SOCIEDAD › EL CENSO 2010, CON EL ACENTO EN LOS AFRODESCENDIENTES Y PUEBLOS ORIGINARIOS

Con la mirada en las raíces

Ayer, las autoridades del Indec presentaron oficialmente el Censo, que se realizará el 27 de octubre. Además de los datos demográficos y de vivienda, se indagará acerca de la situación de las personas con discapacidad.

Por primera vez, un censo nacional se ocupará de la población afrodescendiente en la Argentina e indagará sobre las etnias a las que pertenecen aquellas personas que se reconocen como parte de los pueblos originarios. También se indagará acerca de la situación de las personas discapacitadas. Son las características sobresalientes del décimo Censo Nacional de Población, Hogares y Vivienda, que se realizará el próximo 27 de octubre, declarado feriado nacional, a fin de obtener datos demográficos y socioeconómicos del país. Ayer, en el marco del cierre de la Feria del Libro, tuvo lugar la presentación pública de la dinámica, el trabajo y los objetivos del censo. Durante el encuentro, Nina Jaramillo, representante de organizaciones territoriales de comunidades indígenas, señaló: “Nuestra mayor aspiración es que los resultados del censo arrojen que estamos frente a una Argentina intercultural y no como un todo homogéneo. Poder llevar nuestra diversidad étnico-cultural con orgullo”.

Los tres temas que tendrán su espacio dentro del cuestionario con el que se interrogará a alrededor de 40 millones de personas “son tres tópicos que no suelen tener un valor social positivo, porque a las personas les cuesta reconocerse dentro de ellos. Son sectores invisibilizados socialmente. Por eso a partir del censo, se va a obtener información para diseñar mejores y acordes políticas públicas”, afirmaron desde el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Si bien la información sobre personas con discapacidad y sobre los pueblos originarios fue incluida en el censo de 2001, en el próximo se propone una reformulación en la forma de encarar estos temas “sensibles”, remarcaron desde el Indec. “Respecto a pueblos originarios, en 2001 se preguntaba si alguna persona se reconocía como descendiente de una etnia, pero ahora se va a identificar la etnia a la que pertenecen”, citó como ejemplo durante la presentación en el salón Alfonsina Storni, la directora del Indec, Ana María Edwin.

En cambio, en el caso de los afrodescendientes, es la primera vez, “después de 115 años de censos”, que se va a interrogar sobre si las personas tienen miembros o antepasados afroamericanos, destacó Carlos Alvarez Nazareno, secretario general de la Asociación Civil Africa y su Diáspora. “En este censo nos vamos a encontrar con un desafío, que es romper con la invisibilidad. Este es un paso más que la Argentina tiene que dar en la lucha contra toda forma de racismo, y para tener un país mucho más plural y respetuoso”, enfatizó Nazareno.

Edwin cuestionó la forma en que se hizo el Censo 2001, “en el que hubo grandes omisiones en el conteo de la población”. Afirmó que, en cambio, en éste “se garantizará la inclusión. Los resultados develarán las injurias que se cometieron en nuestro país a lo largo del tiempo y que deben ser reparadas”.

El primer censo nacional tuvo lugar en 1869, durante la presidencia de Domingo Faustino Sarmiento, con una cobertura parcial del territorio. En el año del Bicentenario, se realizará el décimo. Se trata de la más grande de las movilizaciones del país, que involucra a 660 mil censistas y cuenta con la participación de toda la población, a través de las entrevistas directas. Además, cuenta con la cooperación de las direcciones provinciales de estadísticas, las Fuerzas Armadas y de Seguridad. Para este operativo está previsto un presupuesto de 303 millones de pesos para utilizar durante 2010, precisó el director técnico del Indec, Norberto Itzcovich. “Esta tarea implica recorrer todos los puntos del territorio nacional y para ello necesitamos una gran cantidad de recursos”, afirmó Edwin.

Según el decreto presidencial 67/2010, el miércoles 27 de octubre es feriado nacional. ¿Por qué ese día? “Para inmovilizar a la población, dentro de lo posible hacer que permanezcan en sus hogares. Si hubiéramos elegido un fin de semana –para reducir el costo de lo que significa parar el país–, puede que la gente se traslade más y eso arrojaría otros resultados”, señaló la directora del Indec. El énfasis está puesto en que ese miércoles, un día alejado del fin de semana, todos cooperen y se queden en casa a la espera del censista.

Informe: Rocío Ilama.

Compartir: 

Twitter
 

Representantes afroamericanos y de pueblos originarios, en los extremos del panel, con funcionarios de Indec.
Imagen: Leandro Teysseire
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared