciudad fue desde la avenida San Martín hacia el Río de La Plata, por la avenida Juan B. Justo, ya que por debajo corre el canal del arroyo Maldonado. En la intersección de la avenida Santa Fe y Humboldt los vecinos debieron cruzar la calle sujetados a una cuerda. Otro de los barrios que más sufrieron el chaparrón fue Mataderos, donde se acumularon 53 milímetros de agua que anegaron las calles y taparon los autos superando la marca de los guardabarros. Con 41 y 24 milímetros los barrios de Villa Lugano y Boedo no se quedaron atrás. Otros puntos críticos fueron el paso bajo nivel de Yatay y las vías del ferrocarril Sarmiento, en Caballito; la esquina de Avenida del Libertador y Campos Salles, en Núñez, y el barrio de La Boca.

Desde Defensa Civil informaron que hubo caídas de árboles y mampostería de edificios, pero no produjeron heridos, aunque sí hubo pérdidas materiales. Cinco autos se dañaron en el barrio de Monserrat por la caída de un andamio ubicado en la obra de Independencia 1696. Otros vehículos quedaron averiados luego de que les entrara agua en el motor.

En el cruce de Pedro de Mendoza y California, en el barrio de La Boca, se produjo otro derrumbe por el que trabajaron una dotación de bomberos y un equipo de emergencias de la ciudad.

La inundación también llegó bajo tierra, donde las líneas de subte A, B y D prestaron servicio restringido hasta dos horas después de la tormenta. La línea del Premetro también tuvo dificultades para realizar su recorrido.

“El tiempo está inestable, por eso seguimos en alerta. Hay trabajando 300 personas de Tránsito, de la Subsecretaría de Emergencia y en la limpieza de los sumideros”, aseguró Russo.

Del otro lado de la General Paz, las precipitaciones fueron de 39 milímetros en Vicente López y en las localidades de General Pacheco, Campana y Tigre cayó granizo con piedras de “mediano tamaño”. El ferrocarril Mitre sufrió demoras y servicios cancelados en sus ramales José León Suárez y Mitre, y el Sarmiento circulaba con un servicio corto entre Moreno y Haedo, por vías anegadas en diversos puntos de su traza. En cuanto al tránsito, en las salidas y accesos de la ciudad de Buenos Aires, se registraron demoras en la avenida General Paz desde Cantilo hacia el Puente La Noria, y en la bajada de la autopista Illia hacia Salguero, mientras que la Panamericana estuvo muy congestionada hacia los ramales Pilar y Campana. También hubo retrasos en la autopista 25 de Mayo hacia el Oeste, igual que la Perito Moreno, en dirección a la General Paz y el empalme con el Acceso Oeste, y en el Puente Pueyrredón, para ingresar al conurbano por Avellaneda. Al anochecer, el tiempo mejoró, el agua fue escurriendo y los servicios se normalizaron.

Compartir: 

Twitter
 

La avenida General Paz fue una de las más afectadas por los anegamientos.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.