SOCIEDAD › EL GOBIERNO NACIONAL DECIDIO SUSPENDER LA MEGAMUESTRA QUE MACRI NO AUTORIZO

Buenos Aires no será una Tecnópolis

La muestra Tecnópolis, con la que debían cerrar los festejos del Bicentenario, se hará, pero no en Buenos Aires, entre febrero y mayo próximos. Varias ciudades ya ofrecieron espacio para hacerla.

El gobierno nacional decidió ayer realizar la megamuestra Tecnópolis del Bicentenario, pero no en la ciudad de Buenos Aires, ni en la fecha prevista. Fue después de que venciera el plazo que la Casa Rosada le había dado al jefe de Gobierno, Mauricio Macri, para que reconsidere su decisión de no autorizar el evento. Hubo ayer mismo ofertas para organizarlo en las ciudades de Mar del Plata, Córdoba o en San Miguel de Tucumán, y propuestas de los gobernadores de distintas provincias, como Buenos Aires, San Juan y Chaco, entre otras. En cualquier lado que se haga, no será el 19 de noviembre, como estaba previsto, sino en febrero, si se realiza en una zona turística, o después de marzo.

“El evento se suspende... Es una gran tristeza la situación”, dijo el secretario de Cultura de la Nación, Jorge Coscia, quien fue el encargado de hacer el anuncio oficial. “El perjudicado (por la negativa de Macri) no fue el gobierno nacional sino el pueblo argentino, los estudiantes y las empresas de tecnología que ya habían preparado sus presentaciones”, afirmó.

Antes, Macri había ratificado que no autorizaría el evento, que según lo previsto debía realizarse en trece hectáreas en la zona de parques de Recoleta, desde Retiro hasta la calle Tagle. “Cómo pueden pensar que pueden cortar el tránsito en esa zona”, se preguntó el jefe de Gobierno. “No se puede hacer la muestra Tecnópolis a costa de mortificar la vida a millones de personas”, manifestó el mandatario comunal.

Macri fundamentó su decisión en los trastornos al tránsito que ocasionarían los cortes en la avenida Figueroa Alcorta y sugirió que se realizara el evento en otros espacios, como la Costanera Sur o el Parque Indoamericano. Desde el gobierno nacional aclararon que los cortes en esa avenida serían totales sólo el fin de semana del 20 al 22 de noviembre. Y rechazaron las opciones que aportó Macri pues, dijeron, en esos lugares no hay infraestructura suficiente.

“Les doy alternativas para que se haga la muestra en otro lado y se enojan. Uno tiene la mejor predisposición y encima se enojan”, se quejó ayer el jefe de Gobierno.

Lo cierto es que la ciudad se quedará sin la megamuestra, que se iba a desarrollar durante diez días, del 19 al 28 de noviembre. Al igual que los festejos del Bicentenario, en mayo último, se preveía que iba a convocar a gran cantidad de turistas, especialmente en los días del fin de semana largo, si es que se aprueba el feriado del Día de la Soberanía, que se traslada al 22 de noviembre.

“Es muy triste que por la mezquindad del jefe de Gobierno no pueda realizarse esta celebración: él va a tener su fiesta de casamiento el 19 de noviembre, pero los argentinos nos quedamos sin la segunda fiesta del Bicentenario”, dijo Coscia a Página/12. “Hemos recibido una gran cantidad de ofrecimientos de intendentes de Mar del Plata, de municipios del Gran Buenos Aires, y de distintas provincias que con gran generosidad se ofrecen para realizar la muestra”, relató Coscia. El funcionario estimó que Tecnópolis podría hacerse entre febrero y mayo del año próximo. “La decisión final sobre el lugar la va a tomar la presidenta” Cristina Fernández de Kirchner, aclaró.

La negativa de Macri y la posterior suspensión provocaron malestar entre la comunidad de investigadores que habían comprometido su participación para exhibir prototipos de los adelantos tecnológicos desarrollados. También generaron trastornos a los artistas invitados, que habían modificado su agenda internacional, como el grupo Bajofondo, dirigido por Gustavo Santaolalla. También se había comprometido la participación de Luis Alberto Spinetta y Babasónicos, entre otros, y cuatro instalaciones del grupo teatral Fuerza Bruta, entre ellas una burbuja de aire gigante (ver ilustración).

La decisión de Macri tomó por sorpresa a los funcionarios de la Unidad Bicentenario, que venían trabajando con funcionarios del gobierno porteño en la organización de la muestra. El permiso se solicitó el 6 de agosto y dos meses después Macri designó como interlocutor con el gobierno nacional a su ministro de Cultura, Hernán Lombardi. Incluso el ministro de Ambiente y Espacio Público concurrió a varias reuniones en la Casa Rosada con el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, y el coordinador de la Unidad Bicentenario, Javier Grossman. Se había iniciado el retiro del enrejado del Parque Thays, que ahora debe ser colocado nuevamente.

Con la suspensión, dijeron en el Ejecutivo nacional, la ciudad perderá otras inversiones, como el tendido de 15 kilómetros de fibra óptica, que iban a convertir la zona involucrada en una enorme área wi-fi. También quedan en la nada la reparación del monumento a la flor y la instalación de nuevas luminarias. En la Casa Rosada atribuyeron la decisión del jefe de Gobierno al resultado de una interna entre el ministro de Cultura, Hernán Lombardi, y el de Ambiente y Espacio Público, Diego Santilli, en la que se impuso el primero, opositor al festejo.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared