SOCIEDAD › JUAN PABLO II FUE NOMBRADO BEATO EN EL VATICANO TRAS UN PROCESO QUE SALTEó TODAS LAS REGLAS

Marche una beatificación express

Joseph Ratzinger, Benedicto XVI y ex secretario de Karol Wojtila, Juan Pablo II, lo nombró beato ante una multitud de fieles de todo el mundo que se congregó en la plaza del Vaticano. El proceso de beatificación fue urgente y atípico.

El papa Benedicto XVI proclamó ayer “beato” a su predecesor, Juan Pablo II (1978-2005), durante una multitudinaria ceremonia que congregó a más de un millón de personas de todo el mundo en la Plaza San Pedro. Los festejos por la beatificación se replicaron en catedrales, plazas y colegios de las diócesis argentinas que siguieron el evento por televisión.

De este modo, acorde a las necesidades de un Vaticano golpeadísimo por las denuncias mundiales contra curas pederastas, la beatificación de Juan Pablo II pasó a ser un modelo de canonización express, en tiempo record.

“Concedemos que el venerado Siervo de Dios Juan Pablo II, Papa, sea de ahora en adelante llamado beato”, proclamó el Papa.

Una inmensa fotografía de 1995 de un sonriente y saludable Karol Wojtyla se desplegaba en el balcón central de la basílica. Al correrse el velo que la cubría, un largo aplauso y griterío estallaron en la plaza, colmada con banderas de numerosas nacionalidades.

La beatificación del primer papa polaco de la historia, quien falleció el 2 de abril de 2005, a los 84 años, se llevó a cabo en tiempo record, “de razonable rapidez”, dijo el Papa, al ser inferior a los cinco años habitualmente necesarios para iniciar el proceso.

El Vaticano tendrá que atribuirle otro milagro tras su beatificación antes de declararlo santo. En principio, el proceso express de beatificación saltó tantas reglas que prácticamente permitiría pensar que alcanzar la misma beatificación constituyó el verdadero milagro, de no ser por la fuerte necesidad del Vaticano de reponerse de la deteriorada imagen por las denuncias de pederastia.

La sepultura definitiva de los restos de Juan Pablo II se realizará en forma privada en la basílica de San Pedro, en la capilla de San Sebastián, al lado de la capilla donde se encuentra la célebre obra La Piedad de Miguel Angel, en el ala derecha del templo. El culto litúrgico del nuevo beato será celebrado el 22 de octubre de cada año, en el aniversario del comienzo del pontificado de Juan Pablo II en 1978.

Ante el féretro de Juan Pablo II y una preciosa reliquia con su sangre desfilaban desde hace varias horas cientos de fieles. Benedicto XVI abrió la procesión y se recogió para orar en silencio ante su predecesor. Casi todos los países latinoamericanos enviaron delegaciones para rendir homenaje al pontífice que recorrió la región de punta a punta.

En total, 22 jefes de Estado y de gobierno asistieron al evento, entre ellos los presidentes de México, Felipe Calderón; de Honduras, Porfirio Lobo, y el controvertido presidente de Zimbabwe, Robert Mugabe. El canciller argentino Héctor Timerman, el senador nacional José Pampuro, el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, y el diputado Eduardo Fellner también presenciaron la celebración, en representación del país.

Durante la jornada, el cardenal español Agustín García Gasco Vicente, de 80 años, ex arzobispo de Valencia, falleció de un infarto poco antes de la ceremonia. En tanto, unas 280 personas sufrieron malestares y desmayos.

Lejos de la plaza, miles de polacos siguieron la beatificación en directo en pantallas gigantes. Miles de argentinos también lo vivieron por televisión. “Juan Pablo II, beato para el mundo”, fue lo que corearon miles de fieles, que colmaron la catedral de Buenos Aires y que esperaron desde el sábado por la noche la transmisión de la ceremonia. La vigilia se replicó en otras catedrales, plazas y colegios de las diócesis argentinas con el lema “No tengan miedo”, palabras que el pontífice pronunció al asumir en 1978.

Hoy se dará un homenaje a Juan Pablo II por su mediación en el conflicto por el canal de Beagle, que puso al país al borde de una guerra con Chile en la década del ’80. El tributo local al beato Juan Pablo II seguirá el miércoles en la sede de la Universidad Católica Argentina, en Puerto Madero.

Compartir: 

Twitter
 

La multitud se congregó en el Vaticano mientras en todo el mundo millones siguieron la escena por TV.
Imagen: AFP
SUBNOTAS
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.