SOCIEDAD › EN CóRDOBA SE INICIA EL JUICIO POR NATALIA GAITáN

Discriminación que mata

Fue asesinada en marzo de 2010 de un escopetazo. Cargaba con tres objetivos de la discriminación: era pobre, mujer y lesbiana. El padrastro de su novia es el imputado.

Un hombre será enjuiciado desde mañana en la capital cordobesa acusado de asesinar a Natalia “La Pepa” Gaitán, porque estaba en pareja con su hijastra. El crimen tuvo lugar en el barrio Parque Liceo Tercera Sección, un vencidario muy humilde en las afueras de la capital cordobesa. La familia de la novia de Pepa Gaitán estaba en desacuerdo con la relación. El 6 de marzo de 2010, el hombre, según los testimonios reunidos durante la investigación, fue a la casa donde convivía la pareja y le disparó a quemarropa con una escopeta, para luego llevarse a su hijastra a su casa. La Pepa murió al día siguiente en el hospital.

La organización cordobesa Devenir Diverse aseguró, a partir de la investigación judicial, que el imputado cometió el crimen porque se oponía a la relación amorosa entre las mujeres. Gaitán vivía en la Tercera Sección del Barrio Liceo y se desempeñaba como trabajadora comunitaria en la Asociación Civil Lucía Pía, dedicada a actividades solidarias. En esa actividad conoció a Dayana, quien debido al rechazo a la relación en su familia, especialmente de su padrastro Daniel Torres, debió mudarse a la casa de una tía.

Como antecedentes, la madre de Dayana, Silvia, había presentado una denuncia en una comisaría por fuga del hogar y se presentó en un juzgado para denunciar su preocupación por la homosexualidad de su hija y acusar a Pepa de corrupción. Durante una discusión en la que la Pepa intervino, el sábado 6 de marzo de 2010, Torres con una escopeta que había pedido prestada tiempo antes, le disparó a quemarropa. Natalia se desangró esperando la ambulancia en la puerta. Murió al día siguiente en el hospital.

“Estábamos acostumbrados a la discriminación –dijo en aquel momento Graciela Vázquez de Gaitán, la mamá de Natalia–. Pero nunca esperamos que una bestia pudiera cometer semejante horror. La mató como a un perro.”

La Cámara Séptima del Crimen de Córdoba tendrá a su cargo el juicio a Torres, acusado del delito de homicidio simple, una calificación que los familiares de Gaitán consideraron insuficiente.

Con motivo del inicio del juicio, militantes de organizaciones sociales, políticas y defensoras de los derechos humanos se concentrarán en los Tribunales II, situados en las calles Fructuoso Ribera y Artigas, para pedir justicia por el crimen. Las organizaciones insistirán en su pedido para que se apruebe una reforma a la Ley Antidiscriminatoria, que cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados de la Nación. La iniciativa contempla la incorporación a la norma como agravante en un homicidio, las razones de orientación sexual e identidad de género. La figura del femicidio en el Código Penal genera polémica incluso dentro del campo de los organismos especializados en la lucha contra la violencia de género.

“Este tipo de violencia es producto de prejuicios y de la estigmatización contra personas que no obedecen a una norma social impuesta”, expresó la abogada Natalia Milisenda, patrocinante de la familia de Gaitán.

Compartir: 

Twitter
 

Natalia “La Pepa” Gaitán tenía 27 años y era muy querida en el barrio donde vivía con su pareja.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.