SOCIEDAD

Horacio Conzi estuvo en un resort de lujo y otra vez logró escapar

Los fiscales fueron hasta un exclusivo complejo turístico en Corrientes, pero Conzi ya no estaba. Lo habían vaciado para él.

 Por Carlos Rodríguez

Horacio Conzi es el enemigo público número uno y lo agobia la acumulación de pruebas por el homicidio de un joven. Sin embargo, no desecha los lujos: elige para esconderse lugares que se parecen al paraíso y hasta se da el gusto de levantar vuelo siempre a tiempo. Esta vez lo fueron a buscar a un complejo turístico exclusivísimo, en las cercanías de los Esteros del Iberá, uno de los sitios más hermosos del planeta Tierra. La partida policial, encabezada por los estoicos fiscales Mario Kohan y Hernán Collantes, llegó a la localidad correntina con los primeros cantos de las aves, a las 4 de la mañana de ayer, pero el pájaro buscado ya se había escapado. Entre los meses de enero y abril el atractivo turístico del complejo Pirá Lodge y su actividad crecen, pero ayer no había nadie. Ni turistas ni personal de servicio. Apenas un encargado que dijo “no saber nada del tal Conzi”. Los investigadores creen que el silencio que encontraron confirma que Conzi estuvo allí, solo, sin testigos molestos, y que volvió a escapar porque recibió “un aviso justo a tiempo”.
El complejo Pirá Lodge es explotado por los hermanos Fernando y Jorge de las Carreras, socios del modelo y joven empresario Martín Barrantes, devenido en “Pampito” después de su publicitado casamiento con la modelo Carolina Ardohain. El Pirá Lodge forma parte de un grupo de hoteles de lujo que se repiten en Tierra del Fuego y que cuentan con el aporte de inversores norteamericanos. Está ubicado a 65 kilómetros de la ciudad de Mercedes, que se encuentra a menos de 200 kilómetros de la frontera con el Paraguay y a escasos 150 kilómetros de Brasil. ¿Conzi habría salido ahora del país? Los investigadores creen que no: “Es posible que esté mucho más tranquilo si se queda en la Argentina, donde tiene una infraestructura que le permite encontrar lugares seguros”. Y bellos, habría que agregar.
El complejo en los márgenes del Iberá tiene una pista de aterrizaje
de 800 metros de largo, de tierra compactada y pasto, que permite llegar con aviones pequeños. Para viajar por tierra lo conveniente es ir en una camioneta 4x4, como hicieron ayer los fiscales. El principal atractivo, además de los Esteros del Iberá, es la pesca del dorado, en la modalidad “con mosca”, con estricta devolución del ejemplar al río una vez que se produjo la captura y que el feliz pescador se sacó la foto que corrobore la hazaña. Ir al Pirá Lodge no es para todos: de enero a abril, siete noches, es algo que se consigue pagando 3750 dólares por persona. Entre mayo y septiembre es algo más barato, pero nunca menos de 1750 dólares por cabeza. La temporada alta es de enero a abril. Por eso extraña que ayer los fiscales encontraran el complejo desierto de turistas y sin empleados. Les dieron “vacaciones” hace 15 días, por tiempo indeterminado. “No es normal”, sostuvo una fuente consultada por este diario.
“Soy un hombre difícil de atrapar.” Esto lo dijo alguna vez Martín Barrantes, sobrino de Susan Barrantes, la madre de la duquesa de York. Claro que se refería a su fama de playboy que escapa del matrimonio, hasta que lo atrapó Pampita. La frase, sin embargo, la podría decir Horacio Conzi, quien ya escapó por poco de otro operativo en el country NorDelta, en el Tigre, y fue buscado sin ningún éxito en dos estancias de Pergamino. El dato sobre su presencia en el Pirá Lodge les llegó a los fiscales el miércoles pasado. Enviaron unos sabuesos que confirmaron el dato con testimonios de varios lugareños que dijeron haber visto a Conzi.
Los fiscales, acompañados por personal de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Isidro, llegaron en avión a la ciudad de Corrientes y desde allí fueron en 4x4 hasta el complejo turístico. Todo fue en vano. El operativo sólo fue sorpresivo para las autoridades policiales correntinas, que se enteraron después de ocurrido, y para el gobierno. Recién ayer por la tarde viajó al lugar el subsecretario de Seguridad, Manuel Aguirre, para informarse sobre lo que ya pasó. Si Conzi estuvo allí, como creen firmemente los fiscales, alguien le avisó justo a tiempo. “Había testimonios coincidentes que confirmaban su presencia, perootra vez llegamos tarde”, comentó una fuente allegada a la causa. “Pirá”, en guaraní, significa “pescado”, pero Conzi se “piró”, bien en lunfardo.
Los fiscales sólo encontraron cabañas con lujo equiparable a un hotel cinco estrellas, lanchas modernas que recorren el Iberá habitado por yacarés y una flora y fauna incomparables, y un silencio que sólo rompe el canto de las aves. En la causa paralela por el supuesto atentado que sufrió Hugo Conzi, el hermano de Horacio, el fiscal Jorge Apolo ordenó ayer el secuestro de un maletín donde habrían detectado –como adelantó este diario– la presencia de partículas de elementos similares a los usados para fabricar el artefacto explosivo. Esto podría confirmar, como se sospechaba, que se trataría de un autoatentado. Las pruebas siguen acumulándose, pero Horacio Conzi sigue siendo un fantasma.

Compartir: 

Twitter
 

Una imagen del Pirá Lodge, un complejo cinco estrellas para pescar dorado, donde pasar una semana cuesta 3750 dólares por cabeza.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.